Vampir Cuadecuc. Ficha técnica - cinelodeon






El copyright de las imágenes pertenece a su autor
y/o las compañías productoras y distribuidoras


Ficha técnica:


Título original: Vampir Cuadecuc
País: España
Año: 1970
Duración 70 minutos.

Director: Pere Portabella
Guión: Pere Portabella, Joan Brossa
Director de Fotografía: Manel Esteban
Música: Carles Santos
Montaje: Miquel Bonastre
Jefe de sonido: Jordi Sangenía

Jefe de producción: Pere Joan Ventura
Compañía productora: Films 59


Intérpretes:


Christopher Lee : Drácula, 
Herbert Lom
Soledad Miranda 
Jack Taylor: Quincey Morris,
Maria Rohm 
Fred Williams: Jonathan Harker,
Paul Muller 
Jeannine Mestre
Emma Cohen
Jesús Franco


Sinopsis: 


Documental a modo de making of de 'El Conde Drácula', película dirigida por Jess Franco en 1970, que, de acuerdo con su costumbre, representa un pequeño papel en el film de Pere Portabella.

Vampir Cuadecuc es posiblemente el film clave para entender la transición que se produjo en el campo cinematográfico español desde el periodo de los "nuevos cines" (permitidos por la administración franquista) hacia las prácticas clandestinas, ilegales o de abierta oposición al régimen franquista. Consiste en una filmación a partir del rodaje del film comercial El Conde Drácula, de Jesús Franco. Portabella ejerce dos tipos de violencia sobre la narrativa stándard: elimina totalmente el color y sustituye la banda sonora por un paisaje de colisiones imagen-sonido en colaboración con Carles Santos. Filmado, provocadoramente, en 16 mm y con negativo de sonido, las tensiones entre el blanco y el negro favorecen el extraño "materialismo fantasmático" de este análisis desvelador de los mecanismos de construcción del ilusionismo del cine narrativo dominante, que al mismo tiempo constituye una intervención radical en na institución cinematográfica española. (presentaciónlDVD)


Este film se ha realizado durante el rodaje de "Drácula" de Jesús Franco, producido por Hammer Films, a partir de una idea de Joan Brossa y Pere Portabella.


Lo que se dijo:


  • La película más original en el Festival de Cannes y la más sofisticada en su audaz modernismo. Una de las más hermosas películas que se ha hecho nunca sobre cualquier cosa. Jonathan Rosenbaum.

  • "Una especie de torturado making of, rodado por una cámara que, como más tarde ocurría en 'Arrebato' de Iván Zulueta, acecha, conmueve y, finalmente, engulle." (Javier Ocaña; extracto en Filmaffinity)


Estado de la cuestión:


Acompaña al DVD un pequeño librito, a cuyo frente se ha situado uno de los mejores críticos, si no el mejor, Antonio José Navarro, que títula su valiosa aportación Drácula según Pere Portabella, situando la película, una de las fundamentales en la trayectoria artística de su autor, el cineasta y político catalán, Pere Portabella, así como la corta y triste historia del cine experimental y/o de vanguardia, en el contexto histórico y de libertad de expresión de las bellas artes en que los creadores tuvieron que batirse el cobre para sacar adelante pequeñas joyas como ésta.

El éxito moderado de 'El silencio antes de Bach (2007) permitió, 37 años después de su primera proyección pública en la Quinzaine des Réalizateurs de Cannes 71, de este pequeña obra maestra, que no nació al calor de la típica idea contracultural " por la cual los artistas deben enfrentarse a una sociedad convencional de manera temeraria, quijotesca, una idea que hoy en día, más que nunca "vende". Vampir- Cuadecuc es aún en 2008, como lo fue también en su momento, un personalísimo intento de vulnerar los límites ideológicos de la praxis cinematográfica, sin el apoyo financiero y logístico de un productor, de un distribuidor, sin el amparo legal de las instituciones, sin atender a las modas culturales vigentes." (Ibid. pág.3)




Más adelante, Navarro asevera que la película "es algo más que un guiño borgiano sobre el cine-dentro-del-cine (...) es más que un reflexión sobre los mecanismos de vampirización sobre una cinta comercial de jaez artística más que dudosa como El Conde Drácula (1970) de Jesús Franco, la cual alimenta y da sustancia, espíritu, a una propuesta cinematográfica radicalmente diferente. Al respecto, conviene rememorar la apasionante mirada de sensaciones, de texturas, que Portabella obtiene con los mismos elementos dramáticos y escénicos, con los mismos actores empleados por Franco, pero con distintas posiciones de cámara, con diferentes distancias focales, con otra banda de sonido, con otra fotografía..."

