Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

martes, 16 de enero de 2018

Pieles. Eduardo Casanova.. Ficha técnica ampliada.






Ficha técnica:


Título original:Pieles.
País: España.
Año: 2017.
Duración: 77 minutos.

Dirección: Eduardo Casanova
Guión: Eduardo Casanova
Casting: Pilar Moya, José Cerqueda.
Dirección de Fotografía: José Antonio Muñoz Nono.
Música:Ángel  Eamos Escola.
Edición: Juanfer Andrés.
Dirección de Aerw: Idoia Esteban.
Sonido Directo: Álex Marais.
Diseño de Sonido y Mezclas: David Rodríguez.

Diseño de Vestuario: Carolina Galiana.
Maquillaje Especial FX: Óscar del Monte.
Maquillaje: Lola Gómez.
Peluquería: Jesús Gil.

Productores: Álex de la Iglesia, Carolina Bang, Kiko Martínez.
Productores ejecutivos: Kiko Martínez, Carolina Bang.
Diseño de producción: Eduardo Casanova.
Dirección de producción; José Luís Jiménez
Compañías: Premium cine, Pokeepsie Films, Nadie es perfecto P.C., The Oder Side Films, Pieles Producciones A.I.E., con la colaboración del Gobierno de España, Instituto de Educación Catalana y Deportes, Imagine Film Festival, &7 Internationale Fikmstpieke Berlin, Panorama, 20 Festival de Málaga de Cine Español. Premio Jurado Joven a la Mejor Película.


Intérpretes:


Ana Polvorosa: Samantha,
Candela Peña: Ana,
Macarena Gómez: Laura,
Carmen Machi: Claudia,
Jon Kortajerena: Guille,
Secun de la Rosa: Ernesto,
Itziar Castro: Itziar,
Antonio Durán Morris: Simón,
Joaquin Climent: Alexis,
Ana María Ayala: Vanesa,
Eloi Costa: Christian,
Enrique Martínez: Oliver,
Carolina Bang Psiquiatra,
Lucía de la Fuente: Lauea Niña,
Mara Ballestero: Madame.


Sinopsis


La forma física nos condiciona para con la sociedad, lo hayamos o no elegido nosotros. Pieles es la historia de gente físicamente diferente que por este motivo se han visto obligados a defenderse, recluirse o reunirse entre ellos. Samantha, una mujer con el aparato digestivo al revés; Laura, una niña sin ojos o Ana, una mujer con la cara mal formada. Personajes que luchan por encontrarse en una sociedad que solo entiende una forma física, que excluye y maltrata al diferente.

Premios:


2017: Premios Goya: 3 nom. inc. mejor actor revelación (Costa) y actriz rev. (Castro)
2017: Festival de Málaga: Sección Oficial Largometrajes a Concurso
2017: Premios Feroz: Nominada a Mejor tráiler y Mejor cartel


Lo que se dijo: 


La crítica ha recibido con discreción la provocadora opera prima de Eduardo Casanova, cuyo portal de entrada es un inquietante cartel que anuncia un film que ha sido catalogado de drama, pero también de comedia negra. La nota media, obtenida de 936 votos emitidos, es de 4,8 en Filmaffinity, una nota modesta que no permite al proyecto llegar al aprobado. De momento. Luís Martínez confirma nuestra percepción: "El antes sólo actor Casanova (piensen en Aída) debuta tras la cámara con una historia entre el melodrama y su contrario que habla de pederastas torturados, madres angustiadas, cuerpos deformes y almas de una pieza. Todo es cómico con la misma voluntad que aterra. Cada plano repugna con la misma facilidad con la que hiere (...) El propio director, no queda claro si para situar o despistar, cita a Lynch, Todd Solondz, Waters, Russ Meyer, Almodóvar, Roy Andersson... Es decir, más que hablar de influencias, busca cómplices. " (1) Para Gerard Alonso y Cassadó: "Hay algo que nadie puede negarle a 'Pieles', la ópera prima de Eduardo Casanova: personalidad. Una personalidad controvertida, violenta, (...)el film nos presenta a una serie de personajes que, en otro contexto, nos generarían rechazo, pero que aquí son retratados con cariño y de frente. Todo es tan ambivalente como ese diseño de producción que tinta escenarios, ropas y atrezzo de llamativos colores rosa, fucsia y lila: algo mono pero excesivo, ingenuo y profundamente salvaje por acumulación..." (2)






Edu  Casanova inscribe el film en una estética determinada: "El horror es un pederasta negociando su caza con una madame desnuda sobre fondo rosa". Así abre Edu su debut: una de las hostias más rotundas que nos haya dado el último cine español. Pieles se estructura como un compendio de historias entrelazadas donde todos sus personajes, esos deformes físicos o morales, son Browning, Solondz o Lynch pasados por la turmix coloreada de Almodóvar, Eloy de la Iglesia o Zulueta." (3) El film ha logrado traspasar las fronteras e interesar al crítico de 'The Hollywood Reporter', Jonathan Holland: "Las películas nos han recordado a menudo que la belleza física y la fealdad son sólo superficiales, pero el film del español Eduardo Casanova lo hace de una manera distintiva y entretenida. Combinando los brillantes colores kitsch del primer Almodóvar con el amor transgresor de John Waters por lo prohibido, esta serie de historias entrelazadas sobre personas con diferencias físicas que buscan su lugar en el mundo tiene la virtud -particularmente rara en el cine español- de introducir al espectador en un mundo nuevo y descabellado. A pesar de que carece de profundidad y es a veces torpe, la película es persuasiva y provocadora..." (4)





(1) Eduardo Casanova y Carla Simón en Berlín: formas de aprender a llorar. Diario 'El Mundo', 11 de febrero de 2017.
 (2) 'Pieles': la parada (rosa) de los monstruos. Fotogramas. 
(3) Pieles. Cinemanía, 
(4) Reseña de 'Pieles' . Berlín.
(5) Beatriz Martínez. Pieles: Revulsiva, necesaria y hermosa oda a la diferencia.


