Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

martes, 5 de diciembre de 2017

Eternité. Trần Anh Hùng






HAY QUE ESTAR EN MUY BUENAS CONDICIONES FÍSICAS Y PSÍQUICAS PARA VER ESTA PELÍCULA Y NO CORTARTE LAS VENAS. ABSTENERSE QUIEN POR CUALQUIER RAZÓN SUFRA UN PROCESO DEPRESIVO.

Ficha técnica:


Título original: Etenité.
País: Francia. Coproducción Francia-Bélgica..
Año: 2016.
Duración: 115 minutos

Dirección: Trần  Anh Hùng .
Guión: Trần  Anh Hùng , basado en una novela de Alice Ferney.
Dirección de Fotografía:Mark Ping Bin Lee.
Música: Piezas clásicas.
Montaje: Mario Battistel.
Director artístico:Trannu Yenkhe.
Jefe de decoración: Véronique Sacrez.

Diseño de Vestuario: Olivier Beriot.
Peluquería: Joelle Dominique
Maquillaje: Kaatje  Van Damme.

Productores: Christophe Rossignon y Philip Boeffard.
Coproductores: Romain Le Grand, Vivien Aslaniani, Patrick Quinet.
Productor asociado: Guyard.
Compañías: DeAPlaneta, Pathé,  Nord-Ouest France, Artemis Productions, France2 Cinéma, Chaocorp Cinema, con laparticipación de Canal + , Cine +, France Televisions., Eurimages en colaboración con RTBF (Televisión belga) VOO et B TV, asociada con Mac Guff...


Intérpretes:


Audrey Tautou: Valentine,
Bérénice Bejo: Gabrielle,
Mélanie Laurent: Mathilde,
Jérémie Renier: Henry,
Pierre Deladonchamps: Charles,
Irene Jacob: Madre de Gabrielle,
Valerie Stroh: Madre de Mathilde,
Arieh Warthalter: Jules,
Philippibe Leroy Beaulieu


Sinopsis:



A finales del siglo XIX, Valentine, de 20 años, se casa con Jules. A finales del siglo siguiente, una joven parisina, la bisnieta de Valentine recorre en un puente y acaba en brazos del hombre que ama. Durante el siglo que la separa, hombres y mujeres se encuentran, se aman, se abrazan, mostrando así los destinos románticos de una generación.


Lo que se dice:


En general ha recibido buenas críticas, pero también alguna que otra demoledora, como la de Jordi Costa, quien se pregunta en su tagline :¿Cómo puede haber caído tan bajo Tran Anh Hung, el director de 'Cyclo' y 'Tokio Blues (Norwegian Wood)'?" 1

Quim Casas lo ve desde otra perspectiva:"El director vietnamita Tran Anh Hung filma la muerte filmando la vida en esta valiente producción." 2

Jordi Batlle Caminal afirma que Tran ahn hace una film "para amantes de las propuestas de alto riesgo." 3 Son tres miradas bien diferentes.


Critica:



Critica: Inspirado en un misticismo relamido y cursi, que arranca a finales del siglo XIX, lo que no es baladí en el contexto en el que el realizador franco-vietnamita, muy Malik, Trần Anh Hùng , desliza suavemente su mirada por varias generaciones de mujeres bien situadas económicamente, cuya única misión en la vida era parir y ver morir a su camada en un momento en que la esperanza de vida era baja ("todo era peligroso, todo era volver a empezar"). Con una pretendida y perniciosa trascendencia, nos muestra unos hombres y mujeres tan bellos y delicados, tan parásitos y frágiles, que no se tocan ni cuando hacen el amor. Se rozan, como si temieran romperse, blancos, rubios y alguna pareja de pelo oscuro,siempre delicados,vestidos con sedas y encajes, viviendo en casas amplias con bellos jardines.¿Es así como imagina a los occidentales Trần Anh Hùng ? Como el peor cine silente, (limitado por la tecnología, una forma de contar que aquí se transforma en un ejercicio de estilo) la historia esta narrada, en su mayor parte por la voz extradiegética de unos personajes que no miran a la cámara y apenas se acercan a ella, tomados siempre en sus diferentes quehaceres. Los hombres están en segundo plano porque no paren, ni, aparentemente, trabajan, y tan pronto acaban su jornada laboral de hombres de 'cuello blanco' regresan a sus hogares, en los que se dedican al ocio, que consiste en tocar la guitarra, amar o disfrutar de bellísimos lagos cercanos a sus casas, mientras suena una música de acompañamiento que no representa ningún papel en el relato, excepto el de crear esa atmósfera casi divina, entre la vida y la muerte, en la que se mueven esos personajes etéreos que se besan entre sí con delicadeza en el cuello, ya sean madre e hijos o amantes. 

Hay que estar en muy buenas condiciones físicas y psíquicas para ver esta película y no cortarte las venas. Debe abstenerse quien por cualquier razón sufra un proceso depresivo, ya que no deleita, sino que sitúa al espectador en una nube de la que van cayendo hombres y mujeres de todas las edades, observados y apoyados por la matriarca, interpretada por Audrey Taotaou, una mujer paradójicamente longeva. Cuando el marido de Gabrielle muere, tras desaparecer en un lago (las muertes de los hombres y sus hijos siempre se producen en off visual) la deja viuda y con un montón de hijos, que de darse las mismas circunstancias que se han producido hasta el momento no llegarán muy lejos, mientras el marido de Mathilde, muerta tras dar a luz a su último hijo, piensa que le hubiera gustado ser el sol, perfeccionar a sus descendientes y prepararlos para las batallas venideras, pero no era más que un hombre. Entre él y su vecina Gabrielle, que deciden contraer matrimonio, se encargarán de toda la recua de hijos de todas las edades de ambos que pululan por la casa, lo cual no supone una traición a los desaparecidos que siempre estarán presentes (¡Y están! . Fastuoso) , Si un asiático como Trần Anh Hùng (El olor de la papaya verde) cree que los occidentales son así de delicados, frágiles, ociosos y amantes del dolce far niente, a los que les gusta tener muchos hijos que el devenir les arrebata es porque su mirada sobre nuestra sociedad es tan distorsionada como la nuestra cuando contemplamos la suya. Valentine, la abuela, que había criado tantos hijos y nietos murió sola. 

El cineasta pertenece a una familia vietnamita, que tras los incidentes de Laos huyó del país y se instaló en Francia, cuando apenas tenía 13 años; en París se graduó en la prestigiosa . École Louis-Lumière Film School, tras trabajar con directores de éxito y recibir distintos galardones y realizar algunos cortos , hasta que fue nominado por 'El olor de la papaya verde'para optar al premio a la mejor película de habla extranjera.' Trần Anh Hùng estructura el texto en forma de un gran flashback con valor narrativo, al que añade un final del siglo XXI difícil de explicar, porque, sencillamente no tiene sentido. El autor dedica el film, del que debe sentirse muy orgulloso, a sus hijos Lang Khe y Cao Phi 1 Cursilería para mamás. Diario 'El País', 15 de diciembre de 2016. 2.'Eternité': de nacimientos y muertes', diario 'El Periódico', 15 de diciembre de 2016. 3. Eternité. Fotogramas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario