Páginas vistas en total

jueves, 25 de junio de 2015

La cuadrilla. Ken Loach.



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original:  The Navigators.
País: Reino Unido, España y Alemania.
Año: 2001.
Duración: 96 minutos.

Dirección:  Ken Loach.
Guión: Rob Dawber, sindicalista que murió de cáncer por el contacto con el amianto.
Dirección de Fotografía: Barry Akroyd.
Música: George Fenton.
Edición: Jonathan Morris.
Sonido: Ray Becket.
Director artístico: Fergus Clegg.

Diseño de Vestuario: Theresa Hughes.
Maquillaje: Joyce Dean.

Productora: Rebecca O'Brien.
Productor en línea: Peter Gallagher
Co-productor: Ulrich Felsberg.
Compañías: Parallax Pictures, Road Movies Filmproduktion y Tornasol Alta Films Productions, en asociación con Channel 4, Ard/Degeto Film, WDR Arte-Arte Cinema, con la participación de Diaphana Distribution, Bim Distribuzione, Cineart y The German Federal Filmboard.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Dean Andrews : John,
Thomas Craig : Mick,
Joe Duttine:  Paul,
Steve Huison : Jim,
Venn Tracey : Gerry ,
Andy Swallow:  Len,
Sean Glenn : Harpic,
Charlie Brown : Jack,
Juliet Bates : Fiona,
John Aston : Bill Walters,
Graham Heptinstall : Owen,
Angela Saville : Tracy,
Clare McSwain : Lisa,
Megan Topham : Chloe,
Abigail Pearson : Eve.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Tomamos para la sinopsis el análisis de una página que se llama elmilitante.org y que reparte culpas de la situación actual, que califica de desesperanzadora, entre amplias capas de la población que sólo sueñan en vivir en duplex y ahorrar dinero para las vacaciones; de alguna manera acusa a Loach de dar una visión pesimista sobre el futuro, aunque al menos le concede el mérito de reflejar en sus películas la situación de los trabajadores y no crear historias sobre las clases dominantes:

La idea de "La cuadrilla", la última película de Ken Loach, surgió cuando el director de cine británico recibió un guión firmado por Rob Dawber, un sindicalista que había trabajado 18 años en los ferrocarriles británicos, en la oficina de señalizaciones y telecomunicaciones de Sheffield, Yorkshire y había vivido el proceso de privatización de British Rail y sus consecuencias.Murió en febrero de 2001, poco después de que se acabara de montar la película, a causa de un cáncer contraído por el contacto con el amianto mientras trabajaba en los ferrocarriles, ya que se consideraba muy caro retirarlo. En "La cuadrilla" se refleja la vida de un grupo de trabajadores del mantenimiento de los ferrocarriles a los que un día se les anuncia la privatización de la British Rail y se les da la bienvenida a la "flexibilización" y el "mercado libre". A partir de entonces, se encuentran con que desaparece la baja por enfermedad, las vacaciones, las medidas de seguridad, etc. Así mismo, ven cómo las nuevas compañías prefieren contratar trabajadores sin cualificar, más baratos, como ocurrió en la realidad. Los ferrocarriles británicos, cuando se privatizaron por el gobierno torie, se repartieron entre 100 compañías diferentres. La mayoría de ellas compraron su parte a precios de ganga y después la revendieron mucho más cara...La película acaba de una forma muy desesperanzadora, con conclusiones del tipo "no se puede hacer nada". Sin embargo, acostumbrados a ver películas en las que sólo se muestran las vidas de ejecutivos, arquitectos de prestigio y gente por el estilo, que viven en un dúplex y cuya única preocupación es elegir el sitio al que se van a ir de vacaciones, películas como ésta, en la que se muestra la vida cotidiana de nuestra clase, resultan un soplo de aire fresco. (Corriente marxista internacional. La cuadrilla de Ken Loach.www.elmuilitante.org).

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

Filmaffinity, recoge la cruel alternativa a que se vieron sometidos los trabajadores de la British Rail, una situación sobre la que se ven tentados a opinar los propios directores de la página:

Cuando la British Rail es privatizada, sus trabajadores dudan entre acatar las nuevas normas de la compañía o ser despedidos y pasar a formar parte de las listas de agencias de trabajo temporal (Filmaffinity). La ventaja de los gobiernos conservadores es que ciertas reformas, como la laboral, que se realizó en España en 2012, afectan a sectores de la población y no a ésta en su totalidad, y sólo cuando los trabajadores van cayendo en el desempleo y las manos de las ETT empiezan a conocer la situación de precariedad en que se encuentran: pérdidas de derechos como el desempleo, para cuyo cobro se exigen condiciones cada vez más duras, pérdidas de subsidios y prestaciones de la Seguridad Social.

Carlos Boyero coincide, desde las páginas del diario 'El Mundo', con la página de 'elmilitante' desde otra perspectiva ideológica, cuando afirma que "La torrencial mordacidad y la genuina mala leche que acreditan a Loach están descafeinadas. The navigators es previsible, débil, repetitiva y mareante. En la parte final, aparece la intensidad, la complejidad y la tragedia más atroz. Loach te engancha y te implica en la atrocidad del desenlace, pero ya es muy tarde para mi paciencia. Es un Loach menor, cansino, demasiado obvio, fácilmente olvidable." Frente a él, Ángel Fernández Santos mantiene una posición diferente, cuando el diario 'El País' todavía era un periódico progresista y de referencia: "Nos devuelve al mejor Ken Loach, a su cine químicamente puro, insobornable e insustituible".

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Sur de Yorkshire, 1995.  Ken Loach denuncia la rigidez sindical, y el silencio y el escaso ruido que acompañó ( y acompaña en la actualidad) la introducción de recortes en los derechos de los trabajadores en la última época del gobierno tori, con John Major como presidente del gobierno, después de que renunciara a su cargo Margareth Thatcher ante la impopularidad de un impuesto injusto al que se llamó poli tax. Un grupo de trabajadores de la British Rail, fragmentada y vendida a diferentes empresas, comienzan a sentirse no viables, ni eficientes. La primera consecuencia fue la pérdida de vacaciones, bajas de enfermedad sufragadas por la Seguridad Social...Además debían pagar a las oficinas de empleo para que les buscaran trabajo, hacerse con tarjetas de acreditación profesional y otros abusos del orden, que toman forma en la tragedia del accidente laboral, ocultado por los trabajadores.

Loach describe esta situación de depauperación y empobrecimiento de los trabajadores ingleses durante y después del thatcherismo, con su prosa austera, dura, contenida, sin espacio para la poesía, y sin más colorido que el de los chalecos reflectantes de los trabajadores del ferrocarril. Una situación que se está extendiendo por toda Europa tras la crisis que comenzó en 2008 con la caída de los grandes bancos financieros que operaban en Wall Street  que introdujo a la humanidad en un negro túnel, cuya salida está muy lejos de divisarse. El cineasta británico es un activista militante, que lleva su lucha a las pantallas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario