Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 30 de diciembre de 2017

La torre oscura. DVD - Blu ray




Ficha técnica, sinopsis, cartel y trailer. (Pinchad aquí).




Críticas y comentario.




Cuando  comentamos el material  elaborado por el equipo de producción ampliamos la  sinopsis y hablamos de que el film estaba "protagonizado por un niño, que gira en torno a dos polos poderosos: el héroe, un 'pistolero' cuyas armas están realizadas con el acero de la espada Excalibur ( para algunos escritores e historiadores, la de Julio César:  Ex-Caesar) interpretado por un actor rotundo y convincente, Idris Elba; el villano está encarnado por un temible Matthew McConaughey, un ser vestido de negro al que se ha oscurecido el pelo con el objetivo de dotar de mayor solvencia y envergadura a la imagen de uno de los actores más cotizados de los últimos tiempos. El título, que se presenta como una historia de background psicológico, magníficamente representada por un niño, Jake Chambers, interpretado por Tom Taylor, un ser indefenso, cuyo padre, ex-bombero, fallece en un incendio y tiene que soportar la entrada de un hombre que lo sustituye en casa y que quiere deshacerse de él, -la nueva pareja de su madre -, como la protagonista de Babadook, traslada al papel sus monstruos y los universos que habitan, lo que lo incluye en la lista de marginados que han perdido la razón y de cuya mente deben ser erradicadas las ideas oscuras que la nublan y que los condenan a vagar constantemente, hasta que encuentren al ser adulto que les ayude a comprender su tormento.Este será Laurie Chambers, interpretado por Idris Elba."

El film  es realmente oscuro  y según los top critics norteamericanos incomprensible.  Junto a la torre oscura,  el escudo que impide que el mal se esparza con facilidad,  un elemento fálico  que se erige junto  a otras torres elevadas como el sustituto del padre que el niño ha perdido, y cuyo reflejo en la vida cotidiana es el amante de su madre que intenta deshacerse de él. El resentimiento, el vacío y la falta de cariño han desarrollado una fuerza telepática que en  el film llaman 'el resplandor', una capacidad de comunicarse mentalmente con la que Stanley Kubrick dotó a su protagonista, el pequeño Danny Torrance, interpretado por Danny Lloyd, y el viejo empleado del terrible hotel (uno de los que más miedo me han producido y me produce, no sólo por sus pasillos, tapizados con esa horrible alfombra decorada con motivos geométricos chillones, sino porque permanece durante una larga temporada aislado a causa de la nieve. El espectador conoce que fue construido sobre un cementerio indio, una de las culpas con las que cargan los norteamericanos conscientes) Dick Hallorann, encarnado por Scatman Crothers.

No es Nikolaj Arcel el primero en hablar de la fuerza como la única capaz de restablecer el equilibrio y frenar la expansión del mal, y, en ese aspecto escritores y realizadores cinematográficos son deudores de las reflexiones de George Lucas, que nada tienen  que ver con los poderes de un superhéroe. Jake Chambers no sólo ha desarrollado la capacidad de vencer en el ámbito privado del hogar, sino que se ha convertido en un verdadero líder de la resistencia, que encuentra un padre en la figura del pistolero, que encarna las virtudes del padre muerto, y el hombre de negro (Mathew McConaughey) que representa todo lo que su padrastro le ha enseñado a odiar. Perdida la familia, es libre de elegir la persona que llene el hueco que la muerte de su progenitor ha dejado en su corazón, con el que es capaz de matar para no olvidarlo nunca. El director danés hace un film que se puede ver bien, aunque no se equivoca quien afirma que no es fácil de ver porque ha querido abarcar demasiado, desde el desamparo del adolescente que ha perdido a su padre, hasta la avaricia que se expansiona por el mundo y provoca guerras constantes. Una y otra necesitan la protección de la torre oscura, que funciona como un escudo que se yergue en medio de una zona desértica. Como ocurre con frecuencia las guerras se suceden sin cesar y los niños son moneda de cambio.








No hay comentarios:

Publicar un comentario