Páginas vistas en total

martes, 18 de julio de 2017

El amanecer de los muertos. Zack Snyder.









Ficha técnica:


Título original: Dawn of the Dead.
País: Estados Unidos.
Año: 2004.
Duración: 101 minutos.

Dirección : Zach Snyder.
Guión: James Gunn, según el guión de George A.Romero.
Casting: Joseph Middleton, C.S.A.
Dirección de Fotografía: Matthew F.Leonetti, A.S.C.Color.
Música: Tyler Bates; Supervisor: G.Marq Roswell.
Montaje: Niven Howie.
Dirección artística: Arwinder Grewal.



Productores: Marc Abraham, Eric Newman y Richard P.Rubinstein.
Co-productor: Michael Messina.
Productores ejecutivos: Thomas A.Bliss, Denis E.Jones y Armyan Bernstein.
Diseño de Producción: Andrew Neskoromny.
Compañías: Strike Entertainment, New Amsterdam Entertainment, Metropolitan Filmesport para Universal Pictures.

Ficha artística:


Sarah Polley: Anna,
Ving Rhames: Kenneth,
Jake Weber: Michael,
Mekhi Phifer: André,
Ty Burrell: Steve,
Michael Kelly: C.J.,
Kevin Zegers: Terry,
Michael Barry: Bart,
Lindy Booth: Nicole,
Jayne Eastwood: Norma,
Matt Frewer: Frank,
Inna Korobkina: Luda.

Sinopsis: 


Amanecer de los muertos es un remake de Zombi de George A.Romero, opera prima de Zach Snyder. Una inexplicable plaga ha diezmado la población del planeta, convirtiendo a los muertos en horribles zombies que continuamente buscan carne y sangre humana para sobrevivir. En Wisconsin, un variopinto grupo de personas que han escapado a la plaga, tratan de salvar sus vidas refugiándose en un centro comercial, donde deben aprender no sólo a protegerse de las hordas de zombies, sino también a convivir.

Comentario: 


Es curioso el contraste que se establece entre la crítica cartesiana y lúcida de Antonio José Navarro, que nos hace replantearnos algunos criterios de análisis, no así otros que compartimos y hemos expuesto en este blog, con la valoración de uno de los periódicos más progresistas de Estados Unidos, The New York Times, en el que Elvis Mitchell sentenciaba que "Su posible videojuego seguro que es más divertido...". Navarro, apoyándose en la erudición más exquisita, trata de demostrar que el cine de terror es una estructura que permite experimentar todo tipo de metáforas relacionadas con los comportamientos, miedos y deseos, individuales y colectivos, del ser humano, que cristalizó en el cine de zombies de los años 70, que representó la fuerza de lo desconocido, lo ignoto, cuyo lenguaje transgresor es una figura retórica de un Apocalipsis laico.

Muchos han visto en la película de Snyder paralelismos con los terroristas islámicos, que buscan convertir a su causa al resto de ciudadanos con métodos violentos coactivos: la transmisión de la infección se ve como una forma simbólica de lavado de cerebro radical, que puede afectar a cualquiera, por lo que cualquiera se convierte en una amenaza potencial, y la paranoia se erige como un instrumento para la propia supervivencia. Pero en el film de Snyder, a pesar de algunas imágenes iniciales, los zombis no son peligrosos extremistas islámicos, sino los pobres, los oprimidos y desamparados, superando la crítica del consumismo compulsivo cuestionado por George A.Romero. En Snyder la metáfora se alza como una 'siniestra ilustración del pensamiento filosófico de Herbert Marcuse (1898-1979) y amplía la crítica de Romero son un singular montaje': los sobrevivientes se prueban ropas y zapatos caros, ven películas en televisores de enormes dimensiones, fornican en lujosas camas, e incluso juegan al golf..."

Los zombis de Zach Snyder son la expresión caótica, fantástica de "unas masas liberadas de la represión del sistema, obsesionadas con la feroz extinción de los elementos de oposición (humanos) que ansían perpetuar las estructuras económicas/políticas que nos explotan, al tiempo que nos niegan un sentimiento de clase y una posibilidad de cambio, pues su "conciencia feliz" les hace creer que todo va bien y que el Sistema satisfará sus necesidades sin problemas. Viven en el conformismo, sin remordimientos. Hay guerras en la periferia, sí, muerte y tortura, pero en la metrópoli todo es felicidad..." (Zach Snyder. El ilusionista digital. José Antonio Navarro. Dirigido por...2013).

Pero el articulista va más lejos al hablar del sentimiento de seguridad y superioridad de los humanos atrincherados en el mall (el gran almacén) que les empuja a convertir la violencia en una diversión, en un disfrute por el exceso, aunque los zombis, memoria de los que murieron en el pasado en aras de una civilización sin represión o devorados por el sistema hayan regresado para vengarse. (Habrá que replantearse el significado de 'La Niebla' de Darabont). El gran almacén aparece como el espacio en el que nos refugiamos con los nuestros y nos distanciamos del 'otro', el espacio que nos da una falsa sensación de seguridad... Zack Snyder se revela como un buen storyteller de gran frialdad que cuestiona la orientación sectaria y manipuladora de los medios de comunicación, especialmente de la televisión, cuyas desinformaciones sobre el cataclismo 'son una excusa para que las fuerzas reaccionarias que las financian adoctrinen a las masas (...)", amenazándolas con las penas del infierno por la degradación del hombre a causa del sexo con fines hedonistas, el aborto o la homosexualidad, las banderas ideológicas del capital con las que aglutina a las masas.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario