Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

viernes, 11 de mayo de 2018

La mujer que sabía leer. Marine Francen.





Ficha técnica:


Título original: Le Semeur.
País: Francia:
Año: 2017.
Duración: 98 minutos.

Dirección: Marine Francen (Marine Franssen)
Guión: Marine Francen, Jacqueline Surchat, Jacques Fieschi, basado en una novela de Violette Ailhoud, 'El hombre semen', escrita en 1919 a los 84 años de edad, Dirección de Fotografía: Alain Duplantier.
Música: Frédéric Vercheval.
Edición: Minori Akimoto.
Dirección artística: Olivier Geyert.


Diseño de Vestuario: Pascaline Chavanne.

Productores: Sylvie Pialat, Benoît Quainon.
Diseño de producción: Mathieu Menut.
Compañías productoras: Les Films du Worso,  Canal +, Cine +; distribución: ARP Selection, Filmtrade.



Intérpretes:



Geraldine  Pailhas: Marianne,
Pauline Burlet: Violette,
Iliana Zebeth: Rose,
Alban Lenoir: Jean,
Françoise Lebrun: Blanche.



Sinopsis:



Ese tiempo en el que se ambienta el relato es el imperio de Napoleón III, hacia 1852. Y el elemento perturbador es la ausencia total de hombres en una pequeña y aislada aldea, a causa de la represión gubernamental. Así, la desesperación, el aislamiento y el dolor de las mujeres por sus maridos e hijos provoca un nuevo orden social: un mundo en femenino. “Están en edad de ser mujeres y madres”, dice una de las ancianas respecto de las jóvenes generaciones, que acaban, primero entre risas, luego con absoluta sinceridad, estableciendo un pacto: si aparece un hombre, lo compartirán.(Javier Ocaña)



Lo que se dice:



El film ha sido aplaudido por la prensa europea e incluso algún rotativo norteamericano. De la opera prima de Marine Francen, una licenciada en Historia Contemporánea, y Master en Relaciones Internacionales,  quien comenzó su carrera como cineasta con un corto, D'Une rive a l'autre, (1999), al que siguieron otros tres, hasta que en 2017  debutó con su primer largometraje', que ahora comentamos, su opera prima,  se ha dicho que :" Francen prefiere el sosiego y un cierto onirismo a la desesperación y el combate abierto, lo que en algún momento lleva al pensamiento de que algunos aspectos del relato pueden estar desaprovechados. Sin embargo, con la metáfora de la siembra siempre presente, la directora francesa, debutante tras ser ayudante de dirección de Olivier Assayas y Michael Haneke, aporta reflexión y mesura, y deja abiertos los posibles paralelismos con un presente donde el feminismo en lucha ha llegado para quedarse." (1)






Alberto Bermejo advierte de que "la directora reflexiona sin sombra de afectación o sensiblería sobre la condición femenina." (2) Para Federico Marín bellón  el "título (es) bonito y algo tramposo, (por) que se atiene a la letra pero no al espíritu de lo que cuenta Marine Francen. En el mejor de los casos, no da las pistas correctas sobre lo que el espectador descubrirá en la sala." (3)








Quim Casas la define como : "Un juego de tensiones y afectos, pausados o desmedidos, ambiguos o verdaderos, con los que debuta brillantemente Marina Francen, exayudante de dirección de Michael Haneke y Olivier Assayas." (4) Mientras que, en Estados Unidos, Neil Young' (The Hollywood Reporter), la considera "una miniatura bien elaborada con un impacto emocional discreto y acumulativo.


(1) Ellas y el hombre semen. Javier Ocaña. Diario 'El País', 11 de mayo de 2018.
(2) La mujer que sabía leer: distopía feminista". Diario 'El Mundo', 10 de mayo de 2018.
(3) Crítica de la mujer que sabía leer: hambre de hombres. Diario ABC, 11 de mayo de 2018.
(4) 'La mujer que sabía leer': el hombre seducido. Diario 'El Periódico, 10 de mayo de 2018.



No hay comentarios:

Publicar un comentario