Páginas vistas en total

sábado, 9 de septiembre de 2017

Cuenta conmigo. Rob Reiner.






Ficha técnica:


Título original: Sand by Me.
País: Estados Unidos.
Año: 1986.
Duración: 86 minutos.

Dirección: Rob Reiner.
Guión: Bruce A. Evans y Raynold Gydeon, basado en la novela 'El cuerpo'  (The Body) de Stephen King.
Castying: Jane Jenkins y Janet Hir
Dirección de Fotografía: Thomas del Ruth
Música: Jack Nitzsche.
Edición Robert Leighton.
Decorador del set: Richard D.Kent.
Coordinador de especialistas: Rick Barker.

Supervisor de vestuario: Sue Moore.
Peluquería: Cherry Ruff.


Productores: Andrew Scheiman, BruceA.Evans, Raynold Gydeon.
Diseño de producción:Dennis Washington..
Compañías: Columbia Pictures.

Intérpretes:


Will Wheaton: Gordie Lachance,
River Phoenix: Chris Chambers,
Corey Feldman: Teddy Duchamp,
Jerry O'Connell: Vern Tessio,
Kiefer Sutherland: Ace Merrill,
Casey Siemaszko: Billy Tessio,
Gary Riley: Charlie Hogan,
Bradley Gregg: Eyebal Chambers,
Jason Oliver: Vince Desjardins,
Marshall Bell: Mr. Lachance,
Frances Lee McCain: Mrs. Lachance,
Bruce Kirby: Mr. Quidacioluo,
Richard Dreyfus: el escritor.


Sinopsis: 



En un pequeño pueblo de Oregón, cuatro adolescentes se lanzan a la aventura de buscar a un muchacho desaparecido. Jugando a ser héroes, el inteligente Gordie, el rudo y sentimental Chris, el extravagante Teddy y el miedoso Vern se adentran en un ambiente hostil en el que deberán valerse por sí mismos.


Comentario:



Ayer se estrenó en España una nueva versión cinematográfica, dirigida por Andy Muschietti, del telefilm It (Eso), basada en dos novelas de Stephen King, ambas adaptadas al cine: The body (1982) que pasó a la gran pantalla con el título de 'Cuenta conmigo' (Stand by Me). e It, (1086), adaptada en esta ocasión por el cineasta mexicano, apadrinado por Guillermo del Toro. Todos los críticos respetan y presumen de haber leído un número determinado de obras del escritor, no las 200 que se han convertido en guiones para el cine y la televisión, pero cada uno tiene su visión del resultado y la oportunidad de llevar al celuloide estas historias.

Hay una gran diferencia en el contexto de los libros en que se basaron los guiones de Stand by Me e It, y el que ahora adapta  el realizador sudamericano, que comenzó su carrera con el nombre de Andrés: la caída del muro de Berlín, que animó a Fukuyama a pronosticar el fin de la historia, los atentados del 11-S y la primera crisis global del capitalismo financiero precursora de la revolución tecnológica en marcha, que permite concentrar el capital en manos de unos pocos.Estos acontecimientos se traducen en una traslación de los análisis sociales a otros introspectivos y psicológicos de los monstruos que generan estos acontecimientos  en los individuos aislados y solos, que en el reciente film sacrifican al personaje de It (Eso, lo que sea para cada cual) y lo convierten en una tremenda y extendida pesadilla, en la que Lovecraft se erige definitivamente en vencedor y amo del terror. Del relato social se pasa a una historia de la posmodernidad.

La película de Rob Reiner, no sólo es más social, sino que verbaliza la distinción existente en un pueblo de Oregón entre la gente cursi que habita en la parte alta del pueblo, y los diferencia de los que viven más abajo, como Chris Chambers, interpretado por River Phoenix, destinado a trabajar en una profesión que no exija estudios universitarios, aunque su rebeldía acaba deshaciendo los planes del destino, del azar que elige el lugar de nacimiento, si bien  al final sale derrotado." ¡Ojalá me vaya a un lugar en el que nadie me conozca¡", le dice a su amigo  Gordie Lachance, que le invita a luchar contra la adversidad, convertido en narrador omnisciente, un escritor que cuenta en sus memorias la historia de sus amigos pre-adolescentes de 12 años, los mejores que uno tiene en su vida.

A medida que las ideologías pierden fuerza y credibilidad el individuo, solo ante el peligro se debilita y sus monstruos se van agrandando, van dejando de ser colectivos, y sólo se pueden agrupar bajo una denominación: It (Eso). En 'Cuenta conmigo' el enfrentamiento con los mayores tiene un objetivo: encontrar primero el cuerpo de un joven muerto y hacerse célebres a través de los medios de comunicación; en la última adaptación del libro de Stephen King  se rinde un homenaje al escritor y a su adaptador, mediante una aproximación caracterológica de dos personajes, el del protagonista que carga con el complejo de culpa y el sentimiento de pérdida, y el charlatán de las gafas, que conservan unos  rasgos y pierden otros: tanto Gordie ('Cuenta conmigo') como Bill (It 2017) son invisibles para sus padres desde que murieron sus respectivos hermanos (adulto el del primero, un niño el del segundo); el padre de otro de los jóvenes murió en combate...

Las películas de It integran entre los perdedores a mujeres, negros,  minorías raciales como los judíos, italianos, o con rasgos físicos particulares: obesidad, uso de gafas...Y es aquí donde va a jugar con libertad Andy Muschietti, que recurrirá a patrones físicos de Rob Reiner, consciente de la asociación que el espectador establece entre el actor y su personaje, que señalaba Ortega y Gasset en 'El espectador y el lenguaje', evitando las complejas dramatizaciones de sus predecesores en la presentación de los protagonistas, dedicando la mayor parte del metraje a presentar sus pesadillas. Rob Reiner cita de pasada los demonios de sus adolescentes, que habitan en el bosque y nunca se ven, fantasmas que generan miedos colectivos, no solo adolescentes, como el temor a la muerte, la enfermedad, la soledad, el daño físico...Narrada en forma de flashback por Gordie ya maduro, un escritor que cuenta cómo él y sus amigos realizaron una marcha en línea recta, siguiendo las vías del tren, sin apartarse de un objetivo, -cuando lo hacen  sus demonios le salen al paso -, un itinerario iniciático que les prepara para la vida adulta dejando atrás sus terrores infantiles. Bellísimo leitmotif a cargo de Ben E. King y su canción Stand By Me.






No hay comentarios:

Publicar un comentario