Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

lunes, 19 de junio de 2017

Mud.







EL AMOR QUE CONVIERTE A UN HOMBRE EN PRÓFUGO, CONTEMPLADO POR DOS ADOLESCENTES.


Ficha técnica:


Título original: Mud.
País: Estados Unidos.
Año: 1012.
Duración: 125 minutos.

Guión y dirección: Jeff Nichols.
Casting: Francine Maisler.
Director de Fotografía: Adam Stone.
Música original: David Wingo.
Edición; Julie Monroe.
Dirección artística: Elliot Glick.
Decorador del set: Beauchamp Fontaine.

Diseño de Vestuario: Kari Perkins.
Jefe de Departamento de maquillaje: Tina Roesler Kerwin.
Responsable de peluquería: Alissa Shores.

Productor: Sarah Green, Aaron Ryder. Lisa María Falcone.
Productores ejecutivos: Tom Heller, Gareth Smith, Glen Basner, Mchael Flynn.
Diseño de producción: Richard A.Wright.
Compañías: Vértigo, Everest Entertainment, Filmnation Entertainment, Brace Cove/Filmnation Production


Intérpretes:


Matthew McConaughey: Mud,
Tye Sheridan: Ellis,
Sam Shepard: Tom,
Michael Shannon: Galen,
Joe Don Baker: King,
Ray McKinnon: Senior,
Sarah Paulson: Mary Lee,
Paul Sparks: Carver,
Jacob Lofland: Neckbone,
Reese Witherspoon: Juniper,


Sinopsis:


En una isla del Mississipi, Elis y Neckbonne se encuentran con Mud, un hombre con mucha fantasía que les cuenta que mató a otro en Texas para proteger al amor de su vida y que ahora le persigue un cazarrecompensas.

Críticas:


Este film que podéis ver de forma gratuita en el videoclub de ONO, ha recibido muy buenas críticas. La página Filmaffinity le otorga una media de 6,8  puntos, obtenida de casi 20.000 votos, una cifra de espectadores que se han dado cita en el sitio para dar su opinión nada habitual en nuestro país. El Tomatometer de la página Rotten Tomatoes le concede un 98% de aceptación de la prensa, consultadas 171 reseñas, de las cuales solo 4 son negativas; el público rebaja su valoración a un 80%, tras pulsar la opinión de 87,101 usuarios. Unas cifras, que comparadas con las valoraciones de otras obras de grandes directores, la sitúa en el terreno de la obra maestra, algo bastante dudoso ya que, al margen de la actuación de Matthew McConaughey, no aporta ninguna innovación estructural ni formal, si bien trata un tema delicado con un decoro y un respeto nada desdeñable.

El film recibió varios galardones, entre los que cabe destacar:


2012: Festival de Cannes: Sección oficial de largometrajes
2013: National Board of Review (NBR): Top 10 películas independientes
2013: Premios Independent Spirit: Premio Robert Altman. Nominada a Mejor director
2013: Asociación de Críticos de Chicago: Nom. Mejor intérprete revelación para Tye Sheridan.

Carlos Boyero la reviste de una dudosa aura de una infancia particular que no todos comparten y que él mismo atribuye al agotamiento tras ver una serie de películas en Cannes y tener la obligación de escribir sobre ellas. Cuando se decide a hacerlo define el film como "un retrato conmovedor de la adolescencia, de sus incertidumbres, deseos, miedos, urgencia de mitos, pureza, tortura, retorcimiento. Son dos críos que se han puesto la obligatoria máscara de dureza, uno huérfano, el otro con los padres a punto de divorcio. Viven en casas prefabricadas al borde de un río. Huyen cotidianamente a una isla. Allí está su héroe, un asesino, un hombre misterioso que se ha escondido allí y sobrevive como puede, un Robinson Crusoe al que ha herido el amor." (1)

Luís Martinez tras  un recorrido por Mark Twain y Tom Sawyer nos hace su sinopsis particular: "En 'Mud' se entretiene en contar la historia de dos chavales en el Misisipi; el río, pero también ese espacio que colonizará la imaginación de Twain y que, para siempre, define el universo que habita todas la infancias del planeta. Con precisión y buen gusto, la cámara acierta a describir la geografía de un lugar amenazante muy lejos del paraíso de plástico de los cuentos de Disney. Ya saben, lo que se descubre son cosas tales como el amor, el miedo, la mentira y la traición. De otro modo, todo aquello que nos separa de nuestra condición de estúpidos a tiempo completo: la edad adulta." (2)

Salvador Llopart contextualiza el relato de Niccols afirmando que su "fuente de inspiración, menos legendaria pero no por ello menos evidente, se encuentra en su voluntad de realismo: de un cierto realismo que podemos definir como sucio. El paisaje de Mud es el de los blancos pobres, eso que los americanos llaman white trash. Gente en el lindero de la pobreza, viviendo por y para el Mississippi, que es como el sumidero de la riqueza, allí donde todo va a parar. El río, y su paisaje, proporciona un fondo destartalado, de barro y chatarra, más propio de los cuentos de Raymond Carver que de Twain. Un paisaje de miseria, real pero también moral, matizado en Mud por la mirada compasiva de Nichols. (3)

