Páginas vistas en total

sábado, 29 de julio de 2017

Fuego en el mar. Gianfranco Rosi.








Ficha técnica.


Título original: Fuocoammare.
País: coproducción Italo Francesa.
Año:  2016.
Duración: 108 minutos.

Dirección: Gianfranco Rosi.
Guión: Gianfranco Rossi.
Dirección de Fotografía:
Música: Stefano Grosso.
Edición: Jacopo Quadri.
Coordinación de post-producción: Fabrizio Federico.

Productores: Donatella Palermo, Gianfranco Rosi, Serge Lalou, Camile Laemlé.
Productor ejecutivo: Stemal Entertainment; Francia_Les Films D'Ici; Olivier Pere, Rémi Burah de Arte France Cinéma  y Martine Saada y Bernard Comment de Arte France-Unité Societé et Culture.
Delegado de producción: Tina Pistoia.
Compañías: Caramel Films, Doc-Film International, Direziones Generales Cinema, 21UnoFilm Stemal Entertainment, Les Films d'ici Arte France Cinema,y la participación de Arte France , Istituto Luce Cinecittà y RAI Cinema Cameo (distribución de DVD y Blu ray

Film reconocido de interés cultural con la contribución económica del Ministero dei Beni e Delle Actività Culturali e del Turismo, Direzione Generale Cinema', con el patrocinio del Comune di Lampedusa.

Premios:


2016: Oso de Oro a la Mejor Película del Fstival de Berlín.
2016: Perlas, Fstival de San Sebastián.

Personas que intervienen:


Samuele Pucillo,
Mattias Cucina,
Samuele Caruana,
Pietro Bartolo,
Giuseppe Fragapane
Maria Signorello,
Francesco Paterna,
Francesco Mannino,
María Costa.


Sinopsis:


Samuele tiene 12 años y vive en una isla en medio del mar. Va al colegio, le gusta lanzar su tirachinas e ir de caza. Le gustan los juegos en tierra firme, a pesar de que vive en un lugar en el que todo gira alrededor del mar y de los hombres, mujeres y niños que intentan atravesarlo para llegar a su isla. Pero la suya no es  una isla  cualquiera. Es Lampedusa y es la frontera más simbólica de Europa, que en los últimos 20 años atraviesan miles de inmigrantes en busca de la libertad.


Comentario:


El texto fílmico comienza con una descripción de la isla de Lampedusa, que tiene una superficie de 20 km2, está a 70 millas de la costa africana y a 120 de la siciliana. A continuación se ilustra al espectador de la carga que está soportando este pequeño pedazo de tierra que en los últimos 20 años ha recibido a 400.000 inmigrantes; se estima que han perdido la vida 15000 personas intentando cruzar el canal para llegar a Europa. Este prólogo nos informa del compromiso del equipo técnico, productores y actores, y representa, mejor que ningún otro escrito, la tragedia que se está produciendo en aguas del Mediterráneo.

Al frente del equipo se sitúa el realizador Gianfranco Rosi  de origen italiano italiano, que domina los oficios de director de fotografía, productor y guionista y se hizo célebre por su película Sacro GRA que ganó el León de Oro en el 70 Festival Internacional de Cine de Venecia en 2013; en 2016 ganó el Oso de Oro en el 66 Festival Internacional de Cine de Berlín por el film que hoy presentamos, convirtiendo a Rosi en el único cineasta documentalista que obtuvo grandes premios en los principales festivales de cine europeos (Cannes, Berlín y Venecia) . No hay mucha más información sobre este director que milita en el cine de los márgenes, según terminología de Luís E. Parés, que, sirviéndose de la imagen de una carretera, afirma que las flores no pueden crecer por donde circulan la mayor parte de los automóviles, sino en los bordes. El documental se ha realizado con tecnología digital, que, si bien ofrece una buena calidad, se ha hecho con un bajo presupuesto: $1,000,000., lo que permite muy pocos escenarios y está construido en su mayor parte con tomas fijas.

Es en este tipo de cine en el que el crítico ha de dar lo mejor de sí mismo, lo más sincero, sin el apoyo de gran cantidad de bibliografía que le proporciones argumentos de autoridad directamente relacionados con el texto fílmico. La actualidad del tema que contempla Rosi añade una nueva dificultad, ya que aborda hechos y políticas europeas y mundiales que ocupan gran parte de los espacios de los periódicos, centrándose en las políticas de los diferentes gobiernos y en la hipocresía de unos 'ciudadanos' que, haciendo prevalecer sus privilegios sobre sus propios conciudadanos, apenas tienen algo más que ofertar a los recién llegados que campos de internamiento, pequeñas entradas de los bancos donde extender un saco y protegerse del frío o una esquina en la que mendigar. Para suavizar la dureza de la historia intercala imágenes apenas dramatizadas de un niño que tiene un ojo vago, al que vemos jugando, haciendo deberes junto a su abuela, disparando su tirachinas o en la clínica del oftalmólogo.

El diario 'El País' ofrece este documental por un precio que se acerca a los 10 euros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario