Páginas vistas en total

domingo, 27 de agosto de 2017

Poltergeist. Tobe Hopper. In memoriam 27/08/2017





HOY, 27 DE AGOSTO DE 2017 NOS HA DEJADO TOBE HOPPER. EN OCTUBRE DE 2011, CUANDO EL BLOG APENAS LLEVABA UN AÑO DE ANDADURA ESCRIBIMOS ÉSTO SOBRE  POLTERGEIST.




La televisión es la ventana por la que entran en los hogares  los fantasmas  de aquellos que están muertos y no lo saben; dos advertencias a esta familia de aldeanos despreocupados: la de Spencer Tracy en un filme que emite un canal de televisión, en el que duda  de si está loco o muerto,  y  el deceso repentino del canario de Carol Anne, que disfruta de unas honras fúnebres  y un descanso en el jardín, que  la avaricia  niega a muchos hombres.


Ficha técnica:


Título original: Poltergeist.
País: EE.UU.
Año: 1982.
Duración: 114 minutos.

Dirección: Tobe Hooper.
Guión: Steven Spielberg, Michael Graisn & Mark Victor, basado en una historia de Steven Spielberg.
Música Jerry Goldsmith.
Sonido: MarkA. Mangini & John Dunn.
Edición: MichaelKahn, A.C.E.
Dirección de Fotografía: James H. Spencer.

Maquillaje: Dorothy J. Pearl.
Vestuario: Charles DeMuth.

Producción: Steven Spielberg & FrankMarshall.
Compañías: MGM Trade Mark, Tobe Hooper Film, Steven Spielberg Production.


Intérpretes:


Jobeth Williams,Graig T. Nelson, Beatrice Straight, Dominique Dune, Oliver Robins, Heather O'Rourke,


Sinopsis.


El director Tobe Hooper, junto a Steven Spielberg y el maestro de los efectos especiales, George Lucas, nos presentan una extraordinaria inmersión en el mundo de lo sobrenatural. Poltergeist es un clásico del cine de terror y una de las películas más estremecedoras jamás filmada (Newsweek).

La vida resulta muy tranquila para la familia Freelings hasta el día en que múltiples fuerzas de otro undo invaden la tranquilidad del hogar. Al principio se trata de algunos sucesos paranormales, pero pronto su casa se convierte en un torbellino de fenómenos sobrenaturales. Los intrusos no son precisamente cordiales y si la desafortunada familia no abandona su hogar será arrastrada a una pesadilla que va más allá de lo imaginable.


Comentario.


Dos manchas emborronan  la conciencia del pueblo americano y emergen en casi todas las manifestaciones literarias, plásticas y visuales: La forma en que se colonizaron las tierras, arrebatándoselas a los indios aborígenes, y las pautas que se  siguieron en la construcción de urbanizaciones de residencias exentas que forman el típico paisaje de los suburbios americanos sobre cementerios, con gran  menosprecio por los muertos, las creencias y la sensibilidad de los pueblos que habían habitado en los lugares donde hoy se alzan esas colonias de casas prefabricadas, paisaje muy repetido  en el cine norteamericano  que forma parte del imaginario colectivo.

El filme comienza emblematizando a sus personajes, una familia pequeño-burguesa,  y su forma de vida muy reconocible en pueblos desarrollados o en vías de desarrollo: muebles estándar, como los europeos de Ikea, vajilla  adquirida en grandes superficies, televisores de marca Sony, ( uno en cada habitación), y múltiples juguetes y objetos de escasa utilidad. La habitación de Robbie y Carol Anne es todo un homenaje  a una generación y  a  George Lucas y su 'Guerra de las Galaxias', repleta de iconos del filme: carteles y maqueta  de Darth Vader y  marionetas de Yoda. Puertas entreabiertas, para poder oír a los niños en sus pesadillas, una de las más reincidentes  es , paradójicamente, la de  los payasos, que no dejan dormir a Rob (Bienvenidos a Zombieland, It...)

