Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

viernes, 13 de abril de 2018

Cuidado con los extraños. Crítica










¡Soy un harry Houdini saliendome con la mia!




FICHA TÉCNICA, SINOPSIS, LO QUE SE DICE, CARTEL Y TRAILER (PINCHAD AQUÍ).


CRÍTICA:


Se puede decir que el film que dirige Chris Peckover 'es la hostia'. Es una película inteligente, intensa, divertida, ácida, incisiva y muy crítica con una sociedad de consumo como la norteamericana en la que los padres acomodados de barrios tranquilos ponen en manos de sus hijos todo lo que está a su alcance, incluidas las nuevas tecnologías de las que algunos hacen un uso espurio, ignorando que no les pueden dar todo lo que ansían, especialmente cuando lo que quieren es someter a otra persona que no forme parte de la familia. Muchos padres, con frecuencia mal avenidos, guardan armas en su casa, aunque Luke, (Levi Miller), el protagonista, nos demuestra que, en manos de un psicópata hasta un lápiz es un peligro. La madre es una controladora y ejerce una dictadura en su hogar (pone uno de estos lápices en la puerta para que la baby-sitter compruebe que su hijo no sale de su habitación). 






El niño es un pijo redomado que duerme con un aparato que reproduce el sonido del latido de su corazón cuando todavía estaba en el vientre materno y con su cara bobalicona logra engañar al público durante la primera mitad del relato. Ya no podemos seguir porque cualquier cosa que añadamos puede desembocar en el fatal spoiler.  Solo decir que estamos de acuerdo  con Jordan Mintzer (The Hollywood Reporter) cuando dice que es un título más difícil de categorizar que de disfrutar. Muchos podrán quedarse con la copla de que, al ser muy jóvenes sus protagonistas, es un film para adolescentes, aunque es mucho más apropiado para un público adulto y ayuda a comprender las tragedias que se originan en centros educativos o zonas concurridas de Norteamérica, y alguna que otra vez en el Norte de Europa, cuando un individuo de cualquier edad pierde el oremus, es decir la cabeza, y uno comienza a preguntarse qué es lo que no ha tenido en cuenta para prevenir estos acontecimientos. En el fondo de muchas de estas historias está el resentimiento, uno de los sentimientos más peligrosos que embargan al hombre.





En su segunda película, (la primera fue Undocumented (2010)),  el australiano, escudándose en un espíritu burlón y una actitud cínica e insolente inscribe esta historia en las fiestas  en las que se supone que el hombre  se siente inclinado a dejarse embargar por los mejores sentimientos e intenciones respecto a los demás. Decoran sus casas con árboles repletos de bolas de colores y engalanan las fachadas con ciervos y representaciones de Santa Claus o Papá Noel, y hacen muñecos con la nieve, mientras suenan canciones navideñas. Pero toda esta parafernalia no supone ningún  freno, sino a veces todo lo contrario, para la intensificación del lado oscuro del ser humano. El divertimento está garantizado y, en esta ocasión viene acompañado por un sentido del humor 'despiadadamente inteligente'.



so

No hay comentarios:

Publicar un comentario