Páginas vistas en total

domingo, 17 de septiembre de 2017

La ansiedad de Veronika Voss. Rainer Werner Fassbinder.








Ficha técnica:


Título original:  Die Sehnsuchts der Veronika Voss.
País: Alemania. del Oeste (RFA)
Año:  1982.
Duración: 115 minutos.

Dirección:Rainer W.Fassbinder.
Guión: Peter Marthesheimer & Pea Frohlich
Dirección de Fotografía: Xaver Schwarzenberger.
Edición: Juliane Lorenz
Atrezzo: Frank Geuer, Thomas Schappert.
Dirección artística: Rolf Zehetbauer.

Vestuario:  Barbara Baum. Asistentete:  Elisabeth Blanke, Monika Jacobs.
Maquillaje: Anna Nöbauer, Gerd Nemetz.

Productor: Thomas Schühly .
Productor asociado: Ursula Wöhrl.
Productor ejecutivo: Gisela Schneider.
Posproducción: Bavaria Atelier Gmbh
Producción: Laura-Film GmbH-Tango Film; Co-Produción: Rialto Film/Trio Film/Maran Film


Intérpretes:


Rosel Zech: Robert Krohn,
Hilmar Thate: Veronika Voss
Cornelia Froboess:: Henriette,
Annemarie Düringer: Dra. Marianne Katz,
Doris Schade:  Josefa,
Erik Schumann:  Dr. Edel,
Peter Berling: Dicker, productor,
Günter Kaufmann: G.I./Dealer,
Sonia Neudorfer:  vendedora,
Lilo Pempeit : Chehm, Regidor,
Volker Spengler: Gätner,
Armin Mueller-Stahl: Marido de Veronika.
Rainer Werner Fassbinder: Cámara.


Premios:


Oso de Oro de Berlín, 1982,
Premio FIPRESCI del Festival de Toronto, 1982.


Sinopsis:


RRainer Werner Fassbinder vuelve con un duro drama. Robert Krohn (Hilma Thate), periodista deportivo, conoce durante una noche lluviosa a Veronika  Voss, una antigua estrella de cine de la que ahora nadie se acuerda. Poco a poco Robert irá descubriendo las circunstancias que rodean la atormentada vida de la actriz. Sumida en una vorágine de drogas y alcohol, y totalmente dependiente de las dosis de morfina que le proporciona su enfermera, la angustiosa historia de Veronika  se convierte en una pesquisa casi policial, que muestra el lado más turbio del supuesto milagro económico alemán. La película se  inspira vagamente en  la vida de  Sybile Schmitz, estrella de la UFA , arma muy poderosa al servicio de Goebbels durante el Tercer Reich, que tras la caída del régimen en 1945, quedó sumida en el olvido y murió de sobredosis  a los 46 años.


Comentario. 


Paraguas y protección , son dos palabras que actúan como dinamizadoras del relato fílmico. Un periodista deportivo siente una gran atracción por esta vieja gloria, una bella mujer que él siente como necesitada de su tutela masculina. En 1982 Fassbinder  percibe todavía sobre su nuca el fétido aliento del nazismo y la desilusión al comprobar cómo los antiguos criminales seguían controlando los resortes del poder, incluido el económico, y se sirven de él para desvalijar a sus antiguos camaradas que presentan mayores fisuras en su personalidad.

Frente a una intensa iluminación para captar a un personaje muy oscuro, Veronika Voss, pide constantemente que se apague la luz y se sustituya por las efímeras velas. Una protegida de Goebbels, que intentó convencer a los demócratas de la limpieza de su expediente, y que poco a poco cayó en el alcohol y las drogas, cuando finalmente  no logró persuadir a nadie y se le dejó de contratar. En torno a estos personajes decadentes, antiguos  miembros o simpatizantes del partido  habían organizado un negocio suculento que aprovechaba las debilidades de estas personas, aceleraba su fin con morfina y se adueñaba de sus propiedades.


Filmada en blanco y negro, , pasa de una luz cegadora en la clínica de la doctora Marianne Katz, en cuya casa la fuerte iluminación se intensifica con los reflejos que emite la bola de espejos que cuelga en una de las estancias,  a contrastados claroscuros en los que dominan las sombras producidas por la débil llama de las velas, que favorece el enmascaramiento, la ocultación de la tortuosa , decrépita y menguante actriz  hitleriana. Goebbels se sacrificó a sí mismo y ejecutó a su familia con un veneno inmediato; Veronika murió de sobredosis en una habitación inmaculada, unos años después. Todo huele a inhumano. Pero el grupo también sigue ejerciendo su poder sobre antiguos prisioneros de Treblinka, una pareja de ancianos que sufrieron los tormentos de un campo de exterminio concebido por los nazis como  parte de lo que llamaron la 'Solución final'.


El film forma parte de un trilogía sobre el desengaño en torno al sueño del 'milagro alemán', (El matrimonio de María Brown, 1979; Lola, 1981 y  La ansiedad de Veronika Voss, 1982)El último capítulo se denomina 'caso cerrado' y muestra el pesimismo de un realizador, que quiso formar parte de su propio proyecto, representando un pequeño papel, como cámara, operando en un travelling junto al director ficticio. Un nuevo ejemplo de cine dentro del cine, y del papel que éste desempeñó como elemento de propaganda en el III Reich.

No hay comentarios:

Publicar un comentario