Páginas vistas en total

miércoles, 10 de junio de 2015

Aliens vs. Predator: Requiem (Aliens vs.Predator 2.








::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Aliens vs Predator 2
País: Estados Unidos.
Año: 2007.
Duración: 86 minutos.

Dirección: Colin Strause, Greg Strause.
Guión: Shane Salerno, personajes de Dan O'Banno, Ron Suhsett, Jim Thomas, John Thomas.
Dirección de Fotografía:  Daniel Pearl.
Música: Brian Tyler.
Montaje: Dan Zimmerman.
Efectos: Alec Gills, Todd Woodruff Jr.

Diseño de Vestuario: Angus Strathie.

Productores: John Davis, David Giler, Walter Hill.
Diseño de Producción: Andrew Neskoromny.
20th Century Fox, Brandywine Productions,  Davis Entertainment, Dune Entertainment.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Steven Pasquale: Dallas Howard,
Reiko Aylesworth:  Kelly O'Brien,
Liam James:  Sam,
John Ortiz:  Eddie Morales,
Johnny Lewis:  Ricky Howard,
Ariel Gade : Molly O'Brien,
Kristen Hager:  Jesse,
Sam Trammell:  Tim O'Brien,
Robert Joy:  Coronel  Stevens,
David Paetkau:  Dale Collins,
Tom Woodruff, Jr. : Alien, Pred-Alien,
Ian Whyte :  Depredador Wolf,
Gina Holden : Carrie Adams.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Una nave predadora Predator se estrella. Los aliens se escapan y matan a todos los Predators menos a uno, por lol que el superviviente debe matar a todos los aliens. Los habitantes del pueblo se ven atrapados en medio de este enfrentamiento, que el ejército acaba a las bravas.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

El film que dirigen Colin y Greg Strause tiene una gran ventaja: es el paradigma del error en que incurren todos aquellos que, sin demasiadas ganas de trabajar ni reflexionar, cogen una de sus etiquetas más usuales, la de blockbuster,  y se le clavan a cualquier película que intuyen que se ha hecho con grandes inversiones dinerarias, sin pararse a examinar qué  uso se ha dado a esa inversión. Aliens vs.Predator2  es la obra de un cenutrio, mejor dicho de dos, que han convertido un clásico en un bodrio aparentemente descontextualizado, en el que han metido, como en una batidora, elementos de diferentes películas de terror y ciencia-ficción sin ningún respeto por ninguna de ellas. Aliens se convierte en una historia de adolescentes de un suburbio estadounidense, en la que los bichos, los alienígenas,  que no pueden ser más ridículos, se vengan de los malos. Todo se produce en la oscuridad y es muy difícil distinguir quien agrede a quien, aunque es majestuoso poder contemplar a uno de estos aliens quitarse una máscara como la de Darth Vader y luchar con armas en la mano, mientras la población se defiende como puede hasta que llega el ejército y arrasa la población como si estuviera en Vietnam. Todo en uno.

Esta película que, aunque no lo parezca, costó 40 millones de dólares, refrenda el precepto de Dennis Hopper de que cuando una película no tiene más significado que la violencia, y encima este relato está mal construido, no sólo aburre, sino que, necesariamente, pierde rápidamente su vigencia. Hay alguna imagen que yo prefiero no analizar y pensar que cada uno se entretiene como mejor le parece, y es la de uno de estos monstruos entrando en un paritorio y una incubadora y matando a los niños y haciendo abortar a las madres; si las primeras imágenes las evitan el castigo a las mujeres se produce en primer plano. Aunque sólo se puede percibir con claridad cómo mete un tentáculo o una garra o lo quesea, por la boca de una parturienta y se le mete por la garganta hasta llegar al feto.

Sorprende que siendo los dos hermanos fundadores de una empresa de efectos especiales, Hydralux, se hayan presentado ante sus potenciales clientes con una película tan cutre y bizarra, en la que lo más notable, aparte de los aliens con las cabezas llenas de serpientes (o al menos eso parece) como una hidra, una especie de antiguo y despiadado monstruo acuático con  forma de serpiente policéfala, que podía llegar a tener mil cabezas, es una visión nocturna de sus enemigos, en negativo de colores, y la deficiente y poco elaborada construcción de los bichos, fundamental en este icono del terror que dio a luz Ridley Scott.  Y todavía sorprende más que haya quien sea incapaz de distinguir este producto del film que hizo el autor de Gladiator, o de su última película sobre estos alienígenas, Prometeus, obras maestras del género norteamericano de ciencia-ficción, que no tiene competencia todavía en cualquier otro lugar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario