Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

viernes, 11 de mayo de 2018

La mujer que sabía leer. Crítica.










FICHA TÉCNICA, SINOPSIS , SINOPSIS, LO QUE SE DICE, FOTOGRAFÍAS, CARTEL Y TRAILER  (PINCHAD AQUÍ).



Pocas veces los conflictos de género se contemplan con tanta beleza y elegancia, profundizando en la denuncia de los tópicos y estereotipos que acompañan las diferentes formas de contemplar la vida del hombre y la mujer.



CRÍTICA:


Es difícil encontrarse con un film como el que dirige Marine Francen , que, a pesar de tener un bagaje cultural cimentado en el estudio de la Historia y las relaciones internacionales, enfoca su historia desde la perspectiva de la escuela de las mentalidades e incluso la etnología, entrando a fondo en el cultivo, la siega y la trilla del trigo en la Francia de mediados del siglo XIX, que por una circunstancia imprevista se convierte en una responsabilidad femenina, unos hechos que tendrán consecuencias mucho más importantes en la organización de la colectividad. Al desaparecer los hombres y con ellos el patriarcado, éste fue sustituido por un matriarcado no libre de excesos, como ocurre en cualquier organización humana, entre ellos, no sólo hacerlo trabajar de sol a sol por la habitación y la comida, e imponer a un solo hombre que satisfaga sexualmente a todas las mujeres de la colectividad y las deje embarazadas, interpretando que semejante forma de actuar forma parte del ADN del macho. Pero este no es un macho cualquiera, sino un fugitivo que lee a Voltaire, Molière, Racine o Victor Hugo, lo que facilita su relación con la única mujer, Violette, que sabe leer.

Javier Ocaña dice en su crítica para el diario 'El País', al hacer una breve sinopsis de La mujer que sabía leer', que el " tiempo en el que se ambienta el relato es el imperio de Napoleón III, hacia 1852. Y el elemento perturbador es la ausencia total de hombres en una pequeña y aislada aldea, a causa de la represión gubernamental. Así, la desesperación, el aislamiento y el dolor de las mujeres por sus maridos e hijos provoca un nuevo orden social: un mundo en femenino. “Están en edad de ser mujeres y madres”, dice una de las ancianas respecto de las jóvenes generaciones, que acaban, primero entre risas, luego con absoluta sinceridad, estableciendo un pacto: si aparece un hombre, lo compartirán."(1) Tanto el año en que se producen los acontecimientos, el golpe de Napoleón contra la república francesa o la depuración subsiguiente de los republicanos son breves apuntes en los diálogos que orientan al espectador y lo sitúan en el contexto histórico .

De este modo, invirtiendo los términos, y siendo las mujeres las que violentan al hombre y lo fuerzan a realizar algo que no desea, se pone en evidencia de forma muy cruda lo que significa obligar a una mujer a hacer lo que no desea. Jean es un hombre culto, civilizado, probablemente revolucionario, que se enamora de Violette y se ve constreñido en su huida a doblegarse ante el deseo de las mujeres, para ganar unos días más en su huida, un hombre que no puede permanecer mucho tiempo en un sitio y al que su amada llama Jean, como el  protagonista de 'Los Miserables' de Victor Hugo, a pesar de sentirse cosificado, el portador del semen, y humillado. La que en otro tiempo fuera ayudante de dirección de Olivier Assayas y Michael Haneke no sólo establece paralelismos con el pasado, sino que rinde homenaje a Violette Ailhoud,  que escribió 'El hombre semen', en 1919 cuando tenía  84 años de edad, al optar por una formato de pantalla casi cuadrada, la usual en los primeros tiempos del nuevo medio de representación, un homenaje a una mujer que todavía pudo disfrutar de los orígenes del cinematógrafo.


(1) Ellas y el hombre semen. Javier Ocaña. Diario 'El País', 11 de mayo de 2018.






No hay comentarios:

Publicar un comentario