Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

jueves, 12 de abril de 2018

Nido subterráneo. Terence H. Winkless






¡OJALÁ FUESE UN HOMBRE! PERO COMO NO LO ES...



Ficha técnica:


Título original: The nest (El nido)
País: Estado Unidos.
Año: 1988.
Duración: 84 minutos

Dirección: Terence H. Winkless.
Director de segunda unidad: Jeffrey Delman.
Guión: Robert King.
Dirección de Fotografía: Ricardo Jacques Gales.
Música: Rick Conrad.
Decorador del set: Craig Sully.
Coordinador efectos especiales: Cary Howe.



Intérpretes:



Robert Lansing : Elias Johnson,
Lisa Langlois: Elizabeth Johnson,
Franc Luz: Richard Tarbell,
Terri Treas: Dr. Morgan Hubbard,
Stephen Davies: Homer,
Diana Bellamy: Mrs. Pennington,
Jack Collins: Shakey Jake,
Nancy Morgan: Lillian,
Jeff Winkless: Church,
Steven Tannen: Mr. Perkins,
Heidi Helmer: Jenny,
Karen Smythe: Diner,
Noel Steven Geray: especialista.

Sinopsis:


En una pequeña isla de Nueva Inlaterra están teniendo serios problemas con las cucarachas. Un experimento biológico intenta acabar con ellas utilizando una cucaracha modificada genéticamente que devoraría a las otras.Algo sale mal y comienza el terror en la comunidad.






Crítica:


Nido subterráneo, es un film de Terence H. Winkless, un cineasta, guionista, actor y productor estadounidense, que trabajó también para televisión, y formó parte del elenco de The Banana Splits Adventure Hour, Bingo the Gorilla, Trade Rutes y Goreyan Nu Daffa Karo, entre otros tabajos para la TV, Como director, dirigió el cortometraje Foster's Release, presentado en el Festival de Cine de Edimburgo y el Festival de Cine de Chicago, y también realizó tareas de editor y guionista. En 1988 dirigió este film, cuyo protagonista eran cucarachas genéticamente modificadas. En 1989 realizó Bloodfist, el mayor éxito de la compañía New Horizons de Roger Corman, que le permitió reunir recursos suficientes para volver al género; su película Fire Over Afghanistan fue filmada con una cámara digital, la Sony PD-150, convirtiéndose en un precursor del mundo digital.





Volviendo a 'Nido subterráneo, lo más destacable es la novedad que supone en el género la aparición de la cucaracha, un film que da más asco que miedo, como una protagonista muy particular, que funciona como lo hacen las hormigas de la marabunta, que tiene una reina y los aliens, y metarmofosean a los que devoran haciendo surgir un híbrido, una especie nueva muy agresiva. En medio de este enigma una doctora maligna que , como sus compañeros masculinos, compite con la divinidad en crear vida o favorecer el nacimiento de las nuevas especies, ante cuyas mordeduras disfruta como lo hace cualquier mujer  en el climax del acto sexual, lo que quizás está justificando un cartel como el que anuncia el film. Siguiendo la estela que marcó Spielberg en Tiburón o Ridley Scott en Alien, el contexto propicio para estos acontecimientos extraordinarios que rompen el equilibrio de la convivencia ciudadana suele ser un lugar más o menos atractivo de la costa que quiere promocionar un hombre rico del lugar, que antepone sus intereses económicos a los de sus conciudadanos; hombres ambiciosos que tienen hijas atractivas que se enamoran del policía del pueblo, al que se pega el graciosillo de la localidad. Un cóctel que incrementa la tensión y prepara al público para el giro final muy imaginativo, a pesar de las carencias que impone los recursos de que dispone un film de serie B.







No hay comentarios:

Publicar un comentario