Polyester. Ficha técnica - cinelodeon






El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras

Un trozo rancio e hilarante de la tarta americana (Newsweek)


Ficha técnica:


Título original: Polyester
País:  Estados Unidos
Año: 1981
Duración: 86 minutos

Dirección: John Waters
Guión: John Waters
Dirección de Fotografía: David Insley
Música: Chris Sten & Michael Kamen

Productor: John Waters
Productor ejecutivo: Robert Shaye
Compañías productoras: New Line Cinema


Intérpretes:


Harris Glenn Milstead 'Divine'
Tab Hunter
Edith Massey
David Samson
Mary Garlington
Ken King
Minke Stole
Jon Ruth White
Stiv Batos: Bo-Bo


Sinopsis:


Conoce a Francis Fishpaw (Divine), una torturada ama de casa de los bajos fondos. Con un marido que se dedica al porno y  una hija adolescente embarazada, Francine huele a problemas por todos lados, hasta que conoce y se enamora locamente de  Todd Tomorrow (Tab Hunter). También está protagonizada por Edith Massey como Cuddles, la mejor amiga de Francine y Mink Stole, al amante del marido. Francine Fishpaw es una mujer de 120 kilos que está casada con Elmer, dueño de un cine, en el que se proyectan las películas más pornográficas del continente, lo que provoca airadas protestas por parte del vecindario. Los Fishpaw tienen dos hijos: Dexter, un psicópata drogadicto y maniaco que pisa los pies de las mujeres, denominado por ello 'El pisador de Bltimore, y Lu-Lu, es una ninfómana,  novia de un punkie garrulo que roza la delincuencia; la madre de Francine es una mujer cruel y desleal con su propia hija. Elmer abandona a su mujer cuando ésta lo descubre en un motel con su secretaria. Su hijo es detenido por la policía por sus brutales ataques a las mujeres, y su hija, que está embarazada, es recluida, para evitar que aborte, en un centro asistencial regido por monjas. Francine, incapaz de hacer frente a su situación, decide ahogar sus penas en alcohol. Pero, de repente, el hortera Todd Tomorrow, rico propietario de un cine de arte y ensayo, hace estragos en el corazón de Francine.

Crítica:


Cuando Harris Glenn Milstead 'Divine', el actor fetiche, amigo de la infancia de Waters, que formaba parte de una banda de músicos, los Dreamlanders', nombre que el actor y cantante tomó prestado de la compañía del cineasta, Dreamland Productions, hizo esta película, pocos sabían que le quedaba muy poco tiempo de vida, ya que murió siete años después, a los 42 años de edad, mientras dormía, víctima de una miocardiopatía hipertrófica (Cardiomegalia), causada por el exceso de peso. El Reverendo Leland Higginbotham,  que presidió el cortejo fúnebre en  Baltimore, Maryland, dijo: "Glenn nació antes que los derechos civíles, antes que los derechos de los homosexuales y los derechos de la mujer. Dios no quiere a personas fotocopiadas por una máquina Xerox. La tragedia consiste en que Glenn fue directamente arrancado justo cuando se estaba convirtiendo en quien realmente era y el mundo nunca verá cómo aquella flor podría haberse revelado. " (Wikipedia)




Antes de morir realizó un film que ha pasado a la posteridad, Hairspray, del que Adam Shankman realizó un remake en 2007, en el que lo más sobresaliente, más allá del tono optimista con el que abordaba la realidad del sobrepeso en grupos pre-adolescentes, adolescentes y jóvenes, era la interpretación que realiza John Travolta del inigualable 'Divine', que muestra esa faceta desenfadada más propia de los hombres que de las mujeres para aceptar su peculiar aspecto físico, que, al menos hasta hace poco, los dotaba de un encanto muy particular. La explicación está en que la mujer ha sufrido una dura y excluyente marginación cada vez que no se ha adaptado al modelo que ha propuesto una sociedad dominada por los hombres, aunque algunas de ellas pertenecientes al mundo de la moda han contribuido a consolidar este calvario.






'Polyester', a pesar de la agresividad de los personajes es mucho menos cutre y chunga que otras realizaciones de John Waters, como Cosas de hembras, (1974) o  Vivir desesperadamente (1977), películas que, con toda probabilidad, hoy tendrían dificultades para ver la luz, y el travestido Divine representa su papel como el más firme alegato a favor de una mujer que ha sufrido la discriminación en el seno de su propio hogar y que ha soportado las agresiones de su propia madre. La otra cara de la moneda del sueño americano, que muestra que la belleza de las personas con frecuencia no reside en su interior, sino que, en demasiadas ocasiones 'la cara es el espejo del alma'. La inusual interpretación del avejentado Tab Hunter lleva al extremo la visión de una sociedad que algunos han calificado de antiamericana, aunque responde tan solo a  una necesidad de llevar el discurso al absurdo y provocar una reflexión necesaria, al tiempo que favorece la diversión de su público.







John Waters hace un cine que levanta pasiones en ciertos sectores populares de la sociedad americana, que se exportan a otras latitudes, y que puede resultar de interés para aquellos que nunca se han acercado a este tipo de cine de explotación que puede sorprender a los neófitos.


Se han consultado las páginas Filmaffinity e Imdb


Comentarios