Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

martes, 19 de diciembre de 2017

Hasta donde los pies me lleven. Hardy Martins.





Ficha técnica:


Título original: So weit die Füße tragen.
País: Alemania.
Año: 2001.
Duración: 158 minutos.

Dirección: Hardy Martins.
Guión: Bernd Schwamm, Bastian Clevé, Hardy Martins, basado en la novela de Josef Martin Bauer.
Casting: Heidi Woicke.
Dirección de Fotografía: Pavel  Lebeshev, Jurek Goscik.
Música: Edward Artemeyev.
Edición: Andreas Marshall.
Efectos digitales: Das Werk.
Puesta en escena: Valentin Gidulanov, Igor Shtshelokov.
Efectos especiales: Jens Doldissen.  Christian Bierling.

Vestuario: Jolante Kämmer, Tatjana Konotopova.
Maquillaje:  Bernd M.KerstingGrigori Chraputzkl.

Productores ejecutivos: Jimmy C.Cerum, Hardy Martins.
Productores ejecutivos: Bestian Clevé y Rolland Pellegrino.
Cascadeur Filmproduktion GmbH en coorperación con  Roland Pelegrino, CP Medien, AG Bastian,  b +C Filmproduktion GMBH.


Intérpretes:



Bernhard Bettermann : Clemens Forell,
Iris Böhm : Kathrin Forell,
Anatoliy Kotenyov : Oberleutnant Kamenev,
Michael Mendl : Dr. Stauffer,
Irina Pantaeva : Irina,
Hans-Uwe Bauer : Leibrecht,
André Hennicke : Bauknecht,
Antonio Wannek : Mattern,
Johannes Hitzblech _ Danhorn



Sinopsis:


Basada en el best-seller de Jose Martin Bauer, nos llega esta poderosa película que narra el increíble viaje del  soldado alemán Clemens Forell, quien emprendió una dramática huida de un campo de concentración de Siberia después de la II Guerra Mundial.

A través del crudo invierno siberiano, y con la única obsesión de regresar con su familia, Forell tiene que recorrer, paso a paso, un difícil camino hasta llegar a Persia, y así poder salvar su vida y conseguir la libertad.

Después de tres agotadores e interminables años, el fugitivo está a punto de conseguir su objetivo...


Crítica


:Cuando se crean las condiciones para un conflicto armado, no todos los que más tarde se ven involucrados han participado en el mismo grado en la generación de la contienda, pero, aunque hay diferentes niveles de implicación, todos son en cierta medida culpables. Las SA alemanas, Las Sturmabteilung, eran cuerpos paramilitares que ejercían su violencia en la calle, prácticas de las que al parecer no se arrepentían y que tuvieron una pálida respuesta en los Gulags soviéticos, campos de trabajo durísimos, pero no de exterminio. Los rusos eran los enemigos con más deseos de venganza de todos los aliados, ya que desde las incursiones de Napoleón nadie había penetrado de tal manera,con tal fiereza,en sus estepas abandonadas por una población aterrada. Esta era la razón por la que los alemanes huían en especial de los ejércitos rusos y se entregaban a otros ejércitos, ya que los más orientales de los europeos hicieron pagar la misma factura a todos los presos, con independencia de su filiación o no a los cuerpos de policías y militares que participaron en el exterminio.

Hardy Martins nos cuenta la historia de una huida, casi un relato de viajes, en el que su protagonista recorre miles de kilómetros durante varios años,  lo que da la oportunidad de recorrer con su cámara los bellos parajes de Siberia, navegar por sus caudalosos ríos, conocer a sus diferentes etnias, y mostrar la fragilidad de la vida hasta tal punto que cuando Clemens Forell, ( Bernhard Bettermann ), logra reunirse con su hija, el frío ex-soldado germánico, perseguido de cerca por un oficial ruso, el público ya está preparado para soltar aunque sea una lágrima.




No hay comentarios:

Publicar un comentario