Una vida excepcional. Crítica.








Ficha técnica, sinopsis, cartel y trailer (Pinchad aquí).


LAS FAMILIAS FELICES SE PARECEN TODAS; LAS FAMILIAS INFELICES LO SON CADA UNA A SU MANERA. Leon Tolstoy. Anna Karénina.

Crítica:



Poco se sabe de Vohn Rogensburguer, un realizador norteamericano del que A Remarkable Life es su segunda película, después de un largo periodo improductivo desde que dirigiera  Last of the Romantics (2007); el  periodo transcurrido entre ambas fechas es absolutamente oscuro, y sólo aparece una información acerca de su trabajo de productor en la pre-producción de King Size, también en 2016. En España no parece haberse estrenado este film, ni en salas de proyección públicas, ni en la televisión, y sólo  parece haberse interesado por este título la TV3 que la ha doblado en catalán y la ha introducido en su parrilla de programación.

'Una vida excepcional' tiene mejores intenciones que buenos resultados, e incluso en algunos momentos introduce alguna cuña que parece contradecir el discurso que organiza el subtexto. La película aborda todos los temas que hoy mueven mareas de protestas en  las calles del mundo occidental, ya sea en defensa de los derechos de los individuos a elegir  el color de familia que desea,(homosexual o de parejas de diferente edad, conscientes de que ya hay tantos tipos de familias como personas), y la garantía del respeto de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transféneros e intersexuales.  A los relatos convencionales añade un elemento nuevo, infrecuente en Europa: la existencia de sacerdotes dispuestos a sancionar la unión de cualquier persona que libremente desea compartir su vida con otra, poniendo a su disposición los ritos de la Iglesia. Pero también se ocupa  de otros temas que afectan a las relaciones de estos individuos en su contexto social, como el acoso escolar que padecen los pequeños con síndromes que los hacen conflictivos o la pérdida de la memoria de las personas mayores.

Chris Bruno, un actor  no muy conocido, generalmente secundario,  interpreta al protagonista, un marido desairado,  Lenny Babbit, que forma parte de una familia desestructurada de la que ha desaparecido la madre (no se informa de si la causa ha sido la muerte o el abandono), y ha sido sustituida por un padre comprensivo, tolerante, y un hermano soltero que es buen hijo de su padre, que ayudarán a Lenny a salir del bache. La resistencia y las reacciones sexistas del hombre desplazado de su casa, de su hogar y de su familia por una mujer se pueden llegar a entender, salvo algún detalle que puede pasar desapercibido y que se puede interpretar como una reacción sexista del deus ex machina de la historia:  el hecho de que una noche en que las dos mujeres sufren un 'intento' de agresión' da la impresión de que ambas echan de menos la protección de un hombre.


Por otra parte el discurso audiovisual es más prosaico que poético, pegado a la  tierra y lineal, con algunos flashbacks inoportunos, cuando el realizador parece querer evocar el pasado. Un producto que parece concebido para la TV y un público no demasiado exigente, aunque tiene la virtud de que, aprovechando estas condiciones que le abren  mayores perspectivas de llegar a masas amplias, introduce un discurso progresista con un final feliz al margen de las convenciones.Una película bastante aceptable y constructiva para una tarde de domingo.

Comentarios