Alanis. Ficha técnica








Ficha técnica:


Título original:  Alanis.
País: Argentina.
Año: 2017.
Duración: 82 minutos.

Dirección:  Anahi Berneri.
Guión:  Anahi Berneri. y Javier Van De Couter.
Dirección de Fotografía: Luis Sens.
Música: Nahuel  Berneri.
Edición: Delfina Castagnino.

Diseño de Vestuario: Roberta Pesci, Sandra Fink.
Departamento de maquillaje: Dino Balanzino.

Productores:  Anahi Berneri, Diego Dubcovski.
Productores  ejecutivos: Lucía Chavarri, Laura Huberman.
Compañías productoras: Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Laura Cine, Rosaura Films, Varsovia; distribución: Cinetre, Uncork''d Entertainment.


Intérpretes:



Sofia Galla: Alanis,
Dante Della Peolera: Dante,
Santiago Pedrero: Santiago,
Dana Basso: Gisela,
Silvina Sabater: Andrea,



Sinopsis:



Alanis es una trabajadora sexual que tiene un hijo pequeño que deberá luchar para abrirse paso en la sociedad.


Premios (Filmaffinity) :




  • 2017: Festival de San Sebastián: Mejor dirección, Mejor actriz (Gala) 
  • 2017: Premios Sur: 4 nominaciones incluyendo mejor director y guion original 
  • 2017: Festival de La Habana: Premio Coral - Mejor película y mejor actriz (Sofía Gala) 2
  • 018: Premios Platino: Nominada a mejor actriz (Sofía Gala)

Lo  que se dice:


La crítica ha valorado muy positivamente el film que dirige  Anahi Berneri, una cineasta argentina, que se convirtió en 2017 en la primera mujer de habla hispana que conquistó la Concha de oro en el 65 Festival  Internacional de Cine de San Sebastián, precisamente con este film, su quinto largometraje.

Luís Martínez, al hacer la crónica del Festival, al comparar el trabajo de la argentina con el del alemán Wim Wenders, sostiene que :"Anahí Berneri, toda una especialista en el cuerpo a cuerpo, propuso otro tipo de buceo en Alanis. Si el de Wenders es hacia dentro, éste es hacia fuera, carnal, físico, doliente. Alanis (una Sofía Gala sencillamente inmensa) es puta. Tiene un hijo al que adora, una amiga a la que defiende y poco más. Con este material tan primario, la directora se las arregla para componer una extraña, compleja y muy sucia sinfonía de la dignidad...(1) el crítico parece alinearse con quienes, considerando el cine un instrumento de la lucha de clases, defienden que no se puede hacer un cine limpio y agradable mientras  una solo mujer o un solo hombre viva humillado y esclavizado.




Jordi Costa mantiene una posición aparentemente parecida, planteando la cuestión como una reacción a la forma en que el cine ha tratado desde siempre, en el contexto de la sociedad patriarcal,  el tema de la prostitución: "El burdel como limbo edénico del deseo o como espacio para la solidaridad femenina, la prostituta como alma noble y pura, capacitada para la comprensión del estado de falta del cliente que requiere sus servicios, son solo algunos de los tópicos explotados, una y otra vez, por un imaginario cinematográfico en el fondo nada inocente." (2)


Quim Casas en el 'Periódico' afirma que: " (...) no hay espacio en Alanis para los aspectos más sórdidos, lo que no quiere decir que sea un filme complaciente o blando. Todo lo contrario. Pone el dedo en la llaga sin esbozar apenas algún momento de efectismo dramático." (3)

Tanto las críticas que hemos seleccionado, como otras muchas, mantienen este tono de apoyo al film de la realizadora argentina.









(1)  Wim Wenders o formas de tocar fondo. Diario 'El Mundo', 23 de septiembre de 2017.
(2)  El cliente no te representa (Dario 'El País', 15 de diciembre de 2012.
(3) 'Alanis': vida de una prostituta. Diario 'El Periódico', 14 de diciembre de 2017.

Comentarios