Asylum: El experimento. Crítica








Ficha técnica, sinopsis, lo que se dice, fotografías, cartel y trailer (Pinchad aquí).


POE EN HOSPITALES MENTALES








Durante esta semana se puede disfrutar de este film en el videoclub de ONO. Dennis Harvey señala una contradicción importante: un elegante reparto británico, un film bien ejecutado que sin embargo no ha sabido conectar con el escritor de Baltimore, Edgar Allan Poe. 1 Betsy Sharkey mantiene una posición intermedia, y afirma que parece que Brad Anderson pretende hacer un film surrealista psico-pop, aunque el resultado es más insípido que insano. 2 Pero no falta quien afirma que el film está varios puntos por encima de la típica película de loqueros, entre ellos Reex Reed (The New York Observer') . 3





Crítica:


Brad Anderson sitúa esta extraña película acerca de la locura y su tratamiento en instituciones cerradas, antiguamente llamadas manicomios, que practicaban, no hace mucho, métodos muy parecidos a los que se  exhiben en la película. La historia comienza con una exhibición ante los futuros psiquiatras de ciertas prácticas y sus resultados en la Universidad de Oxford, durante el curso académico de  1899, que intentaban curar dolencias como  la histeria femenina, basada en teorías de Freud, a la que dedicó un film Tanya Wexler, que se llamó simplemente, Histeria,  realizada en 2011, o enfermos afectados de pseudología fantástica o mentirosos compulsivos, a los que el cine ha dedicado más de una película.





Parece claro que Brad Anderson concluye demostrando que todos tenemos cierto grado de locura, y un talón de Aquiles, un punto de vulnerabilidad que intentamos esconder a los demás. Lo que ya no deja tan claro son los movimientos de poder  que se producen en cualquier sociedad en la que unos locos, que creen ser más eficientes y bien formados que los demás, son, de tanto en tanto, sustituidos por aquellos que han sido víctimas de sus manejos, con frecuencia de gran dureza, que no dudan en utilizar procedimientos dudosos,  mientras son acusados de la misma locura. Un giro final no parece arreglar las cosas y ni aporta tensión, ni clarifica el significado del relato. Parece que la corrección y la elegancia no son factores suficientes para generar tensión.





1. Reseña de 'Stonehearst Asylum. Variety,
2. Reseña de'Stonenhearst Asylum, de aire gótico, pero ausente de terror'. Los Angeles Times.
3. 'Stonehearst Asylum' es la mejor película de manicomios desde 'Bedlam'. The New York Observer, 22  de octubre de 2014.

Comentarios