Un lugar tranquilo. Crítica.





MINIMALISTA, LIMPIA, BRILLANTE, INTELIGENTE...



Ficha técnica, sinopsis, lo que se dice, fotografías, cartel y trailer. (Pinchad aquí).


Crítica:


La opera prima del actor de 38 años John Krasinski, que desempeña el papel de protagonista de su película, ha sido muy bien recibida por la crítica mundial y augura una carrera brillante al joven cineasta.



John Krasinski en el papel de pater familias.


En España Jordi Costa (Diario 'El País')  la describe como una joya que descansa sobre dos pilares: la puesta en escena y el diseño de sonido;  Oti Rodriguez Marchante (diario ABC) describe el arranque como espectacular, de una entrega y una sugerencia muy poderosas; para Nando Salvá (diario 'El Periódico') los niveles de ansiedad que nos provoca en el proceso, y la empatía que logra hacernos sentir por los personajes, son justo el tipo de reacción que toda película de terror debería buscar; riguroso y brillante ejercicio de estilo según Fausto Fernández (Fotogamas)...





En Estados Unidos Owen Gleiberman (Variety) la califica de original, pulcra y conseguida, con momentos escalofriantes; thriller terrorífico con un corazón cálido (John DeFore, 'The Hollywood Reporter'); provoca el subidón que sólo logran las buenas películas de terror (Brian Tallerico, rogerebert.com); reparto dotado de una fisicalidad que sugiere el peligro que  conlleva cada paso que se da (Eric Kohn, Indiewire)...





En el cono sur Pablo O.Scholz (Diario Clarín) habla de resultado amedrantador y aconseja ir a ver la película a todos los que les gusta el cine; escalada de tensión que se torna insoportable, potente film de terror (María Fernanda Mugica , Diario 'La Nación); Krasinski: buen director de actores que representan unos personajes comunes en una situación atípica (Lucero Solórzano, Diario Excélsior); Maximiliano Torres (Diario La Nación) es de la opinión de que "siendo la edición sonora uno de los ejes técnicos del cine de horror, el hecho de que una cinta trabaje este elemento con ingenio habla de un director que ha estudiado las tradiciones del cine y sabe darles un giro"...

Crítica del blog:


Desde el primer fotograma el espectador comienza a entender que todos los elementos que intervienen en una producción cinematográfica, imagen, sonido y  el escore musical de Marco Beltrami se convierten bajo la batuta de John Krasinski en elementos poderosos de la narración, generadores de tensión en un film en el que se impone el silencio, en el que sus protagonistas caminan descalzos para no despertar a la bestia, que es ciega, pero oye a la perfección el más mínimo ruido  y utilizan para comunicarse signos, denominados alfabeto manual o dactilológico, que conoce muy bien Millicent Simmonds, una niña sorda desde la infancia. La situación en la que se inscriben estos personajes es de tal cuidado, de tal emoción ante el mínimo desliz, que trasladan al patio de butacas una situación insólita, que lo mantiene en una tensión tan intensa que se sobresalta ante cualquier error que pueda alterar el falso equilibrio de la situación.




Millicent Simmonds y Emily Blunt


A medida que avanza un film, al que no le sobra ni un minuto de metraje, pero tampoco se queda corto, en el que los tiempos están muy medidos y el desarrollo de las situación y la evolución de los personajes es perfectamente comprensible para el público, nos vamos percatando de hacia dónde nos dirige Krasinski con su lenguaje desplazado, con el tratamiento del foreground y el background de un relato lineal, porque en esta historia no existe ni cabe el pasado. Si fallas no lo cuentas. Mas el giro final nos deslumbrará y  con su corte brusco y la aparición de una pantalla en negro que da paso a los créditos finales, nos advierte de que todos y cada uno de nosotros equivocamos nuestras estrategias, que el miedo y el silencio no son nunca la solución, excepto para  fortalecer aún más a los villanos y los bandidos. 





También sorprende por el tacto y la elegancia con la que aborda el tema la forma en que cede el paso a la mujer, sin privar de su capacidad a los hombres, y permite que sean ellas las que den con la solución del problema, las que se liberen a sí mismas y liberen a su familia y con ellas a la sociedad. Una buenísima puesta en escena de los miedos, los terrores de la sociedad moderna, contado de forma eficaz, minimalista, brillante y, sobre todo, clara, y la forma de hacerles frente y acabar con ellos para siempre. Alguien ha hablado no tanto de lugares comunes, como de situaciones ya vividas, lo que no es del todo cierto, aunque no es la primera vez, si la forma en que se ha abordado, que se utiliza el silencio para dar miedo (recordemos aquella serie de 'Historias para no dormir' de Narciso Ibáñez-Serrador), si bien en más de una ocasión salen a flote sus referentes, en concreto M. Night Shyamalan  y su película  'Señales', que también ha dejado huella en Wes Anderson y su última película 'Isla de perros'. Krasinski sigue de cerca a estos cineastas jóvenes de los que le separan 10 años, y lo cierto es que irrumpe a sus 38 años con fuerza.







Un film muy recomendable, tanto por la forma (el público se lo pasa bien), como por el subtexto sobre el que se asienta.




Comentarios