Un amor entre dos mundos. Juan Solanas.



ÚNICO SISTEMA SOLAR CONOCIDO CON GRAVEDAD DOBLE, CADA UNO CON UNA GRAVEDAD PROPIA Y OPUESTA.


Ficha técnica:

Título original: Upside Down.
País: Canadá. Co-producción franco-canadiense.
Año: 2012.
Duración: 103 minutos.

Dirección: Juan Solanas.
Guión: Juan Solanas, adaptación de Joan Solanas; diálogos Joan Solanas.
Casting: Lucie Robitaille.
Dirección de Fotografía: Pierre Gill.
Música: Benoit Charest; música adicional: Mark Isham.
Efectos visuales: Vision Globale.
Diseño efectos visuales: La Maison; supervisor: Froehlicher.

Productores: Claude Leger, Jonathan Wanger, Aton Soumache, Alexis Vonarb
Productores ejecutivos: James W. Skotchoopole, Glorges Dayan, Emile Amzallag, Paul Hope.
Diseño de producción: Alex McDowell.
Compañias  Tripictures, Upside Down Films & Lesfilmsupsidefilms Inc., Onyx Films, Transfilmintl, Studio 37, Kinologic Films, Jouror Productions- France 2 Cinema, Canal +, Cine+. France Televisions


Intérpretes:


Jim Sturges: Adam,
Kirsten Dunst: Eden,
Timothy Spall: Bob Boruchowicz,
Blu Mankuma: Albert,
Nicholas Rose: Pablo,
James Kidnie: William Lagavulim.


Sinopsis:


Adam parece un hombre normal dentro de un mundo peculiar. Su vida humilde y sus pocos ingresos no afectan a su romanticismo, con el que aún recuerda su historia de amor imposible por Eden, una chica que conoció en un mundo muy distinto al suyo. Adam (Jim Sturgess) es aparentemente un tipo corriente dentro de un universo extraordinario, compuesto por dos mundos, uno superior y otro inferior, ambos con gravedades diferentes. Adam conserva en la memoria el recuerdo del amor imposible que tuvo diez años atrás por Eden (Kirsten Dunst), una chica que conoció del otro mundo, el superior, un lugar que se halla fuera de su alcance. Sin embargo, cuando vuelve a verla en la televisión, Adam decide encontrar el camino que lo lleve hasta ella.






Lo que se dice:


El film ha sido bien recibido por la prensa europea y estadounidense. En España Jordi Costa, tras analizar la trayectoria estilística de Juan Solanas, concluye afirmando que 'Un amor entre dos mundos' es "una película imperfecta, pero repleta de afortunadas ideas visuales que, en buena medida, parece funcionar como sintético compendio de lo que, hasta el momento, ha explorado la carrera del cineasta." 1





Sergi Sánchez sostiene que "da la impresión de que Solanas tuvo una idea y ahí se quedó, encarcelado entre el mundo de arriba y el de abajo, entre la doble gravedad y la antimateria, entre el amor que las leyes de la física hacen imposible en «Lady Halcón» y la distopia jerárquica de "Metrópolis". (...) Solanas está tan fascinado por la imaginería que se deriva de ese universo y su némesis que sólo el triunfo del amor logrará convertir en una imagen y su reflejo, que olvida la consistencia de la historia." 2





Para David Broc "como el planeta dividido del que habla su punto de arranque argumental. Un amor entre dos mundos es una película partida en dos: por un lado, a su aire, el romance prohibido que une y separa a la pareja protagonista, de perfil tontorrón; por el otro, infinitamente más atractivo, el levantamiento de un mundo fantástico en el que se proyectan algunos de los conflictos e inquietudes de nuestra realidad." 3





Breve comentario:



Una voz en off introduce al espectador en aquello que va a ver: "Para entender mi historia tenéis que conocer las tres reglas de la gravedad doble: Toda la materia, todo objeto es atraído por la gravedad del mundo que procede y no por la del otro; el peso de un objeto puede compensarse utilizando materia del mundo opuesto, materia inversa. Lo malo es que, transcurridas unas horas, toda materia en contacto con la materia inversa se quema. Dicen que no se puede luchar contra la gravedad. Yo no estoy de acuerdo, porque ¿Y si el amor es más fuerte que la gravedad? Retrocedamos hasta los tiempos oscuros, cuando cualquier contacto entre los dos mundos era extremadamente peligroso y estaba prohibido. El mundo superior se había desarrollado rico y próspero, mientras que aquí robábamos materiales diversos para calentar las casas y sobrevivir. Arriesgábamos todo, incluso la vida...El único contacto autorizado entre ambos mundos se realizaba a través de Intermundo, un gigante corporativo del mundo superior, dedicado a obtener petróleo barato del mundo inferior y vendernos electricidad a unos precios tan desorbitados que no podíamos permitirnos (...)." A partir de esta introducción el público está preparado para enfrentarse a un film de una factura muy peculiar, que comentaremos en la crítica. Podéis ver la película en el videoclub de ONO.



1. Las leyes de la atracción, diario 'El País', 5 de abril de 2013.
2. Crítica de cine: diario 'La Razón', 5 de abril de 2013.
3. Un amor entre dos mundos. Fotogramas.





Comentarios