Páginas vistas en total

Adsense




domingo, 10 de septiembre de 2017

El diario de los muertos. George A.Romero.




¿valemos la pena como para ser salvados? Diganmelo Ustedes.


Ficha técnica:


Título original: Diary of the Dead.
País: Estados Unidos.
Año: 2007.
Duración: 95 minutos.

Dirección: George A.Romero.
Guión: George A.Romero.
Casting: John Buchan, C.S.A.
Dirección de Fotografía: Adam Swica, C.S.C.
Música: Norman Orenstein.
Editor: Michael Doherty.
Director artístico: Jon Goulding,
Decorador del set: Justin Craig.
Coordinador de especialistas: Matt Birman.
Efectos especiales: Spin.

Diseño de Vestuario: Alex Kavanagh.
Maquillaje especial: Greg Nicotero.; Glaslight Studio.

Productor: Peter Grnwald, Artur Spigel, Sam Englebardy, Ara Katz.
Productores ejecutivos: Dan Fireman, John Harrison,  Steve Barnett.
Co-productor: Paula  Devonshire.
Diseño de producción: Rupert Lazarus.
Compañias productoras: Notro Films, Artfire Films, Romero. Grunwald.Production,


Intérpretes:


Michelle Morgan: Debra,
Josh Close: Morgan,
Shawn Roberts: Tony,
Amy Lalonde: Reacy,
Joe Dinicol: Eliot,
Scott Wentworth: Maxwellm
Philip Riccio: Rudley,
Chris Violette: Gordo,
Tatiana Maslany: Mary,


Sinopsis:


Jason Creed y un grupo de estudiantes de cine realizan una película de terror en los bosques de Pensilvania, donde descubren que los muertos reviven, que una plaga de peligrosos y hambientos zombis,  y, sin dejar de filmar, intentan volver a sus hogares, cuando descubren que para ellos ya no hay un hogar real.


Comentario:



Este mismo año, el 16 de julio, nos ha dejado un gran maestro del terror, George A. Romero, a los 77 años de edad; su penúltima película, 'El diario de los muertos' , nos sitúa en tierra de nadie, un relato de metaficción que combina la técnica del falso documental y los nuevos medios de interacción social, a los que cada vez recurren más unos usuarios que tienen mayor confianza en los cineastas y las noticias que surgen de los individuos, que en los grandes medios de comunicación que hace mucho tiempo que han perdido su carácter referencial para el público cultivado. Twitter, facebook y otras redes sociales incorporan en sus espacios muchas chorradas y falsas especulaciones, pero, salvo la actividad que llevan a cabo en estos mismos medios los grandes rotativos, que siguen las mismas consignas que los periódicos de papel, obedecen más a rumores populares que a intentos de manipulación, lo que los hace más atractivos. Su objetivo es incrementar las visitas y hacerse ricos en un mundo que se evapora, en el que al final sólo quedan bloggers, hackers...cuantas más voces más difícil es todo de analizar y al final solo queda el ruido, dice la voz en off.

George A. Romero analiza el cine desde el propio cine. Unos estudiantes hacen una película, 'La muerte de la muerte', (The Death of Death, de la que en 2008 hizo un remake el director Steve Miner) dirigida por uno de ellos, Jason Creed, que es la que se va a mostrar, una ficción que imita, en algún aspecto,  'El Proyecto de la Bruja de Blair', sin abandonar la forma de hacer que caracterizó a Romero, gracias a la que los amantes del género van a poder disfrutar del horror sin que se les robe información; el director de fotografía  cuelga el film en una canal de Televisión con el objetivo de difundir el producto, aunque los estudiantes proclaman otras intenciones didácticas frente a hechos extraordinarios, una forma de estructurar el relato que se adapta a los nuevos tiempos. Constantemente se abren portales al exterior, -pantallas de televisión, de los ordenadores-, que van confeccionando un lenguaje hipertextual constituido por diferentes texturas, en la que el relato del film que se está filmando se combina, además, con una especie de making of que recoge las impresiones y previsiones de quienes participan en el rodaje.

Romero realizaba en sus películas una crítica social convirtiendo a los zombis en las víctimas de la violencia estructural y cultural, ya fueran combatientes en las guerras o inmigrantes en países alejados de los suyos; en Dawn of the Death (1978) critica el consumismo (en una de las escenas los sobrevivientes se refugiaban en un centro comercial, mientras los muertos vivientes se dirigen al mismo lugar guiados por el instinto); en Diary of Death, (2008) son los medios de comunicación los sometidos a la crítica. Mas la búsqueda del efecto realidad, del cinema verité de una ficción convencional y muy instalada en el imaginario colectivo resulta poco convincente por el bucle sin solución de continuidad de mordedura-infección-muerte-resurrección-tiro en la cabeza, que acaba por agobiar al espectador  por la falta de un relato sólido en el que sustentarse, una rutina que se intensifica con la voz monótona de la narradora, un miembro del equipo de realización de The Death if Death. Nadie quiere vivir en un mundo así y lo único que se puede hacer es grabar para dejar un testimonio para las futuras generaciones.

Curiosa la respuesta de los afroamericanos que permanecen en sus lugares de origen, sin temor a morir, con un argumento: "Nos quedamos porque por primera vez tenemos el poder'. Una película difícil de encontrar que podéis ver estos días en el videoclub de ONO.




No hay comentarios:

Publicar un comentario