Páginas vistas en total

domingo, 15 de octubre de 2017

En tierra de nadie, Danis Tanovic





EL REGRESO DE LOS TAO TEI

LA NEUTRALIDAD NO EXISTE ANTE LA VIOLENCIA Y EL ASESINATO. NO HACER NADA PARA IMPEDIRLO SUPONE TOMAR PARTIDO, NO SER NEUTRAL

Ficha técnica:


Título original : No Man's Land.
País: Bosnia y Herzegovina.
Año: 2001.
Duración: 98 minutos.

Dirección: Danis Tanovic.
Guión: Danis Tanovic.
Casting. Bélgica: Gerda Diddens,
Dirección de Fotografía: Walther  Vanden Ende.
Música: Danis Tanovic.
Edición: Francesca Calvelli, a.m.c.;
Montaje de sonido: Emanuela  Do Giunta, .a.m.c.
Dirección artística: Danis Tanovic.
Decoración del set:Dusko Milavek
Sonido: Henri Morelle.

Diseño de vestuario: Zvonka Makuc.
Maquillaje: Mirjam Kavcic.
Peluquería:  Emina Kaliman Alisic,

Productor: Frederique Dumas -Zajdela.
Co-productores: Marcos Müller
Compañías productoras: Fabrica, Noé Productions en coproducción con Fábrica Cinema (Italia) y Man's Films (Bélgica), Counihan Villiers Productions (Reino Unido), Studio Maj/Casablanca (Slovenia); Le Centre du Cinema et de l'audiovisuel de la Communauté Francaiçe de Belgique et les teleditributeurs Wallons, Le Fonds Slo+ene du Cinema, Eurimages y Bristish Screen, TPS Cinéma, Multivision, Rai Cinema, RTBF, Canal +  Belgique.


Intérpretes:


Branko Djuric: Ciki,
Rene Bitorajac: Nino,
Filip Sovagovic: Cera,
Georges Siatidis: Marchand,
Serge Henri-Valcke: Dubois,
Sacha Kremer: Michel, 
Alain Eloy: Pierre,
Mustafa Nadaravic: viejo soldado serbio,
Bogdan Diklic: Oficial serbio,
Simon Callow: Soft,
Katrin Cartlidge: Jane Livingstone,
Marc Baschet, Cedomir Kolar...


SINOPSIS:


Guerra de Bosnia, 1993. Dos soldados de bandos distintos, un bosnio y un serbio, se encuentran atrapados entre las líneas enemigas, en tierra de nadie. Un sargento de los cascos azules de las Naciones Unidas se dispone a ayudarlos, contraviniendo las órdenes de sus superiores. Los medios de comunicación no tardan en convertir el asunto en un show mediático de carácter internacional. Mientras la tensión bélica crece y la prensa espera pacientemente nuevas noticias, los dos soldados intentarán por todos los medios salir con vida de tal situación. (Sinopsis oficial en Filmaffinity) .



Premios :




2001: Oscar: Mejor película habla no inglesa
2001: Globo de Oro: Mejor Película extranjera
2001: Festival de Cannes: Mejor Guión. Nominada a la Palma de Oro
2001: Festival de San Sebastián: Premio del Público
2001: Premios César: Mejor ópera prima. 2 nominaciones
2001: Nominada al David de Donatello: Mejor película extranjera
2001: Premios del Cine Europeo: Mejor guión
2001: Círculo de Críticos de Nueva York: Nom. Mejor película extranjera y ópera prima
2001: Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor película extranjera
2001: Nominada Critics' Choice Awards: Mejor película de habla no inglesa.



Crítica:




