Mi prima Rachel. Crítica. Blu ray.




Ficha técnica, sinopsis, notas de producción, cartel, fotografías y trailer (Pinchad aquí).



Crítica:


Mi prima Rachel es la adaptación al cine de una novela de Daphne du Maurier, autora de Rebeca (1938), que ha inspirado otros proyectos cinematográficos, entre ellos Jamaica Inn y Los pájaros de Alfred Hitchcock. Una, (es decir, yo misma ), que empezó leyendo compulsivamente a los catorce años y tiene bastantes más, ha de reconocer que no ha tenido la oportunidad de acercarse a la novela  de este mujer que nació y se desarrolló en un medio privilegiado, repleto de creadores de toda índole, -actores, escritores, dibujantes...-, pero todos sabemos que no hay tiempo suficiente para leer todo lo que se adapta, ( ya lo advertía Pío Baroja), que, por otra parte, no siempre se corresponde con los gustos literarios de cada cual. Otra cuestión es si el cineasta de turno ha sido capaz de crear un relato atractivo, conmovedor y enriquecedor para sus espectadores y eso es independiente de la historia en la que se basa y, al parecer Roger Michell ha dejado bastante satisfecha a la prensa con una historia que, como ocurre con Rebeca, sitúa a las protagonistas en una zona bastante oscura que nunca llega a alumbrar del todo. Rachel se diferencia de Rebeca en que de la segunda solo conocemos el nombre, mientras que la heroína o villana de esta narración, omnipresente, queda en un no man's land, un territorio indefinido que nadie domina. El nexo de unión entre ambas es que, una y otra, son capaces de enloquecer a un hombre. La  historia responde a la visión de una mujer que no precisó bajar al barro y luchar por su supervivencia.

El director del film, Roger Michell, es un cineasta oriundo de Pretoria, Sudáfrica, hijo de un diplomático, por lo que creció y se formó en Siria y Checoeslovaquia, hasta establecerse definitivamente en Inglaterra, donde se inició en la televisión. Su opera prima para el cine fue Persuasión (1995), un film con el que ganó un Premio Bafta; en 1999 obtuvo su primer gran éxito con Notting Hill, protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant. Después vendrían 'Fuera de control' (2002), 'Venus' (2006), con la que Peter O'Toole recibió un Oscar, y Morning Glory (2010). En 2013 se acercó a la nostalgia con 'Le Week-End', protagonizada por Jim Broadbent y Lindsay Duncan. La mayor parte de estas historias se caracterizan por su frivolidad que roza casi la feel good movie en muchos casos. Con 'Mi prima Rachel' se acerca al cine de género con una adaptación en la que reina la indefinición. La mujer que enloquece a los hombres pone entre ella y éstos su dignidad, -nadie compra a una mujer-, sin embargo la autora y su adaptador construyen a su alrededor un mundo de claroscuros en el que muchas cuestiones quedan en el aire y sin respuesta. La Rebeca rediviva se mueve entre la víctima y el verdugo. Interesante.



Comentarios