Crítica:


Todos conocemos a aquel niño, Fidel Martín, ( un personaje muy peculiar que interpretaba Eduardi), que ya apuntaba maneras,  cuando a los quince años comenzó a trabajar en la serie para Televisión, 'Aida' de Telecinco. Como ocurre con todos los jóvenes con inquietudes se sintió atraído por el cine provocador y políticamente muy incorrecto, como el que realiza John Waters, un hombre duro y con una personalidad forjada por el tiempo, al que no podía emular un casi-niño, por mucho que se formara en la prestigiosa escuela de San Antonio de los Baños, (Cuba) ,donde se comenzaría a curtir mediante la realización de  de videoclips y cortometrajes pretendidamente transgresores. Para la realización de su primer largometraje recurrió a sus referentes, sobre todo al citado John Waters, consiguiendo que su productor, Alex de la Iglesia, se vistiera de rosa, del mismo modo que Adam Shankman convenció a John Travolta para que aceptara un papel de mujer en el remake de la célebre película de Waters 'Hairspray' (2013), mucho más correcta políticamente. En España no existe tradición en este género, ya sean producciones basura o demoledoras visualmente por la presencia de seres autsiders, por diferentes razones, aunque, al fin, el haber trabajador en la televisión le creó ciertos apoyos entre los actores de la serie, el público y algún que otro realizador, que le permitieron llegar a 'Pieles' . Tras varios cortos de ambiente cabaretero, como 'Ansiedad' (2009), 'Amor de madre' y 'Fumando espero' (2013), 'La hora del baño' (2014) y Eat My Shit (2015), el polémico corto con una chica con el ano en la boca, un film que se convirtió en la antesala de 'Pieles', que  hizo exclamar a Paco León que era el corto más cerdo y más genial que había visto en su vida. A este aspecto de la provocación de Casanova, una actitud inspirada en el cineasta de Baltimore, se suma la influencia de Todd Browning en Freaks (La parada de los monstruos) (1932) en la creación de iconos de seres raros que producen un efecto de extrañamiento, al que Edu une una tonalidad cromática dominante, que va del rosa al lila, un colores muy marcados, que se asocian a todo lo que concierne a la mujer y los movimientos LGTB, un efecto de alejamiento que pretende hacernos reflexionar sobre el sufrimiento del otro, y, en especial, del homosexual, del pederasta, tratados como monstruos por la sociedad. La escena más dura del film, es precisamente la primera, en la que un hombre tiene que sodomizar a una niña que no tiene ojos (será porque quien no ve no siente), para no hacer daño a su hijo recién nacido, convencido por una madame, que exhibe sus desnudeces sin vergüenza, y le consuela diciéndole que hay personas tan acostumbradas a sufrir, que ya ni sienten tristeza, les hagan los que les hagan, y es preferible maltratar a una piedra que a un hijo. Y es lo que parece.

Otras connotaciones como las de Todd Solondz, el surrealismo de David Lynch o el universo de Almodóvar, son menos obvias. Sólo admito la relación con Pedro Almodóvar por razones de proximidad,  no sólo por las connotaciones cultuales que se establecen entre quienes hablan la misma lengua y comparten la misma nacionalidad. Waters es mucho más duro, más auténtico; sus mujeres poderosas, carnosas, de caras horribles y espantosamente pintadas, y sus hombre amanerados, son seres  seguros de sí mismos, de su belleza, de los estragos que ocasionasu paso por las calles, un espíritu que supo captar Travolta en  Hairspray. Los personajes de Eduardo lloran, sufren, no se gustan, se comunican entre sí en tono deprimido, filmados con preciosismo; nada en ninguna estancia sugiere otro casa que coherencia emocional y estética, desde las cajitas de regalos, rosas, en las estancias donde predomina este color, lilas en las otras; todo es bonito, excepto el ano en la cara de Samantha, los ojos de brillantes kitsch de Laura, que sustituyen a los propios, o la cara con colgajos de Ana. Emocionalmente es mucho más rica y significativa la historia de Guille (Jon Cortajerena), que no se encuenta a gusto con su cuerpo y quiere sustituir sus piernas por una cola de sirena. Una bonita metáfora que no precisa más explicación. Por lo tanto, si es bien cierto que Eduardo Casanova intenta ser un outsiders, también lo es que, en este país,  no se dan las condiciones para que surja un John Waters, por más que se diga. Lo más cercano  al  cine de exploitation es la saga de Torrente, muy comercial y menos elegante que la película del joven director de 'Pieles'.




No hay comentarios:

Publicar un comentario