Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

jueves, 21 de diciembre de 2017

El Skylab. july Delpy




LA ALUMNA, JULY DELPY, HA SUPERADO AL MAESTRO, RICHARD LINKLATER EN EL ARTE DEL BLA-BLA-BLA, CON UNA PIZCA DE 'INGESTA DE MADALENAS DE PROUST'. 



Ficha técnica, sinopsis, lo que se dice,cartel y video.(Pinchad aquí)


Crítica:


July Delpy no sólo ha superado al maestro en este film, en lo que se refiere a la imposición al espectador de la obligación de estar más pendiente de lo que los personajes dicen, y aquellos que no conocen la lengua francesa de lo que hablan los dobladores y de lo que se traduce, que no siempre coincide, a lo que se une la multiplicación excepcional del número de personajes de todas las edades ad infinitum. El resultado es un guirigay muy penoso de seguir, y, por si faltara poco, todos parlotean sin parar de asuntos intrascendentes. Concebida como un inmenso flashback, en realidad un racconto, que introduce y cierra el cuerpo y la conclusión del relato con un conflicto no exento de griterío y escándalo, propio de la familia típica francesa retratada, la película de July Delpy no aporta nada a la construcción del discurso cinematográfica ni formal ni estilísticamente, sino que parece seguir el trayecto que le marcó su director y maestro, que la filmó en tres ocasiones a lo largo de veinte años.

Aurelien Le Genissel, periodista y crítico de arte, que escribe con frecuencia para Dirigido por..., se siente decepcionado con el film, por dos razones que subyacen a sus escritos, y que hielan el corazón del sentimiento chauvinista francés: la concepción de la familia  como una célula aislada del país galo, - un motivo que quizás explica la deconstrucción de una historia con multitud de miembros del núcleo familiar, cuya matrona se ha casado tres veces, ha enviudado, y ha tenido seis hijos que, a su vez, se han casado y se han reproducido como los conejos, y que dan un espectro bastante amplio del ideario, el partidismo político y como consecuencia la cultura y la música desde la década de los 60 de Brassens  hasta el momento en que se ubica la historia, pasando por roqueros franceses como el recientemente fallecido Johnny Hallyday-, unida por lo que Le Genissel llama, en su pretensión de dotar de profundidad intelectual un hecho diferencial que se da en todas las familias del mundo, 'la ingesta de madalenas de Proust', y que responde a una queja muy habitual que obliga a los 'pater familias' y 'mater familias' a prohibir hablar de 'política' en las reuniones familiares', una cuestión que se enfatiza cada vez que a alguien le interesa poner de relieve la ruptura de las familias como consecuencia de un conflicto coyuntural.

En torno a la mesa , el día de la celebración del cumpleaños de la madre, se sientan comunistas, (especialmente las mujeres); artistas anarquistas, entre ellos el personaje que interpreta July Delpy, Anna, y su partner, Eric Elmosnino, Jean, dos actores anarquizantes; paracas desequilibrados que añoran los tiempos de contienda como la Guerra del Chad, la Batalla de Árgel, y cualquier otro conflicto de los que se producen continuamente en los que intervino, interviene e intervendrá Francia, en los que este soldado desquiciado mataba y violaba a las mujeres de los pueblos bajo la bota militar francesa y en la paz machacaba a su esposa con veinte 'violaciones' cada noche, llegando incluso a intentar arrollar a su cuñada cuando duerme con su hermano,  un médico conservador  que oculta bajo el manto de la familia los excesos del ex-militar. Todos ellos, a pesar de estas diferencias profundas que los separan, señalan a España como refugio de anarquistas y país siempre en conflicto al que se equipara con el gallinero que se produce en la mesa del cumpleaños de la madre, evocando aquel cuadro del afrancesado Goya que representó a dos españoles, hundidos en el barro hasta las rodillas, dándose garrotazos. No son pocos los propios españoles que han contribuido a difundir esta idea de la excelencia de la educación francesa, a los que aconsejamos esta película, que permite entender que nuestro país vecino protege mucho a sus hijos, y los privilegia en las diferentes escuelas que el Instituto Francés tiene distribuidas en el mundo, contribuyendo todos ellos a difundir el desprecio por el país situado al Sur de los Pirineos, al que la superstición y la ignorancia arrastra a un  feroz anarquismo. Esto es lo que queda del film de Delpy y no lo que le duele a Le Genissel; lo que le sienta mal, como buen conocedor de España y, en especial de Cataluña, es la imagen que Delpy da de su  propio país.

Una  amenaza se cierne sobre las cabezas de este nutrido grupo a lo largo del film: los expertos predicen que los restos del laboratorio norteamericano Skylab que en 1979 se desintegró y cayó a la Tierra iban a estamparse en el suelo de la Bretaña, el lugar donde se encuentran todos ellos, y van a matarlos a todos. Finalmente estos residuos caen en Australia y producen una víctima. Mas como advierte con grandes dosis de cinismo un hecho semejante, un terremoto, con el que Robert Altman enmarca su film 'Vidas cruzadas', (Short Cuts,  1993), aunque tras la tragedia los medios de comunicación informan de que un hombre ha resultado muerto como consecuencia de la catástrofe natural, los espectadores son conscientes de que esta persona ha sido víctima de otras circunstancias. En definitiva la caída del Skylab es un suceso menos peligroso para la supervivencia de los galos que la división que se representa en el seno de esta familia y simboliza la que existe no solo en Francia, sino en toda Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario