Desierto. Jonas Cuarón. Crítica.





Ficha técnica, sinopsis, premios, lo que se dice, fotografías, cartel y trailer (Pinchad aquí).



Crítica.


La desconsideración de las plataformas televisivas y las cadenas generalistas o temáticas, públicas o privadas, con aquel que por motivos laborales o porque no se puede permitir unas vacaciones, debe permanecer en su hogar es de tal calibre que sentimos una gran decepción cuando nos vemos obligados a salir de casa a buscar películas que nos ayuden a sobrellevar la canícula sin desesperarnos. En medio de este erial hemos encontrado en la plataforma TIVO este film a cuyo frente se sitúa Jonás Cuarón, el hijo de Alfonso Cuarón que colaboró con su padre en la escritura del guión de Gravity.

La estructura del film es sencilla y está sometida a la unidad dramática aristotélica de acción, tiempo y lugar. El drama comienza una madrugada, cuando sale el sol, y sobre la línea del horizonte se dibujan con enormes letras el nombre del film 'Desierto'. Cuando el sol se pone se he resuelto la trama y vuelve a aparecer, con grandes letras el nombre del film en el horizonte. Los protagonistas del relato son un grupo de inmigrantes que han cruzado una alambrada de espinos y se ven sorprendidos por un cazador de aquellos indocumentados que se han atrevido a ollar un suelo que considera suyo, apoyado en un perro que participa de sus instintos criminales. El grupo se irá reduciendo hasta llegar al enfrentamiento cuerpo a cuerpo de Moisés, encarnado por Gael García Bernal y Sam (Jeffrey Dean Morgan), encerrados en un desierto del que no pueden escapar.

Los hechos que se relatan adquieren un significado especial tras la llegada de Donald Trump  al poder y pretende levantar un 'limes' entre México y Estados Unidos y después pasarla la factura al país que deja escapar a los desahuciados de la fortuna para introductirse ilegalmente en la tierra de promisión. El ranchero xenófobo dispara sin compasión a hombres y mujeres desarmados, mostrando la peor fachada de la lucha de clases más descarnada, en la que los desfavorecidos huyen de la miseria y se encuentran con la sepultura que tiene prevista para ellos la intransigencia. La dureza con la que Jonás plantea el tema ha provocado la reacción de los tops crítics norteamericanos, con independencia de la ideología a la que se adscriban, ya se trate de Indiewire o The Hollywood Reporter.

En esta guerra sin cuartel el desierto adquiere todo el potencial simbólico de la soledad y el desamparo en el que se encuentran los que dejan atrás su país, ya sea empujados por el hambre o huyendo de un poder político que ahoga sus libertades. Lo que se encuentran, cuando llegan al lugar en el que han puesto todas sus esperanza como seres humanos es la muerte despiadada a manos de cualquier patriota desalmado que no duda en asesinar a los de su especia para proteger un trozo de tierra. Película muy dura pero necesaria.

Comentarios