Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

viernes, 6 de abril de 2018

Inmersión. Crítica.






CRÍTICA:



Lo único que se puede seguir con relativa normalidad es la historia de amor entre dos jóvenes atractivos, interpretados por Alicia Vikander y James McAvoy, una atracción muy poderosa que surge en un momento de relax, de vacación de ambos personajes; una fuerte pasión que se traslada al público con una serie muy numerosa de primeros planos hilvanados de ambos, con pequeñas escapadas a la orilla del mar, por donde partirá uno hacia su destino, a cumplir con sus obligaciones profesionales, y se sumergirá la otra, biomatemática de profesión, para encontrarse con el origen de las especies y la evolución. El cartel parece querer distinguir estos dos niveles discursivos que no acaban de encajar.




A partir de este preámbulo se inicia un film pretencioso, que inicia una competición con las elucubraciones metafísicas de Malik, en las que entra en juego lo divino y lo humano, la religión cristiana y musulmana, el yihadismo, las ONGs, o los crímenes de guerra , que hacen exclamar a Boyero que Wender hace un film "insoportable, un quiero y no puedo, angustias de cartón, falso lirismo, temáticas supuestamente desgarradas y con afán de trascendencia que no tenían el menor poder de conmoción, pretenciosas, vacuas, sin nervio, muy aburridas. Su antiguo prestigio le permitía ser carne de festivales, pero sospecho que su paso por las salas comerciales duraba un suspiro." 1 Luís Martínez (Diario 'El Mundo'), reconoce que la película agota, y Javier Ocaña, del mismo periódico, que sale escaldada de su propias pretensiones.





No parece que se pueda decir mucho más de un título olvidable y perfectamente prescindible, excepto que no hay cosa más ridícula que pretender elevarse por encima de la media, concatenar imágenes con ambición metafísica que trascienden nuestra realidad y que une a los amantes vivos y muertos, arriba y abajo, en la tierra o en el agua, y fracasar en el intento. La fotografía es bonita y los actores llenan la pantalla, e incluyen en su curriculum una película del alemán, pero esto no es suficiente.








1La imparable decadencia de Wim Wenders. Diario 'El País', 22 de septiembre de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario