Páginas vistas en total

martes, 11 de julio de 2017

Frase para la posteridad de Macarena Berlín.




Macarena Berlín, la sucesora de Gemma Nierga , se bautiza en 'Hoy por Hoy' con una exhibición de su gran cultura cinematográfica. Cuando un tertuliano, de broma o en serio, ha dicho que su película preferida es 'Tiburón', ha respondido con sorna: ¿Pero, hemos contratado en la SER a alguien al que le gusta 'Tiburón?

No hay que alarmarse respecto a que alguien que dirige un programa de audiencia millonaria, concebido para a la clase media española, muestre su total ignorancia de la teoría fílmica, referida a un nuevo modo de representación nacido a comienzos del siglo XX, que crece y crece en el XXI. Al fín y al cabo estamos hablando de una manifestación artística concebida para los pobres, según afirma Noël Burch en 'El tragaluz del infinito'. Pero, si no le importa esto, al menos debiera preocuparse de que  un arte nacido para distraer a las clases bajas, haya adquirido tal importancia en la transmisión de valores, que todos quieren controlarlo. Y Steven Spielberg no ha jugado un papel menor en su desarrollo.

Continuamos con el desprecio al cine desde una cadena que en otros tiempos fue referente de muchos españoles. Eso explica que se haya bajado el IVA de todos los espectáculos,( teatro, danza, corridas de toros y otros eventos culturales) y  se haya seguido castigando al séptimo arte con un impuesto añadido del 21%. Se dan muchas razones, entre otras la venganza del gobierno por el 'No a la Guerra' (Borja Hermoso), aunque quizá lo que subyace es el desprecio hacia un espectáculo que, a pesar de la subida de precios, sigue siendo asequible para las masas, comparado con la opera, el teatro o los espectáculos taurinos, sin tener en cuenta las reflexiones de intelectuales como Marshall McLuhan acerca de que quien desprecia la cultura de masas, desprecia a la masa misma, u otras más incisivas como la de Theo Angelopolus en 'Eleni', que recibió clases directamente de Levy-Strauss, quien sostiene que  creía que nuestro mundo, el que hemos creado entre todos, necesita más que nunca el cine, al que veía como la última forma de resistencia de los hombres, cuya arma más poderosa residía en captar con la cámara las fronteras, los límites, la mezcla de idiomas y culturas de hoy, e intentar buscar un nuevo humanismo, una nueva vía...

Somos conscientes de que estos espacios son de entretenimiento y divulgación, aunque se atreven con todo, sin importarles el daño o beneficio que puedan reportar (terrorismo, homosexualidad...), lo que no justifica una exhibición innecesaria de analfabetismo cinematográfico o de cualquier otro tema. Una bofetada para los amantes de toda manifestación artística, incluido el cine.


TIBURÓN, UNA DE LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA DEL CINE



No hay comentarios:

Publicar un comentario