Happy End. Ficha técnica- cielodeon


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o a las compañías productoras y distribuidoras


Ficha técnica:


Título original: Happy End.
País: Austria. Co-producción Austria-Francia-Alemania.
Año: 2017.
Duración: 110 minutos.

Director: Michael Haneke.
Guión: Michael Haneke.
Casting: David El Hakim, Kris Portier de Bellair,
Director de Fotografía: Christian Berger.
Edición: Monika Willi.
Dirección artística: Amy Jane Lokwood.
Decoración del set: Nathalie Roubaud.

Diseño de Vestuario: Catherine Leterrier.
Maquillaje: Frédérique Ney.

Productor: Margaret Ménégoz.
Diseño de producción: Olivier Radot.
Compañías productoras y distribuidoras: Les Films du Losange / X Filme Creative Pool / Wega-Film/ arte France Cinéma / France 3 Cinéma / Westdeutscher Rundfunk (WDR) / Bayerischer Rundfunk (BR) / Arte France / StudioCanal - Canal+ / Ciné+ / Centre National de la Cinématographie / France Télévisions / ORF Film/Fernseh-Abkommen / Filmförderungsanstalt / Eurimages


Intérpretes:



Isabelle Huppert : Anne Laurent,
Jean-Louis Trintignant : Georges Laurent,
Mathieu Kassovitz : Thomas Laurent,
Fantine Harduin : Eve Laurent,
Franz Rogowski : Pierre Laurent ,L
Laura Verlinden : Anaïs,
Aurélia Petit : Nathalie,
Toby Jones : Lawrence Bradshaw,
Hille Perl : La gambista,
todo el elenco en Imdb.


Sinopsis:


La película gira en torno a una familia que tiene un empresa en Calais, ubicada al lado de campamentos donde viven miles de refugiados.






Premios:



  • 2017: Festival de Cannes: Sección oficial 
  • 2017: Premios del Cine Europeo: Nominada a Mejor actor (Trintignant) y Actriz (Isabelle Huppert)


Lo que se dice:



La crítica se ha manifestado de forma negativa, con excepciones, en España. Carlos Boyero, en su crónica del Festival de Cannes, se muestra muy crítico con el director austriaco: "Haneke, especialista en mundos turbios y subterráneos, en compulsiones y taras siniestras de personajes aparentemente respetables, del retorcimiento y la enfermedad mental, del sadismo y el masoquismo como motor de algunas relaciones humanas, es fiel en Happy End a su eterno discurso )...)Aquí se acerca más a sus fracasos pretenciosos que a sus escalofriantes retratos del horror." (1)





Salvador Llopart, se implica menos cuando afirma que: "Haneke, que nos recuerda como nadie que la vida puede ser un infierno, con un filme llamado Happy end: final feliz, cuando felicidad y Haneke son, como el agua y aceite, imposibles de combinar." (2)

Nando Salvá concluye su artículo afirmando que: " 'Happy end' no es tanto una película como un recopilatorio de Grandes Éxitos del cine previo del austriaco. Contiene la psicopatía infantil de 'La cinta blanca', la eutanasia de 'Amor', las alusiones a clases altas amenazadas de 'Caché', el miedo racial de 'Código desconocido' y las reflexiones sobre el peligro de la imagen filmada de 'El vídeo de Benny' -aquí matizadas con advertencias sobre cómo internet y las redes sociales pervierten las relaciones amorosas-. Es una obra indudablemente hanekiana, pero no parece obra de Haneke sino más bien de un imitador." (3)





Frente a estos críticos, Luís Martínez  da un enfoque absolutamente distinto  a su crítica: "Cuando todos desaparezcamos, cuando se alcance por fin la perfección suicida de un mundo en el que, por ejemplo, se admite con naturalidad que el 1% de la población posea tanto como todo el resto junto, quedará el cine de un tal Michael Haneke. Y no se trata tanto de una premonición, ni de un deseo, como de un dato, si se quiere, arqueológico. De hecho, Happy end, la última de las películas del austriaco presentada en Cannes, posee el mismo valor que el de un documento de repente hallado sobre una civilización ya perdida y completamente extinta. La nuestra, claro. El mismo título de la cinta da una pista. Macabra." (4)




En Norteamérica se ha valorado mejor el film y se ha calificado la película de misterio complejo que transmite una profunda sensación de malestar (Peter Debruge, Variety); historia de toque euro-gótico, apoyada en un buen reparto que lo moderniza, aunque parece que le falta algo (Deborah Young, The Hollywood Reporter); gran capacidad de Haneke para moldear la representación de la maldad (Eric Kohn, Indiewirw); cine austero, deslumbrante y con humor negro  (Nikola Grodzanovic, The Playlist)...


(1) Haneke y Lanthimos, dos retratistas de la perversión. Diario 'El Pañis', 22 de mayo de 2017.
(2) Un Haneke sin mordiente se muestra evidente y predecible en ‘Happy end’. Diario 'La Vanguardia', 23 de mayo de 2017.
(3) Cannes 2017: Haneke se empacha de sí mismo. Diario 'El Periódico', 22 de mayo de 2017.
(4) Cuando ya no quede nada, quedará Haneke. Diario 'El Mundo, 22 de mayo de 2017.

Consultadas las páginas Filmaffinity e Imdb-

Trailer en Youtube

Comentarios