Liga de la justicia. Zack Snyder. Crítica.








Ficha técnica, sinopsis, lo que se dice, fotografías, cartel y trailer. (Pinchad aquí)



Crítica:


Zack Snyder ha sabido sacar rendimiento a un proyecto en el que se invirtieron  $300,000,000 y que lleva recaudados en pocos meses más de $659,000,000. Un producto emblemático de la industria del cine y la novela gráfica a nivel global, en el que la compañías DC Films da la impresión de estar preparando el lanzamiento de una bomba que cierra una etapa y prepara el advenimiento de una nueva era: la resurrección de Superman, y el protagonismo de una mujer, Wonder Woman. Comercialmente, pues, el proyecto ha sido un éxito, que hemos podido constatar aquellos que frecuentamos una sala de cine .

Artísticamente, sin embargo, no ha sido un acontecimiento memorable, ni pasará a la historia como algunos títulos de su rival, Marvel, que no citamos para no hacer leña. El público ha respondido, como lo ha hecho con Black Panther,- de la competencia -, dirigida por Ryan Coogler en 2018, que sigue protagonizando las programaciones de las carteleras de los multicines, una película que ha sido muy bien recibida por los jóvenes, muchos de los cuales han sido educados en democracia y valoran la presencia de un superhéroe negro, ( los nacidos hace muchas generaciones en América del Norte y el Sur, ya no son afros, por mucho que en momento de depresión ciertos grupos hayan defendido la negritude y el regreso al continente de origen); todos ellos contribuyeron como pocos a la gran potencia que es hoy USA, y lo único que los diferencia de sus conciudadanos es el color de su piel, que en este país presenta todas las gamas posibles. No debiera olvidarse que uno de los mejores presidentes de Estados Unidos pertenecía a este grupo; el cambio no parece muy beneficioso.






Superman y Black Panther engrosarán las filas de los superhéroes en nómina de  uno y otro bando, que representan el individualismo norteamericano, que con demasiada frecuencia se sitúa fuera de la ley. El primero supone un 'tour de force' de DC Films, frente a Marvel, que prepara el lanzamiento de 'Avangers: Infinity War', dirigida por los Hermanos Russo,  que va a librar una auténtica guerra con la competencia, que ha precisado rescatar de su tumba al único superhéroe que no se disfraza, sino que se desnuda para mostrar su identidad, que lleva unas gafas que lo hacen irreconocible sin desfigurarlo y que vuela sin accesorios ni motores externos . Un buen competidor para la fábrica de vengadores, -o vengativos, como se autodenomina Chris Hemsworth en 'Thor Ragnarok, que ha recaudado $850 millones de dólares, desde el 10 de octubre de 2017-. Habrá que cuestionarse lo que se pregunta Spielberg en 'Ready Player One': ¿Quién gana más el creador, el inversor en bolsa o el que accede a un universo que jamás pudo imaginar? A veces el cine vende esa poca porción de magia a quien el imaginario sólo le permite evocar un mundo gris, e impulsarlo, rompiendo las barreras que ideó Huxley para  que los más miserables accedieran a un mundo mejor.






No obstante hemos de decir que Zack Snyder hace un film plúmbeo, sólo recordable por la reincoporación de Superman al universo de DC Comics. A destacar la incorporación de Jason Momoa  en el papel de Aquaman, un actor  de 38 años que ha desempeñado el papel de Kahl Drogo en 'Juego de tronos'.









Comentarios