Mortal zombie (Retorno de los muertos vivientes III). Crítica.





Ficha técnica, sinopsis, fotografías, cartel y trailer. (Pinchad aquí)


Crítica: 


El título Mortal Zombie,(Return of the Living Death 3, 1993) se integra por algunos en  la 'franquicia que inició O'Bannon, calificada como un film perteneciente al subgénero zombedy, término acuñado en el Festival de Sitges de 2009, que se caracteriza por divertir al público sin aterrarlo. O'Bannon trabajó como técnico para George Lucas en Star Wars y colaboró con Carpenter en 'Allien, el octavo pasajero'. Brian Yuzna conserva algún ejemplar de muerto viviente que ha perdido todos sus músculos, pero conservan el esqueleto y los glóbulos oculares,y se  alimentan de cerebros. La presencia de una sustancia, la trioxina, en toda la serie, con el objetivo de dar vida a zombies y utilizarlos como armas contra objetivos militares, ya sean exteriores o contra la propia población si osa rebelarse, es el nexo de unión entre ambas producciones.El film de Brian Yuzna se diferencia de  la saga que inicia O'Bannon en que el humor de las dos primeras películas es sustituido por el horror, la ciencia-ficción y el romanticismo.




A diferencia del vampiro, un hombre o una mujer aristocráticos que viven en castillos que sólo recorren por las noches, llenos de telarañas, y que descansan al amanecer en sus lujosos féretros, instalados en la cripta de la mansión, los zombies se mueven en masa, representando, unas veces a las masas explotadas por las clases dominantes y los gobiernos, (Guerra Mundial Z), las clases altas, los hombres de corbata y maletín, con muy diferente significado ( I Am a Hero), o ubicados en el umbral de la conciencia como ocurre en el film que dirige Brian Yuzna, que prioriza el punto de vista del zombie, un ser nada maniqueo, unas ocasiones víctima, otras verdugo. Los protagonistas, Julie (Melinda Clarke) y Curt (J.Trevor  Edmond), serán víctimas de su inmadurez y de su amor, que, bajo la influencia de Poe descienden a las cloacas de la ciudad; el dolor despertará los instintos de quien está a punto de perder lo que le resta de humanidad, despertando sus instintos y provocando las imágenes más asombrosas y escatológicas que se han visto en el cine del género.





El film incluye una mordaz crítica de cómo se enfrenta  el gobierno de Estados Unidos a su defensa nacional, sin escrúpulos, sin barreras morales, perdiendo en el empeño, algunos de ellos,  a sus propios hijos. Se dice que, con frecuencia, 'el que al cielo escupe a la cara le cae'. Tras un largo recorrido por festivales muy limitado, consiguió dos grandes premios: el del Festival de cine Fantástico de Amsterdam y el Premio del Público de cine de Gérardmer.

La película fue comercializada en VHS y el director tuvo que recortar entre 50 y 60 fragmentos para obtener la calificación R.




Comentarios