Danza macabra. Ficha técnica.





El copyright pertenece a su autor y /o a las compañías productoras y distribuidoras


Ficha técnica:


Título original: Dance macabre.
País: Coproducción USA/Rusia.
Año: 1992.
Duración: 91 minutos.

Dirección: Greydon Clark.
Guión: Greydon Clark.
Dirección de Fotografía: Nikolai Pokoptsev.
Música: Dan Slider.
Edición: Earl Watson.
Dirección artística: Uri Pashigoriev.
Decorador del set: Edward Petrov.
Coordinador de especialistas: Oleg Koritin.

Diseño de Vestuario: Galina Nicholaeva.
Coordinador de efectos de maquillaje: Peggy O'Brien.
Diseño de maquillaje de efectos especiales: David B. Miller.

Productor: Menahem Golan.
Productor en línea: Yael Golan.
Productores ejecutivos: Ami Artzi, Alexander A.Goloutva, Harry Alan Towers.
Compañías productoras: 21st Century Film Corporation,  Power Pictures-Lenfilm Co-production, Menahem Colan Production


Intérpretes:


Robert Englund: Anthony Wagner,
Julene Reee: Angela,
Michelle Zeitin: Svetlana/Jessica Anderson,
Marianna Moen: Ingrid,
Nina Goldman: Claudine,
Irina Davidoff: Olga,
Alexandre Sergeyev: Alex.


Sinopsis:



Un instructor de danza decide llevar su compañía a Rusia para hacer un entrenamiento intensivo. Lo que su compañía desconoce y no tardará en descubrir es que el instructor sufre un trastorno de doble personalidad y que su otro yo es un asesino psicópata.


Lo se dice:


No se dice nada, a nadie parece haberle interesado este título.


Crítica:



Curioso film que nadie parece haber visto y que, al parecer, los que se han acercado a él ha sido por confusión, ya que hay una película italiana de 1964, dirigida por Antonio Maghenti y Sergio Corbucci, un maestro del spaghetti western que realizó algún giallo,  con el mismo título. Greydon Clark ha hecho películas de entretenimiento que han conseguido, al menos, algo más que superar el aprobado, especialmente cuando ha trabajado para la pequeña pantalla, en especial su colaboración en la serie Mike Hammer, detective privado (1997), fracasando en sus intentos de llevar sus relatos a la gran pantalla.

La verdad es que es difícil entender como alguien puede tener tan mala pata para manejar cualquiera de los recursos cinematográficos puestos a su disposición, (movimientos de cámara, música, sonido, secuencias alternas imposibles, escena de baile moderno supercutre  e indescriptible, -da vergüenza ajena, de la protagonista - , representación de la doble personalidad del villano, y un largo etcétera difícil de entender), que aumenta el número de candidatas a la peor película de la historia del cine, que puede animar a otros cineastas como hizo Ed Wood con Tim Burton, o Tommy Wiseau con James Franco,  aunque, de forma incomprensible Greydon Clark consiguió una financiación mayor para una de las películas más pretenciosas y fallidas de la historia del cine. La caracterización de Robert Englund es profundamente reveladora y no provoca la más mínima inquietud.

Si estas son las películas que las grandes plataformas tienen preparadas para los que en verano deben permanecer en sus hogares o en sus puestos de trabajo, los que tienen la suerte de acceder a ellos, aunque sean precarios, lo que da verdaderamente miedo es el escaso respeto a los espectadores que van a acabar siendo expertos en un tipo de películas que ni siquiera entra en la categoría de 'cine de culto', realizado con muy pocos recursos y dirigido a las sesiones golfas, cuyas producciones siguen cotizándose al alza en los mercados.


Páginas visitadas: Filmaffinity y Wikipedia.


Comentarios