Páginas vistas en total

viernes, 18 de agosto de 2017

Ana, mon amour. Cälin Peter Netzer.




Ficha técnica:


Título original:
País :  Francia.
Estreno en España: 25 de agosto de 2017.
Duración: 127 minutos.

Dirección: Cälin Peter Netzer.
Guión: Cälin Peter Netzer, Cesar Paul -Badescu.
Casting: Iulia Lumânare.
Dirección de Fotografía: Andrei Butica.
Música:
Edición: Dana Bunescu.

Diseño de Vestuario: Augustina Stanciu.

Productores: Cälin Peter Netzer.
Productores ejecutivos: Oana Iancu.
Compañías productoras: Parada Film, Augenschein Filmproduktion, Sophie Dulac Productions. Distribución: Freeman Entertainment, Digital Cube...


Intérpretes:



Diana Cavallioti :Ana,
Mircea Postelnicu : Toma,
Carmen Tanase : Madre de Toma,
Vasile Muraru : Padre de Toma,
Adrian Titieni ; Psícologo,
Tania Popa :  madre de Ana,
Igor Caras-Romanov : Igor,
Ionut Caras : Bogdan

Edición:



Toma y Ana se conocen en la universidad, se enamoran y se casan. Toma cuida de ella y parece estar al mando de la situación, cuando, en realidad, únicamente está gravitando en torno a una mujer a la que no puede comprender. Cuando Ana vence sus miedos y logra triunfar, Toma permanece aislado, intentando comprender el torbellino que ha sido su vida con ella.

Crítica:


Las críticas se dividen a partes iguales entre los críticos que han disfrutado con el film y aquellos a los que no les ha gustado nada. Para Sergi Sánchez (Fotogramas) : "La metodología asociativa del psicoanálisis procura un esqueleto narrativo al filme que lo aleja de las exigencias de la cronología lineal, de modo que el espectador tiene la impresión de vivir la experiencia de este exorcismo de un modo completamente subjetivo. La transparencia del estilo anima a que, dramáticamente, la película se viva con inusitada intensidad. Cualquiera que haya tenido o viva en pareja puede sentirse identificado con la riqueza de matices con que Netzer retrata una relación amorosa." (1)

Esta parece una de las películas de Nando Salvá: "Planteada no como una narración cronológica sino como una colección de momentos desordenados en el tiempo, la película contempla con ojo de halcón los sistemas de control y dependencia que se generan entre cónyuges y que tienen consecuencias devastadoras para ambas partes, los sacrificios que se tornan reproches, las competiciones que tratan de dirimir quién da y quién recibe más, las sospechas, las paranoias, y la intrusión de agentes externos como la familia, la religión y el psicoanálisis." (2)

Tiene su gracia el comienzo del artículo de Luís Martínez: "Desde el punto de vista de la biología, eso que llamamos amor no es más que un recurso adaptativo; un mal menor. Mirado de forma más o menos fría, la idea de vivir con alguien resulta, cuanto menos, engorrosa. ¿Quién en su sano juicio quiere compartir el mando a distancia? De tener hijos, ni hablamos. Digamos que la naturaleza, sabia como es, se dio cuenta hace tiempo de que si no inventaba algo rápido nos extinguíamos." (3)

En estados Unidos no parece haber complacido tanto. Deborah Young, para quien es un drama romántico poco dramático, por la estructura complicada.(4) Jay Weisberg considera que este drama sobre una relación inestable resulta demasiado rápido y despreocupado por la cronología, y no consigue que los personajes sean cautivadores. (5)


(1) Fotogramas.
(2) Festival de cine de Berlín, 'El Periódico, 17  de febrero de 2017.
(3) Rumanía, mon amour. Diario 'El Mundo', 17 de febrero de 2017.
(4) Ana, mon amour: reseña de  'The Hollywood Reporter'  de 17 de febrero de 2017.
(5) Festival de Berlíb, Variety, 17 de febrero de 2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario