Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

viernes, 13 de abril de 2018

Cariño, Yo soy Tú. Bruno Chiche.





Ficha técnica:


Título original: L'un dans L'autre.
País: Francia.
Año: 2017.
Duración: 85 minutos.

Dirección: Bruno Chiche.
Guión: Bruno Chiche, Nicolás Mercier, Fabrice Roger-Lacan.
Casting: Michael Laguens
Dirección de Fotografía:Nicolas Brunet.
Música: Philippe Rombi.
Dirección artística: Stephanie Laurent Delarue.

Diseño de Vestuario: Isabelle Mathieu.
Responsable de maquillaje: Théry-Hamel Valérie.
Responsable de peluquería: Jane Brizard.

Productores: Laetitia Galitzine, Philippe Rousselet.
Productor ejecutivo: Fabrice Gianfermi.
Diseño de producción: Pierre Duboisberranger.
Compañía productora: Vendôme Production.


Intérpretes:


Stéphane  De Groodt: Pierre,
Louise Bourgoin: Pénélope,
Aure Atika: Aimée,
Pierre-François Martin-Laval: Eric.


Sinopsis:



Dos parejas, Pierre y Aimee, y Eric y Pénélope, comparten cuatro años de amistad sin ningún problema. Todo cambia cuando Pénélope y Pierre se convierten en amantes y la situación se vuelve insostenible y deciden romper. Pero después de una última noche de amor apasionado el destino les juega una mala pasada: Pierre y Pénélope se despiertan cada uno en el cuerpo del otro.


Lo que se dice:



La crítica ha valorado muy negativamente el trabajo de Bruno Chiche. Francisco Marín Bellón, del diario ABC ridiculiza un tanto  el film cuando afirma que  la película es  una "comedia del subgénero "intercambio de cuerpos" y de la categoría "tontuna simpática". Un siglo y pico de cine han hecho posible que, sin apenas explicaciones, el público acepte y entienda en un par de escenas algo tan absurdo como que los dos protagonistas hayan intercambiado sus cuerpos." No obstante concede al director un respiro: " Bruno Chiche no inventa demasiado, pero se agradece que vaya al grano, sin inventar explicaciones sobrenaturales. La «magia» del amor le permite reflexionar sobre lo sano que es ponerse en la piel del otro y aprender su forma de afrontar la sexualidad, el trabajo, la familia... No descubre la pólvora, pero antes de que el espectador se arrepienta ya ha pasado hora y media. Cómo quejarse." 1





Francisco Marinero, tras advertir de que estamos ante " un planteamiento de comedia al que se ha recurrido bastantes veces porque permite facilidades de farsa" concluye diciendo que estas facilidades están "desaprovechadas porque, en la línea de la comedia francesa actual, tanto gags visuales como diálogos son de una timidez conciliadora, contraria a toda agudeza, y la previsibilidad de las situaciones se agrava por la duración de la proyección." 2





El exigente y escueto Nando Salvá, que nunca se molesta en explicarnos qué es un blockbuster, lo que es de agradecer, pero que es la antítesis de sus compañeros de la Nouvelle Vague, a quienes Bazin aconsejaban abstenerse de criticar si no tenían nada bueno que decir del cuestionado, añade que el francés  "basa su humor tanto en los clichés más retrógrados sobre los dos sexos como en una puesta en escena propia de sitcom. Entretanto, una insistente música de fondo trata de convencernos de que lo que vemos es graciosísimo. No cuela." Es difícil colarle a este hombre nada, aunque en esta ocasión se haya mojado incluyendo en su párrafo un adjetivo significativo: "retrógrados". 3





1. Crítica de 'Cariño, yo soy tú': Ponerse en la piel de otro. Diario ABC, 12 de abril de 2018.
2. 'Cariños, yo soy tú': transferencias íntimas. Diario 'El Mundo', 12 de abril de 2018.
3. 'Cariño, yo soy tú': risas sin mucha gracia. ?El Periódico', 12 de abril de 2018.





No hay comentarios:

Publicar un comentario