A estacion violenta. Ficha técnica y crítica.





El copyright de las imágenes pertenece a su autor o autores y a las compañías productoras/distribuidoras.


Ficha técnica:


Título original: A estacion violenta.
País: España.
Año: 2018.
Duración: 69 minutos.

Dirección: Anxos Bazán. (Laia se va)
Guión: Xacobe Casas, Anxos Bazán, Daniel Froiz, , Ángel Santos, basado en la novela de Manuel Jabois.
Director de fotografía: Alberte Branco.
Música: Charles Rapante.
Edición: Diana Toucedo.

Productor: Daniel Froiz.
Compañías productoras: Matriuska Producciones.


Intérpretes:


Xiana Arias,
Xosé Barato,
Nerea Barros,
Laura Lamontagne,
Alberto Rolán.


Sinopsis: 


La vida no es inofensiva. Puede ser agotadora y frustrante. A Manuel le gustaría ser escritor, pero en lugar de eso vive atrapado en su rutina, incapaz de afrontar sus emociones. Tendrá un inesperado reencuentro con sus mejores amigos de la adolescencia que hará disparar todas sus pulsiones.


Lo que se dice:


La crítica se ha dividido en la valoración de un film realizado por una mujer, Anxos Bazán, y basado en una novela de Manuel Jabois, el colaborador de Pepa Bueno en 'Hoy por hoy' ,  un programa de la mañana de la SER y cronista del diario 'El País'.  Javier Ocaña, compañero de rotativo, poniendo el acento más en la obra literaria que en en el film,y dirigiéndose a los lectores del gallego que reconocerán  "en un pasaje de la película la que podría ser una de las esencias de su personalidad periodística y cultural (la de Jabois). En un bar, dos treintañeros beben un whisky a la luz del desayuno, mientras las campanas de la iglesia de una pequeña ciudad de provincias marcan el tiempo de lo espontáneo, lo tedioso y lo irremediable." (1)





La visión de Oti Rodríguez es mucho menos positiva que la de Javier Ocaña: "Es la primera película larga de Anxos Fazáns, aunque también es corta (poco más de sesenta minutos) y aunque (o pero) se haga larga. Adapta la novela del mismo título de Manuel Jabois, con algo más que síntomas de autobiográfica: el protagonista, el personaje central, es un escritor llamado Manuel, al que la cámara sigue en su azaroso, rutinario y deprimente día a día entre los colocones, las resacas, las birras y algo de escritura. Y lo sigue un poco a lo Gust Van Sant, con ese sopor con el que seguía al Kurt Cobain de "Last Days". (2)




Beatriz Martínez acerca más su valoración a la de Javier Ocaña, elevando quizá el tono de su elegía a una juventud que llama perdida, pero que por sus actitudes y el tono de la historia parece responder mejor a la de la década prodigiosa, la de los 60 del siglo pasado;  los que cumplen hoy los 40 no parece que vivieran en la precariedad hasta que llegó la crisis de 2008 que los pilló ya talluditos: "Anxos Fanzás adapta libremente la novela de Manuel Jabois para componer el doloroso retrato de una generación perdida que en su momento fue salvaje y que ha terminado por habitar un espacio fantasmal. Se trata de una obra pequeña pero no por ello menos importante, recorrida por un espíritu subversivo y atávico a la hora de tratar las emociones a través de los cuerpos y dominada por un tono hermético y al mismo tiempo profundamente sensitivo."  (3)




Alberto Bermejo mantiene una posición equilibrada, ahora si sin frío ni calor: "Meritorio debut de la jovencísima directora gallega Anxos Fazáns, rodado en gallego y en Galicia, que proyecta una mirada pesimista sobre una generación marcada por cierto desencanto existencial, nostálgicos de la fugaz felicidad de una época de drogas, aspiraciones creativas y grupos de rock autóctonos, en contraste con la frustración anodina, aparentemente irrevocable de un presente anodino, de pura supervivencia." (4) Pues eso. Solo hace falta ver unos cuantos vídeos de reggaeton y trap, que anuncian la muerte del rock, para entender que a los jóvenes de hoy no hace falta que los estimulen mucho para hablar de sexo y drogas y exhibición de cuerpos, ahora moldeados con diferentes prácticas, y con ciertas dosis de sexismo que contradice el discurso de otros jóvenes en las calles. Nada nuevo, solo que los jóvenes de ayer ahora son más mayores y todavía tuvieron que romper algunos moldes, aunque, sinceramente, pequeños.El listón lo tenían muy alto, con padres que militaron en las revoluciones de la década de los 60 .


(1) Viaje al fin de la noche. Diario 'El País',  14 de junio de 2018.
(2) "A estacion violenta": Ni fríos ni calores. Diario  ABC, 15 de junio de 2018.
(3) 'A estacion violenta': la generación autodestructiva. Diario 'El Periódico', 14 de junio de 2018
(4) La estación violenta: desencanto generacional. Diario 'El Mundo', 14 de junio de 2018.


Ver trailer en Youtube.(Pinchad aquí)







Comentarios