Páginas vistas en total

Adsense




miércoles, 16 de agosto de 2017

Besos robados. François Truffaut








Ficha técnica: 


Título original: Baisers Volés. 
País: Francia. 
Año: 1968. 
Duración: 90 minutos. 

Dirección: François Truffaut. 
Guión: François Truffaut, Claude de Givray y Bernard Revon. 
Dirección de Fotografía: Denys Clerval. Eastmancolor. 
Operador de cámara: Jean Chiabaut. 
Música original: Antoin Duhamel y Charles Trenet. Canción de Charles Trenet: "Que reste t'il de nos amours". 
Sonido: René Levert. 
Edición: Agnès Guillemot. Script girl: Suzanne Schiffman. 
Decorados: Claude Pignot. 

Producción: Marcel Berbert. 
Diseño de producción: Claude Pignot. 
Compañías productoras: Les Filmes du Carrosse/Artistes Associés. DeAPlaneta Home Entertainment.  


Intérpretes: 


Jean-Pierre Léaud: Antoine Doinel, 
Claude Jade: Christine Darbon, 
Daniel Ceccaldi: Sr. Darbon, 
Claire Duhamel: Sra. Darbon, 
Fabienne Tabard, Michael Lonsdale : 
Georges Tabard, 
Harry Max: Señor Henri, 
André Falcon: Señor Blady, 
Catherine Lutz: Catherine, 
Paul Pavel: Julien, 
François Darbon: Ayudante Picard, 
Jacques Rispal: Sr. Colin,
Jacques Delord: Robert Espané. 



Sinopsis: 



Trufautt recupera a su entrañable Antoine Doinel, de nuevo con Jean-Pierre Léaud como protagonista, y filma con mucha sensibilidad y con un irónico sentido del humor la cotidianidad de Doinel, que pasa de portero de noche de un hotel a detective privado. Aquí también comenzarán sus problemas con las mujeres. La ligereza, teñida de una leve nostalgia y de un cierto desencanto vital, impregnan esta obra maestra. 



Premios (Filmaffinity): 


1968: Nominada al Oscar: Mejor película de habla no inglesa 
1968: Globos de oro: Nominada Mejor película de habla no inglesa 
1969: Círculo de críticos de Nueva York: Nominada a Mejor Actriz de reparto (Seyrig)  


Comentario: 


Las películas del entrañable Truffaut producen ternura, nostalgia del tiempo perdido y alegría de vivir. Sólo otro director despierta emociones parecidas: Andrei Tarkovsky, que añade grandes dosis de melancolía, tristeza soledad y desengaño. Ambos tuvieron infancias difíciles, la diferencia radica en que el ruso abandonó su país, lleno de esperanza y en la Europa capitalista y liberal sólo recibió el apoyo de sus colegas, cineastas comprometidos que entendieron sus propuestas cinematográficas y le apoyaron en su enfermedad, costeando su tratamiento. Ambos, no obstante, pagaron cara su factura vital, y murieron unos pocos años después de los 50. Curiosamente los dos nacieron en 1932.

Muchos, que no comparten la sensibilidad de Truffaut, no entienden la elección de Pierre Léaud para encarnar a Antoine Doinel, el alter ego del cineasta; esta es la razón por la que se ha comparado con Léaud al protagonista de Submarine, de Richard Ayoade, Oliver Tate, un joven privado de toda la espontaneidad, desparpajo y seguridad en sí mismo del protagonista de 'Besos robados'. Truffaut, que desde la infancia recibió sus cuatrocientos golpes, nos mostró cómo se puede ser digno, íntegro y feliz en la pobreza, hasta el extremo de acomplejar a quien cree tenerlo todo, lo que lo hace insoportable para algunos. Este carisma y este saber hacer del francés fue captado inmediatamente por la generación que revolucionó la industria cinematográfica , los barbudos a los que se llamó los 'Wonder Boys' de los 70 (Lucas, Spielberg, Scorsese, Brian de Palma...); Steven Spielberg lo llamó junto a él para participar en su magnífico proyecto "Encuentros en la tercera fase". 

Antoine Doinel no es un alelado, sino todo lo contrario, un espabilado que se crece ante las dificultades y que en ocasiones no mide bien sus fuerzas. El resultado de la conjunción del mejor director y un buen elenco de actores es una comedia magistral, una auténtica obra de arte, que no se olvida fácilmente, y que dejo impresas las imágenes impagables de un joven escuálido, expulsado del ejército, en un prostíbulo y desempeñando las funciones de portero de noche de un hotel, una agencia de detectives privados o una empresa de reparaciones a domicilio. El niño, que pasó durante su infancia por un reformatorio, reaparece con fuerza en 'Baisers Volés'.


No hay comentarios:

Publicar un comentario