Pocas veces un film hecho con pocos recursos, de los que circulan por los márgenes según la terminología creada por el historiador de cine Luís E. Parés, que ha tenido mucho rendimiento entre ciertos críticos, concita tal unanimidad, que revela como pocos la hipocresía en la que estamos instalados. Tanovic se encarga de sacar los colores a media humanidad, incapaz de actuar cuando la hecatombe se veía venir, e incluso cuando los cascos azules, los llamados ''pitufos' por los contendientes a los que ya no les quedaba nada en la vida que les animara a levantarse cuando caían que su propio odio, se sentían impotentes; quienes actuaron tarde y mal eran incapaces de evitar que los que se habían convertido en enemigos irreconciliables se enzarcen en sus propias narices. El cineasta bosnio, que creció y vivió sus primeros años en Sarajevo, donde realizó sus estudios primarios y secundarios e inició una carrera universitaria en el Conservatorio de Música, nos cuenta una historia que no deja indiferente a nadie y que advierte a los que le quieran escuchar que, cuando se desata la violencia nadie se puede mostrar equidistante o neutral. La invasión de Bosnia por el ejército serbio le obligó a dejar sus estudios, pero se enroló en el ejército como fotógrafo. Muchos de los reportajes que vimos en su momento fueron realizados por él y han sido utilizados en numerosas películas y publi-reportajes posteriores. Con anterioridad había realizado tres películas que apenas merecieron la atención de nadie. Lo mismo ocurrió tras el éxito de No Man's Land,  muy alabada por razones extradiegéticas y por el sentimiento de culpa que embargaba a todas aquellas naciones e instituciones que no hicieron nada para impedir esta barbaridad. La historia no se repite de la misma forma en cada ocasión que estalla un conflicto, pero, sin que nadie pueda precisar la causa, algunas veces se crean las condiciones para que se produzca una conflagración. En 2008 el cineasta creó un partido político, Naša Stranka, con el objetivo de modernizar su país.

Para muchos que, o no habían nacido o eran demasiado jóvenes para entender lo que sucedió tras la caída del muro de Berlín y la descomposición de la Unión Soviética, incorporamos un vídeo muy sencillo que permite enmarcar el film en su contexto. Tanovic construye una metáfora diabólica: dos enemigos, un bosnio  y un serbio se ven atrapados en una trinchera, y por una decisión criminal que no vamos a revelar para no hacer el temido spoiler, un tercero queda atrapado encima de una bomba anti-persona, un artefacto volador diseñado para provocar una masacre cuando los ejércitos recojan a sus muertos. Este hombre se convierte en el símbolo de los serbios, los bosnios y los croatas, que estaban encima de una bomba gigantesca, a punto de estallar al mínimo movimiento. El resultado, como todo el mundo sabe fue una guerra fraticida,  muy cruenta y la derrota de la Gran Serbia, a pesar de enfrentarse a pueblos, en principio, desarmados, y el encarcelamiento de Slobodan Milošević, y Radovan Karadžić- El primero murió y el segundo fue condenado por un Tribunal Penal Internacional a 40 años de cárcel.





     
En la secuencia que abre el film, Tanovic provoca el acercamiento de los espectadores a sus personajes y consigue que su público se familiarice con ellos, desde que una patrulla de hombres medio-uniformados que pronto va a ser liquidada por completo constituye un breve adelanto de la barbarie a que nos enfrentamos, de la brevedad de la vida en la contienda, que dura menos que el cigarrillo que se queda en las orejas de los hombres a medio consumir. Estos hombres bromean con la agresividad del tabaco en la antesala de la muerte; el odio es mucho más nocivo. Dos soldados serbios van a revisar la trinchera central, y vemos a un soldado herido que lleva la emblemática camiseta en la que una enorme lengua abandona su habitat natural, un símbolo de los Rolling Stone que nos recuerda que podemos ser cualquiera de nosotros el que, tarde o temprano, se halle en esa situación. Es la guerra de verdad, no la de los símbolos, en las que una colilla de cigarro es un lujo que sólo los dioses se pueden permitir, y en el que se arriesga la vida por un mechero. En el contraplano una pareja de militares serbios se deslizan como serpientes por el suelo, un veterano y un joven inexperto con apariencia de estudiante, pero obcecado por el odio y la intransigencia, a pesar de su aparente educación y compostura. Ya en los primeros momentos del relato, Tanovic nos hace ver que todos los hombres no son iguales, que la guerra es una forma violenta de resolver los conflictos, una crueldad a la que muchos suman la brutalidad, la humillación del otro hasta después de muerto, que convierte el acto caritativo de enterrar los restos de los compañeros caídos en una  atrocidad  impropia incluso de las bestias. Tanovic plantea cuestiones que se pueden resolver cuando el ser humano se distancia y predomina la razón, pero,  desatadas las furias, cualquier argumento enrarece más aún el ambiente.

Un film duro pero necesario que está disponible en Youtube.





No hay comentarios:

Publicar un comentario