Suburbicon. George Clooney. Crítica




Ficha técnica, sinopsis, lo que se dice, cartel y trailer (Pinchad aquí)


Crítica:


George Clooney desembarca con un nuevo film absolutamente desacralizador de las clases medias norteamericanas, de lo que algunos denominan gente sana y normal, que ya denunció Alejandro Amenábar, en  una película por la que fue castigado, Regressión, que versaba teóricamente sobre ritos satánicos, aunque bajo la apariencia de fenómenos sobrenaturales se escondía una sociedad supersticiosa e ignorante que sublimaba sus terribles perversiones y prejuicios con estos hechos prodigiosos. George Clooney, que comenzó su carrera como director con películas como 'Buenas noches, y buena suerte", que denunciaba la Caza de Brujas que impulsó el Comité de Actividades Norteamericanas, una persecución que formó parte del relato de 'Ave, César!', dirigido por Ethan y Joel Coen, ahora guionistas de 'Suburbicon', cubre con la prohibida e ilegal bandera de los estados confederados del Sur la verdadera calaña de los honrados padres de familia de los años cincuenta, que habitaban en suburbios de casitas todas iguales, rodeadas de un jardín de césped artificial, y que aparecen ante los espectadores de un lado y otro de la pantalla como hombres y mujeres cargados de fobias contra todo  aquel que aporta una diferencia a su postiza forma de ver la vida desde sus casas artificiales y frías, que tiene más connotaciones, según Quim Casas, con alguna película de los Hermanos Coen, (A Serious Man, 2009), que escribieron el guión de este film en 1986., que con su director.

La cámara de Clooney penetra en un hogar particular, el de los Lodge, en una urbanización que es un crisol de pueblos, etnias, razas y civilizaciones de todos los estados que componen la poderosa nación de Estados Unidos, pero que en realidad es una lata de gusanos que reúne todas las condiciones para estallar en el momento en que este perfecto equilibrio de postal se rompa por cualquier hecho insignificante, como la llegada de la familia Mayer, de raza negra, cuyo hijo es invitado a jugar al rugby por el de los modélicos Lodge, en cuyo hogar se concentran dos mujeres, hermanas gemelas, una rubia y una morena, interpretadas por Julianne Moore, una esposa, otra cuñada, una inválida otra en perfecto estado de salud, que forman un triángulo con el hombre de la casa, que encarna la esencia del ser americano, la idiosincrasia del que habita en un círculo cerrado como Suburbicon, lo que subyace en esa comunidad de perfectos vecinos que pueblan las películas de los Coen y de Clooney, capaces de mentir, matar, extorsionar, a la mínima oportunidad que se les presente. Y no se puede decir que Clooney no se muestre duro con esa clase media que reside en estos suburbios  extendidos por todo el país, perfectamente emblematizados por un actor como Matt Demon.

Dice Quim Casas que no es 'La jauría humana', pero tampoco un film despolitizado del todo, aunque, según él, el cartoon le puede a la realidad " (por tono, planificación, actuación, trabajo con el sonido, gag) , aunque también sabemos que en el cine de dibujos animados se han tratado a veces mejor  que en la ficción en la imagen real los mecanismos más irracionales del ser humano." Pero , recientemente, hemos visto a ciertos políticos en España reivindicar la idea del hombre normal. y ¿Cómo es el hombre normal? El hecho de que no lea la prensa, no se inmiscuya en discusiones políticas, no acuda a manifestaciones, no quiere decir que no defienda un modo de vida determinado que confirma que lo privado también es político. Los hombres normales de Clooney, representados con paradigmas del dibujo animado, del mockumentary , o el cinéma verité, ofrecen una perfil que no se corresponde con la publicidad que se hace de ellos en el film y fuera de él. Y en ese sentido el realizador es muy crítico. Y no comparto con Casas que el film sea un divertimento sobre gente en apariencia corriente que se vuelve poco corriente. Si lo era sólo en apariencia, no es que se vuelve es que se manifiesta tal como es; el conflicto de los Lodge no estalla con la llegada de los Meyer, a pesar de que se intente confundir al espectador que cae con facilidad  en la trampa. 'Suburbicon' es una película necesaria y conveniente, que se entiende bastante bien, ya que quita la máscara a quien es capaz de hacer daño a familias enteras por el color de su piel, su orientación sexual o su estatus económico, unos sentimientos que anidan en mentes proclives a dejarse arrastrar por sus propios egoísmos, sin temblar ante el hecho de tener que recurrir a los medios que exigen sus fines.





Comentarios