Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

viernes, 19 de enero de 2018

Los archivos del Pentágono. Steven Spielberg. Crítica.






FICHA TÉCNICA, SINOPSIS, PREMIOS, CARTEL Y TRAILER (PINCHAD AQUÍ).




CUANDO SPIELBERG SE VUELVE INVISIBLE.



Steven Spielberg ha hecho bingo, ha dado en la diana más conservadora y ha rendido a sus pies a un público que gusta de la obra canónica, la del director que no se ve, que deja que sean los actores, a los que enmarca en unos sets fríos y desangelados, sin arriesgar ni en la estructura ni en el lenguaje cinematográfico empleado, renunciando incluso a sus sorpresas emotivas finales. Un público de edad avanzada, que llena los cines del centro de las ciudades sale más que satisfecho de la sala sin que John Williams le haya perforado el tímpano, ni se haya insistido demasiado ni formal ni discursivamente en las razones que han motivado la puesta en escena de esta historia. Los fans de Spielberg hubieran, quizá, deseado una despedida más emocionante de la prensa de papel, a la que pomposamente Meryl Streep declara la antesala de la Historia con mayúsculas, amén de otros entrecomillados que prefiero no recordar. Ha decidido despedirse como Howard Hawks, Willy Bilder u Orson  Welles, a hacerlo como el gran Steven Spielberg, que tuvo el mérito de renovar el cine para siempre junto a su amigo George Lucas.

No estoy de acuerdo con Carlos Boyero cuando afirma que "Spielberg hace emotivo y apasionante con su arte el insólito triunfo de los buenos, de los que defendieron cuestiones tan importantes como inaplazables"1, porque es justo ese aspecto de su autoría el que sacrifica por obtener un momento de gloria, de quienes recordará el trabajo de Meryl Streep y poco el suyo. Puede que tenga razón Luís Martínez cuando señala que nos hemos acostumbrado de tal manera a que se nos mienta y ningunee, a que la ley, legítima o no, se nos imponga, que no acabamos de entender la magnitud del hecho de que "dos grandes cabeceras de Estados Unidos (el Times y el Post) decidieron publicar los documentos del Pentágono que demostraban el encubrimiento pertinaz por parte del Gobierno de algo tan elemental como lo que estaba ocurriendo. Lo de Vietnam era una masacre sangrienta e inútil, hasta cuatro presidentes lo sabían (está documentado) y, por ello, decidieron ocultarlo. Es decir, lo que ahora es habitual, entonces fue escándalo."

Para Jordi Costa "hay películas ante las que no cabe dudar si son oportunas u oportunistas, porque son otra cosa: llegadas en el momento preciso... incluso más allá de sus previsiones iniciales, porque hablar de libertad de prensa, separación de poderes, mentiras institucionales y visibilidad femenina es tan urgente hoy en la América de Trump como en la España del ¡A por ellos!".3  Se habla de cine verboso y no les falta razón, un hecho que, unido a un montaje muy clásico, con algún que otro gran angular o travellings un tanto desconcertantes nos alejan del estilo del cineasta que ha querido hacer un film de la década de los 60, bien contextualizado y con un discurso formal adaptado, optando por el docudrama.



1. Érase una vez el periodismo. Diario 'El País', 19de enero de 2018.
2. 'Los archivos del Pentágono': El ritual perdido deñ periodismo. Diario 'El Mundo', 19 de enero de 2018.
3. 'Los archivos del Pentágono.Fotogramas. 19 de enero de 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario