Páginas vistas en total

Adsense




martes, 15 de agosto de 2017

The Boy. William Brent Bell.








Ficha técnica:


Título original: The Boy.
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Duración: 87 minutos.

Dirección: William Brent Bell.
Guión: Stacey Menear.
Casting: Julie Hutchinson, C.S.A.
Dirección de Fotografía: Daniel Pearl, ASC.
Música: Bear McCreary.
Edición: Brian Berdan, A.C.E.
Coordinador de especialistas: Dan Shea.
Dirección artística: James Steuart.
Decorador del set: Terry Lewis.

Diseño de Vestuario: Jori Woodman.
Responsable de maquillaje: Erin Froese.
Peluquería: Jen Sealey.

Productores: Kim Wedaa, Matt Berenson, Roy Lee, Tom Rosenberg, Gary Lucchesi, Richard Wright.
Productores ejecutivos: Eric Reid, David Kern, John Powers Moddleton. Robert Simonds, Adam Fogelson, Oren Aviv, Wang Zhongglei, Donald Tang.
Diseño de producción: John Willet.
Compañías productoras: TriPictures, 2nd Gen Pictures, STX Entertainment, , Lakeshore Entertainment, Huayi Brothers Pictures, asociadas con Vértigo Entertainment


Intérpretes:


Lauren Cohan: Greta Evans,
Rupert Evans: Malcolm,
Ja,es Russell: Brahms Heelshire,
Jim Norton: Mr. Hellshire,
Ben Robson: Cole,
Jett Klyne: Bhahms (niño),
Lily Pater: Emily Cribbs
Matthew Walker: conductor de taxi,
Stephanie Lamelin: Sandy,



Sinopsis:


Greta (Lauren Cohan)es una joven norteamericana que acepta trabajar como niñera en Inglaterra huyendo de su pasado. Para su sorpresa el niño del que tiene que cuidar es un muñeco de tamaño real, y, además, tiene que seguir unas normas estrictas.

Cuando se queda sola, Greta desobedece las normas, lo que desencadena una serie de aventuras perturbadoras que llevarán a la chica a convencerse de que Brahms está vivo.

Comentario:



Es poco frecuente encontrarse con un film en el que unos padres, hartos de la tiranía de unos hijos excesivos que sólo les causan problemas, prefieren quitarse de en medio y buscar la seguridad para su vástago a tomar decisiones más drásticas. Para garantizarse el éxito buscan una niñera que ha sido objeto de violencia de género, con la esperanza de que sobrellevará mejor que otras los abusos de su descendiente. El subtexto es de tal dureza, que, a pesar del interés del relato, con la particular forma de ser de Brahms y el secreto que se esconde en las paredes y en el ático siniestro que tienen muchas mansiones en una tradición que implantaron con éxito 'Terror en Amityville'  de Stuart Rosenberg (1979) y 'Al final de la escalera' , Peter Medak . La razón que se ha dado es que no se ha encontrado ninguna distribuidora interesada en apostar por el film, pero, vista la película en casa, no nos ha parecido una razón en absoluto convincente, ya que se ven en las salas, cotidianamente, ofertas mucho más mediocres.

No es la mejor película de terror que se pueda ver, pero al menos tiene un tratamiento curioso y un background interesante, que la hacen, como mínimo, atractiva, a pesar del lenguaje audiovisual gótico, canónico y convencional, en un contexto en el que lo único moderno es la niñera norteamericana.






No hay comentarios:

Publicar un comentario