Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

sábado, 5 de mayo de 2018

Roman J.Israel, Esq. Dan Gilroy




LA DECADENCIA DE UNA ERA QUE REGURGITA A SUS PROPIOS LÍDERES Y ACTIVISTAS


Ficha técnica:


Título original: Roman. J. Israel, Esq.
Estados Unidos.
Año: 2017.
Duración: 129 minutos.

Dirección: Dan Gilroy.
Guió: Dan Gilroy.
Casting: Victoria Thomas.
Dirección de Fotografía:Robert Elswit.
Música:James Newton Howard.
Edición: John Gilroy,
Dirección artística: Robert W. Joseph.
Decorador del set: Meg Everist.

Diseño de Vestuario: Francine Jamison.
Responsable de peluquería:Pierce Austin.
Responsable de maquillaje: Martha Callender.

Productores: Todd Black, p.g.a., Jennifer Fox, p.g.a., Denzel Washington,p.g.a.
Productores ejecutivos: Michael Bloom, Betsy Danburi, Derek Dauchy, Aaron L.Gilbert, Poppi Hanks, Charles D.King, Alex Lebovichi, Brian Oliver, Adam Pincus, Steve Ponce, Ben Ross, Kim Roth.
Diseño de producción: Kevin Kavanaugh.
Compañías productoras: Cross Creek Pictures, Scape Artist, Lone Star Capital, MACRO; distribución: SONY.



Intérpretes: 


Denzel Washington :Roman J. Israel, Esq.
Colin Farrell ; George Pierce,
Carmen Ejogo : Maya Alston,
Lynda Gravatt : Vernita Wells,
Amanda Warren : Lynn Jackson,
Hugo Armstrong :Fritz Molinar,
Sam Gilroy : Connor Novick,
Tony Plana :  Jessie Salinas,
Todo el elenco en Imdb.

Sinopsis y premios (Filmaffinity)




Roman J. Israel, Esq. se sitúa en el lado oculto del saturado sistema penal de Los Ángeles. Denzel Washington interpreta a un abogado defensor idealista y con vocación, cuya vida cambia drásticamente cuando su mentor, un icono de los derechos civiles, muere. Cuando es contratado por una empresa dirigida por uno de los antiguos estudiantes del legendario hombre, el ambicioso abogado Geoge Pierce (Colin Farrel), y comienza una amistad con una joven luchadora por la igualdad de derechos (Carmen Ejogo) una turbulenta serie de eventos desafían el activismo que siempre ha definido la carrera de Roman. 



Premios:



2017: Premios Oscar: Nominada a mejor actor (Denzel Washington) 
2017: Globos de Oro: Nominada a mejor actor drama (Denzel Washington) 
2017: Sindicato de Actores (SAG): Nominada a mejor actor (Denzel Washington)



Lo que se dice:


El film ha sido recibido de forma ponderada, ni entusiasta ni demoledora, con excepción de algún caso, como el español Alberto Bermejo , que escribe de cine para el diario 'El Mundo', o el mejicano Jorge Negrete de Cine Premiere que disuade al público de acudir a las salas, lo que no deja de ser un tanto exagerado. El primero afirma que Dan Gilroy, tras su brillante y prometedora Nightcrawler, se pierde en esta propuesta sin duda bienintencionada pero disuasoriamente confusa, argumentalmente desenfocada y dramáticamente desigual."









Crítica:



Lo más sobresaliente del film que dirige Dan Gilroy, guionista consagrado, ( The Borne Legacy)  procedente del mundo de la música (vocalista de The Breakfast Club) que debutó detrás de la cámara en 2014 con Nightcrawler, un título de gran éxito, alabado por los críticos y protagonizado por Jake Gillenhaal, es la dirección de actores y las reflexiones en torno a la ética que preside la opción vital de sus personajes. En Roman J. Israel Esq. repite la experiencia de Nightcrawler, ahora con dos estrellas de lujo: Denzel Washington y Colin Farrell. Opta por una estructura circular que convierte todo el cuerpo del film en un gran flashback o racconto en el que, según Jordi Costa " el letrado al que da vida Denzel Washington es un soldado raso del derecho, un historiado activista de los derechos civiles" (1) Pero donde sentí que fallaba el relato es en la representación del universo del activismo del pasado y del presente, en la creación adecuada de una diégesis en la que inscribir la militancia de tantos hombres y mujeres que han dedicado su vida a la defensa de los más necesitados en cualquier parcela de su existencia, que,algunas veces se ha materializado en famosas enmiendas que han ido mejorando la Constitución de los Estados Unidos, una de las más sólidas del mundo, precisamente porque está sometida a constantes mejoras.





El film se abre al público con una demanda de Roman J.Israel, Esq, formulada por él mismo y se cierra con el mismo escrito, en el que la pantalla de cine funciona como la del ordenador del abogado. Cuando termine el film este detalle habrá cobrado pleno sentido. Quim Casas señala un aspecto que resta importancia a la trama y se la concede entera a un personaje que añade a su nombre una abreviatura Esq, que según Quim Casas "le otorga respetabilidad:( es) un concepto que en la abogacía da relevancia al individuo que lo ostenta. El personaje incorporado por Denzel Washington en este drama penal con conciencia social de Dan Gilroy (...) es eso, un tipo respetable, aunque parezca de otra época porque viste y lleva el pelo rizado como en los años 70, sigue creyendo en la revuelta social de los derechos civiles y escucha canciones de Funkadelic, Gil Scott-Heron y Marvin Gaye. Curioso personaje que se come la película, es decir, importa más él que la trama." (2)





Esta confusión, propia de una época confusa, que afecta al modo en que el individuo se enfrenta a una realidad que ya no existe, e incapaz de sentirse igual a sus colegas triunfantes y a las sociedades de activistas que han perdido su esencia, comete el error de subirse a un carro falto de experiencia, y fracasa. El relato más oscuro gira en torno al modo en que se enfrenta a la sociedad e incluso a sí mismo.En Norteamérica se han hecho algunos análisis injustos. Se habla del estudio de un extraño personaje inscrito en un contexto oscuro (Richard Lawson, Vanity Fair); en esta historia angustiosa y admirablemente cerebral hay algo que no funciona (Leslie Felperín, The Hollywood Reporter); un gran personaje inmerso en una historia aburrida (Eric Kohn, Indiewirw). Pero también en Canadá se habla de una película comercial, un thriller dramático que en realidad no lo es, en la que lo mejor es Washington  (Brad Wheeler, The Globe and mail)... A pesar de todo es, quizá, una de los mejores estrenos de la semana.


(1) Una ética numantina. Diario  'El País', 3de mayo de 2018.
(2) Crítica de 'Roman J. Israel, Esq.': un personaje homérico. Diario 'El Periódico', 3 de mayo de 2018.



No hay comentarios:

Publicar un comentario