Sergi Sanchez también ve la influencia de Mark Twain en Lo que siente Mud (Matthew McConaughey) por Juniper (Reese Witherspoon) es ese amor auténtico que Jules no puede detectar en sus padres, que se están separando. Es un amor no del todo correspondido, y Ellis «busca desesperadamente cómo hacer para que el amor funcione», explicó Nichols. Mud vive en estado salvaje, en pleno contacto con la Naturaleza, esperando el momento para reunirse con su amada, cuando encuentra por casualidad a dos cómplices imberbes que le salvarán la vida. Nichols respeta a rajatabla el punto de vista que escoge para contar la historia, y esa mirada, entre lúcida y romántica, del adolescente rebelde conserva la sensibilidad con que Rob Reiner dirigió «Cuenta conmigo» o Twain escribió «Las aventuras de Huckleberry Finn». (4)

En Estados Unidos la actitud de los críticos es muy parecida ante un nuevo director que nace y que estamos obligados a seguir su trayectoria. El director de Take Shelter 2011), Midnight Special (2016) y Loving (2016).

COMENTARIO:


No es la primera vez que el río se convierte en símbolo de la trayectoria vital de un hombre, ni que unos niños, en busca de aventuras se topen con una banda mafiosa, y sea en la literatura,-todos los críticos han establecido una relación entre Mark Twain y Tom Sawyer-, o cinematográfica, como 'Los Goonies', dirigida a un público infantil, (Richard Donner, 1985). No hay nada que pueda saciar el anhelo de un joven que está a punto de dejar atrás su niñez, como encontrarse con un hombre misterioso, con un  pasado turbulento, que viven en un barco colocado en la copa de un árbol. No importa  cómo ni con qué medios ha llegado allí. Si, además, estos niños se encuentran en una penosa tesitura en el momento en que muchos pierden la inocencia, entramos ya en el terreno de las grandes reflexiones del hombre en torno al amor, la familia y la muerte, una  realidad compleja que invadirá la vida de estos dos adolescentes: Ellis ( Tye Sheridan) cuyos padres están a punto de divorciarse, lo que para él supone mucho más que la costumbre de ver a sus dos progenitores cada dí, debe, además, abandonar su modo de vida, aquel en el que ha crecido y se ha formado, en una casa flotante en el margen de uno de los ríos más impresionantes e históricos del mundo, e irse a vivir con su madre a una ciudad impersonal. El huérfano Neckbonne, al que le ha faltado todo, incluso ese amor paternofilial, aunque le acompaña en sus delirios, es mucho más prosaico.

Ellis está dispuesto a dar todo lo que tiene, incluso su propia vida, para conseguir lo imposible: evitar que la pareja de Mud y Juniper fracase; ambos constituyen una especie de talismán con un poder apotropaico cuya fuerza reisde en alejar el mal que más teme: la separación de sus propios padres, que va a romper la continuidad armónica del río de la vida en el que ha crecido y se ha desarrollado. Pero pronto entenderá que la posibilidad entre un hombre y una mujer de entenderse para toda la vida Pronto entenderá que no es algo tan fácil. El mejor amigo de Mud define a la mujer de la que siempre ha estado enamorado  el prófugo, huido de la justicia por matar al hijo de un poderoso gángster que la maltrataba, como una mujer voluble que lo dejaba pero se arrastraba detrás de la serpiente más mezquina, y sólo cuando el bicho de turno la dejaba volvía con él. Ambos estaban destinados al fracaso, especialmente porque él era débil e incapaz de abandonarla. Ellis comprueba que lo que le cuentan es verdad, pero culpa a Mud por no esforzarse demasiado.

La conclusión de una relación como ésta es la desconfianza del que algunos consideran un sentimiento noble, el amor, un mal que si no te andas con cuidado te destruye  una mala lección para un adolescente que comienza a sentir las mariposas en el estómago, y que con tan buenos maestros llega a protagonizar alguna escena violenta, Los hombres del lugar le aconsejan que si alguien le destruye el corazón no vaya por el mundo con la cara larga sino que se recupere y saque brillo a su espada. Dicho en román paladino, que busque a otra mujer. Jeff Nichols no hace ninguna concesión  a un happy end comercial y la pareja paterna y la idealizada acaban sin encontrarse y Ellis debe abandonar el  mundo en el que, a pesar de la modestia (se habla de white trash americana)  fue feliz con su amigo huérfano y vivió sus aventuras como adolescente. Un film fantástico del que se puede disfrutar durante  12 horas en el Videoclub de ONO.




(1) 'Mund' un precioso retrato adolescente. Diario 'El País',
(2) Tom Sawyer revisitado. Diario 'El Mundo', 26 de mayo de 2017.
(3) Niños de leyenda en 'Mud', 26 de mayo de 2012.
(4) McConaughey salvaje en Cannes, La Razón, 27 de mayo de 2012.





No hay comentarios:

Publicar un comentario