Crítica:


Poco más se puede añadir, y menos aún que suponga enmendar la plana a Antonio José Navarro, excepto reproducir la reflexión del autor sobre su propia obra: : "Vampir es un esfuerzo de reflexión sobre el lenguaje cinematográfico. Es quizás, también, un intento de desentrañar lo fantástico reducido al género de terror; una travesía a través del género cinematográfico, un discurso sobre un discurso, un filme-vampiro pues ha sido realizado durante el rodaje de la producción El Conde Drácula dirigida por Jess Franco." (1)




Ni el propio Peter Greenaway encontraría mejor ejemplo que Vampir Cuadecuc para ilustrar su teoría de que el cine debe crecer con entidad autónoma, ajena a la literatura, un principio que se torna manifiesto cuando Christopher Lee procede a un auténtico 'streptease' de todos los elementos artificiales y artificiosos que lo convierten en Drácula (ojos de cristal, barba, dentadura con afilados colmillos...) y aparece el verdadero rostro del hombre que se ha convertido en el mito creado por el cine, que parte de una tradición literaria con raíces históricas ( Vlad Teples o Vlad Draculea, príncipe de Valaquía que construyó enormes bosques de empalados e inspiró a Bram Stoker). Leyendo el famoso texto de Stoker, el actor, que mira de frente a la cámara, nos advierte de que el libro dedica unas pocas líneas a la muerte del famoso no-muerto, procediendo a continuación a deconstruir a su personaje, a destruir su imagen mítica, el icono que le dio fama en la pantalla...Y empieza a leer el párrafo de la novela de Stocker en la que describe cómo es eliminado el rey de los vampiros, apenas unas cuantas líneas. "Una manera de homenajear al personaje, -añade Navarro -,de cuestionar su mitología cinematográfica, que ha alcanzado una autonomía ajena a su equivalente literario." Algo, por otra parte, difícil de conseguir, porque, incluso el personaje literario, siempre será identificado en el imaginario colectivo con la imagen de Christopher Lee. Interesante esta asociación sobre la que reflexiona Ortega y Gasset en 'El espectador y el lenguaje'.








La ausencia de diálogos y voces en off pone en evidencia otro principio que defienden los detractores de la dependencia del cine de los textos literarios, y demuestra que es posible entender un discurso basado exclusivamente en imágenes, por muy complejas que éstas sean, incluso detectar contradicciones  en el  texto visual, como el hecho de que el vampiro no se refleje en el espejo, una convención del género, pero tampoco lo haga el candelabro, que Portabella deja muy claro que es independiente de la figura del no-muerto, ya que lo deja en una mesilla junto al espejo cuando abandona la estancia. Hay que usar la moviola varias veces para convencerte de que los sentidos no te engañan. El espejo será también uno de los portales a través de los cuales el metarrelato adquiera entidad y ponga en evidencia que estamos asistiendo a una ficción, - un documental  o making of para algunos, si bien dramatizado -, filmada desde otra ficción, compartiendo reflejo en el espejo de la estancia gótica.




Pere Portabella se arriesga con las texturas. inusuales incluso en el cine de vanguardia actual, y convierte su película en una rara avis, un producto experimental que dice mucho del inconformismo del artista, de su rebeldía. de la que hace gala en un  país en el que no se podía experimentar, un pesado impedimento que arrastramos todavía. Por esta razón, un film realizado en 1970 que coquetea peligrosamente con las texturas, prescinde del color y del sonido, y devuelve a los espectadores a los tiempos en los que  Máximo Gorki se quejaba de las carencias del cinematógrafo ( "La noche pasada estuve en el Reino de las Sombras. Si supiesen lo extraño que es sentirse en él. Un mundo sin sonido, sin color. Todas las cosas - la tierra, los árboles, la gente, el agua, el aire - están imbuidas allí de un gris monótono..." Estaba claro que el mundo de Gorki estaba regido por las palabras, pero no por las imágenes ) es capaz de crear una belleza poco corriente con los elementos que decide poner en juego. Una oportunidad para aprender a interpretar el modo de representación más moderno, el cine, que ya está siendo amenazado por otras formas interactivas de conectar la realidad y la ficción.


Trailer en Youtube


(1) Vampir Cuadecuc. Drácula según Pere Portabella. Antonio José Navarro
(2) Presentación Vampir en Moma (1972). Pere Portabella. Denuncia de la situación que se vive en la España del momento


Comentarios