Los Freelings son una  pareja pequeño-burguesa, que en su  adolescencia  practicó sexo prematuro (Diane tiene 31 años y una hija de 16), pero en el momento que representa el filme, el marido, se ha hecho conservador y cristiano y  tiene como libro de cama  The Reagan the Man the President. Nada que temer, salvo la piscina  que están construyendo delante de la casa, que hace pensar a Diane  que peligra  la integridad física de sus hijos. Mas todo va bien. Ben se reúne con sus amigos, como cualquier ciudadano medio americano, a ver partidos de fútbol, rodeados de cervezas, mientras la mujer cuida de los niños, hasta que un día Carol Anne, que muchas veces se queda absorta ante la TV y parece hablar con alguien pronuncia la mítica frase: "Ya están aquí", anunciando la entrada en el hogar de un  fenómeno  psicotrónico llamada poltergeist,  del alemán poltern (hacer ruido) y Geist (espíritu), un supuesto fenómeno paranormal que engloba cualquier hecho perceptible, de naturaleza violenta e inexplicable inicialmente por la física, producido por una entidad o energía imperceptible. Durante la noche, mientras Rob es atrapado por un árbol, Carol Anne es arrastrada por estos fantasmas ruidosos a un lugar no sensible de la casa.

Los parapsicólogos, ayudados por una medium, rescatan a la niña y a la madre que baja a los infiernos a por su hija, y limpian la casa de espíritus que según estos 'expertos'  corresponden a personas que han muerto y no lo saben, por lo que se resisten a entrar en la cien veces nombrada luz.  Casi al mismo tiempo  el padre descubre que su casa, en la Urbanización Costa  Verde, para la que trabaja como agente inmobiliario, está construida sobre un cementerio, al que se arrancaron las lápidas, pero se dejaron los cuerpos.

Un ultraje semejante no se resuelve con métodos tan sencillos, y de nuevo reaparecen los monstruos, en forma de deseo sexual, inundaciones que ponen los cadáveres al descubierto, al desvencijarse sus féretros., amenazas a los que profanan cada día este lugar sagrado, etc. La destrucción sólo se venga con la destrucción y el develamiento de los excesos del hombre blanco. Muchas imágenes de estas secuencias , de gran espectacularidad y magistral ejecución, se han repetido en otros filmes de terror, como Pesadilla en Elm Street, de Wes Craven, El ente de Sidney J. Furie...

Hay algo en lo que todos debíamos reflexionar. Si en 1982 determinados cineastas ya denunciaban los excesos de los constructores sin escrúpulos, que no sólo violaban lugares sagrados, sino vendían casas que no reunían  los requisitos necesarios para una convivencia  pacífica, produciéndose interferencias en los medios de comunicación que derivaban en peleas vecinales, hacinamiento de hogares prefabricados, etc, ¿Qué les ha pasado a tantos economístas que no han sabido ver el fenómeno y advertir a la población,  cuando era mucho más obvio?.  Los Freelings son especialmente antipáticos para su vecino más próximo , un hombre más sencillo, que odia la ostentación de  que  hace gala  la familia, con luces muy potentes  que atraen a los mosquitos del barrio.

Antiguos liberales, que practicaban sexo precoz, al ingresar en el mundo de los adultos tras conseguir el marido un trabajo como agente inmobiliario, se  hacen  republicanos,  partidarios de Reagan, pero  la terca realidad les obligará a  reflexionar y abdicar de su neo-conservadurismo e incluso de sus principios religiosos para salvar a su hija de las garras del diablo, a cuyos pies había  lanzado un jefe desaprensivo. La hipocresía y la doble moral no les permite darse cuenta de que su hija de 16  años ha visitado hoteles en los que la familia no ha estado nunca.

La ciencia-ficción es un gran género que permite a guionistas y realizadores  crear distopías de futuro, sin temor a equivocarse, pero partiendo de los indicios que proporciona el mundo que les toca vivir. Este hecho permite que películas realizadas hace treinta años  gocen  hoy de plena actualidad, gracias a la mirada escudriñadora de hombres avanzados a su tiempo,entre los que, desde luego, está Steven Spielberg. Otros siguen  sin dar con la forma que les permita profundizar en lo que les preocupa, sin que se les tache de sectarios o dogmáticos. ¿Sólo en EE.UU. se construyó sobre cementerios o fosas colectivas ? Lo cierto es que sólo los americanos lo denuncian.

La televisión es la ventana por la que entran en los hogares  los fantasmas  de aquellos que están muertos y no lo saben; dos advertencias a esta familia de aldeanos despreocupados: la de Spencer Tracy en un filme , que emite un canal de televisión, en el que duda  de si está loco o muerto, y  el deceso repentino del canario de Carol Anne, que disfruta de unas honras fúnebres  y un descanso en el jardín, que  la avaricia  niega a muchos hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario