El fuego de la venganza. Tony Scott





Ficha técnica:


Título original:Man on Fire.
País: Estados Unidos.
Año: 2004.
Duración: 146 minutos.

Dirección: Tony Scott.
Guión: Brian Helgeland, basado en la novela de A.J.Quinnell.
Casting: Bonnie Timmermann.
Dirección de Fotografía: Paul Cameron.
Música: Harry Gregson-Williams
Edición: Christian Wagner.

Diseñadora de Vestuario: Louise Fogley.

Productores: Arnon Milchan, Tony Scott, Lucas Foster.
Productores ejecutivos: Lance Hool, James W.Skotchoople.
Diseñadores de producción: Benjamín Fernández y Chris Seagers.
Compañías productoras y distribuidoras: Fox 2000 Pictures y Regency Enterprisses presentan una producción de New Regency y Scott Free.

Intérpretes:


Denzel Washington,
Dakota Fanning,
Giancarlo Giannini,
Radha Mitchell,
Marc Anthony,
Rachel Ticotin,
Mickey Rourke.




Sinopsis:


México D.F. Un agente del gobierno (Washington) decepcionado con su vida, acepta a regañadientes un trabajo que consiste en proteger a una niña (Dakota Fanning) cuyos padres han recibido amenazas de secuestro. La relación con su protegida despertará en él sentimientos desconocidos. Cuando la niña es secuestrada, su rabia se desatará contra los responsables. Versión de "Bala blindada" (Man on Fire), película francesa dirigida por Elie Chouraqui en 1987.

Francisco Marinero escribió para el diario 'El Mundo' que en este film de Tony no hay drama, no hay conflictos emocionales en una cinta que se reduce a glorificar a Denzel Washington. Lo veremos. El resto de los críticos. Ian Freer (Empire) asevera que, a pesar de que no se puede decir que la película es perfecta, si que es tremendamente entretenida. Paul Clinton (CNN) emite un juicio muy curioso: el film parece contener dos películas diferentes dirigidas a dos públicos distintos. Pero el más alucinante de todos los críticos fue el finado Roger Ebert, (Chicago-Sun Times),un enfant terrible muy conocido que afirmó que la película: "Cuenta con una calidad artística superior y una poderosa interpretación de Denzel Washington en su intento por elevarse por encima de las de su género, pero fracasa. La historia subyacente no merece el esfuerzo."


Lo que se dice:


Tony Scott, mientras vivió, no fue muy querido por los top critics, rerpresentando la cara opuesta de la moneda de Paul Thomas Anderson, el niño querido de la prensa que ha tenido que conformarse en la última edición de los Oscar con un premio de consolación al mejor vestuario, un galardón humillante para un cineasta que presentaba un film que se llama 'El hilo invisible'. La muerte  de Tony Scott permanece en la penumbra, entre el cáncer y el suicidio, tuvo que soportar una constante comparación con su talentoso hermano Ridley Scott. Es cierto que no ha legado una obra como Blade Runner o Alien, pero ha dejado una herencia de títulos importantes. Hoy sonroja que lo saquen a colación para derrotar a Ridley y su última producción, 'Todo el dinero del mundo'. Esta es la parte más triste y miserable que debe soportar un creador y todos aquellos que han empatizado con su sensibilidad.


Breve crítica:


Tony Scott describió su propio trabajo, su proceso creativo tal como él lo concebía, y no me parece baladí escuchar lo que proponía: Lo que siempre me lleva en términos de mis películas son los personajes.[Le digo a mi equipo de producción] "Vayan al mundo real, castéen a estas personas en el mundo real, y encuéntrenme modelos a seguir para mis escritores". Entonces hago ingeniería inversa. No cambio la estructura del guión, pero uso mi investigación. Ese siempre ha sido mi mantra, y eso es lo que me emociona, porque llego a educar y entretenerme en términos de mundos que nunca podría tocar normalmente, aparte del hecho de que soy un director. [...] Si miras mi cuerpo de trabajo, siempre hay un lado oscuro en mis personajes. Siempre tienen un esqueleto en el armario, siempre tienen un subtexto. Me gusta eso. Ya se trate de Bruce Willis en Last Boy Scout o Denzel Washington en The Taking of Pelham 123. Creo en el miedo, y hay dos maneras de ver el miedo. Lo más espantoso que hago en mi vida es levantarme y rodar películas. Comerciales, películas, todas las mañanas estoy de pie con una hora o dos horas de sueño, antes de que se calle el despertador. Eso es bueno. Ese miedo me motiva, y lo disfruto. Soy perverso de esa manera. Hago otras cosas. He escalado la roca toda mi vida. Cada vez que termino una película, hago subidas de varios días, voy a colgarme de una pared en Yosemite. Ese miedo es tangible. Eso es blanco y negro. Puedo sostener ésta o aquella. El otro miedo es intangible, es muy abstracto, y eso es más aterrador. (Stafford-Clark, Nigel (12 de mayo de 2007).



Comentarios