Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

lunes, 12 de febrero de 2018

El cuervo. Louis Friedlander.





Ficha técnica:


Título original: The Raven.
País: Estados Unidos.
Año: 1935.
Duración: 61 minutos.

Dirección: Louis Friedlander.
Guión: David Boehm, basado en una historia de Edgar Allan Poe.
Dirección de Fotografía: Charles J. Stumar, A.S.C. Blanco y negro.
Música: Cliffor Vaughan; supervisor: Gilbert Kurland.
Edición:Albert Akst.



Compañías productoras: Universal Pictures.


Intérpretes:


Boris Karloff: Edmond Baterman,
Bela Lugosi:Dr. Richard Vollin,
Lester Mathews: Dr. Jerry Halden,
Irene Ware: Jean Thatcher,
Samuel S.Hinds: Juez Thatcher,
Spencer Charters: Geoffrey,
Inez Courtney: Mary Burns,
Ian Wolfe: Coronel Bertram Grant.
Maidel Turner: Harriet.




Sinopsis:




La joven Jean sufre un terrible accidente automovilístico, que la tiene al borde de la muerte. Para salvarla, se propone avisar al doctor Vollin, el mejor neurólogo del momento, pese a haberse retirado hace años para dedicarse a la investigación. En un principio se niega, pero la insistencia del padre de la joven surte efecto. El doctor salva a la joven, pero a medida que toma contacto con ella durante su recuperación, se enamora de ella. Pero ella ya está prometida, como su padre se encarga de recordar al doctor. Pero él no se dará por vencido, y está dispuesto a hacer cualquier cosa por conseguir a Jean.


Crítica:


No hace mucho se ha editado una colección constituida por dos volúmenes que reúne la adaptación cinematográfica de una serie de relatos de terror de Edgar Allan Poe. El volumen 1 incluye:  "Doble asesinato en la Calle Morgue', 'Satanás', 'El Cuervo', 'La caída de la Casa Usher','El Péndulo de la Muerte'' Historias de Terror' y 'El Palacio de los Espíritus'. Hemos seleccionado para este post  uno de los cuentos más célebres del escritor, poeta, crítico y periodista romántico . nacido en Boston que abandonó esta vida en Baltimore,conocido como uno de los maestros del relato corto y especialmente recordado por sus cuentos de terror. En 1845 publicó un poema que lo haría célebre. 'El cuervo',en el que infunde al lector un tipo de terror psicológico que influyó en gran parte de los escritores jóvenes que lo sucedieron.

En 1935  Louis Friedlander.lleva el relato a la pantalla con gran efectividad y mejores ideas. Realiza la presentación de los personajes, como en otros cuentos del escritor, de forma trágica: un coche circula por una carretera de noche con una sola ocupante que sufre un accidente  y es trasladada en una ambulancia a una clínica, en la que la cámara se abre paso entre una serie de hombres que custodian a la mujer, impotentes ante el coma que padece y que no saben resolver. Esta desazón se dirime dando entrada a un personaje siniestro, el Doctor Vollin, interpretado por Bela Lugosi, enamorado de Edgar Allan Poe, que, prendado de Jane, necesita recuperar su equilibrio para dedicarse a sus siniestras investigaciones y manipula a un pobre delincuente, encarnado por Boris Karloff. Esta mujer está comprometida con el doctor Jerry Halden (Lester Mathews) quien, siguiendo las fórmulas del amor romántico y protector de la época traslada en brazos a su bella prometida, cada vez que intuye que ella se siente débil, una constante en las películas de una época en la que acababa de irrumpir el sonido (El cantor de Jazz, 1927).

La acción se inicia con Bela Lugosi recitando el poema de 'El Cuervo', cuya sombra se proyecta en la pared, procedente de un ejemplar de esta ave disecada. El personaje es invitado insistentemente a intervenir quirúrgicamente a la paciente, una operación a la que ofrece una fuerte resistencia, aunque finalmente acepta.El lobo solitario se queda prendado de la joven y se desata el conflicto entre el padre, el prometido, Jane y el doctor siniestro, heredero del Doctor Mabuse de Lang, aunque mucho más naïf y cercano. Toda su maldad se concentra en la intensa mirada del actor. Louis Friedlander irá incorporando elementos de suspense (librerías tras las que se oculta un pasadizo secreto que conduce a un funesto lugar, pisos que descienden, paredes que se estrechan...) algunos de los cuales inspiraron a directores posteriores, entre ellos Mel Brooks en 'El jovencito Frankenstein', (1974) dándoles la vuelta y convirtiéndolos en objeto de parodia y lugar para el humor. Un giro inesperado resolverá una situación muy compleja de una forma verosímil y razonable. Imágenes preñadas de un romanticismo con vocación de terror, que anidan en el imaginario colectivo y despiertan la nostalgia del espectador, en un mundo dominado por Lovecraft. Muy recomendable.






No hay comentarios:

Publicar un comentario