Páginas vistas en total

domingo, 14 de junio de 2015

Mis escenas de lucha. Jacques Doillon


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Mes séances de lutte.
País: Francia.
Año: 2013.
Duración:  99 minutos.

Guión y dirección: Jacques Doillon.
Dirección de Fotografía: Laurent Chalet y Laurent Fenart. Color.
Música:
Montaje: Marie Da Costa..

Productores:  Jacques  Doillon y Daniel Marquet.
Diseño de Producciób:  Anaïs Romand.
Compañías. Productoras:  Dollon et Compagnie.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Sara Forestier: ella,
James Thierrée: él,
Louise Szpindel: la hermana,
Mahault Mollaret: la compañera,
Nill Leyshon: el afinador.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Una pareja se siente obligada a pasar por un enfrentamiento físico, de cierta sensualidad, para encontrarse a sí mismos y recuperar el sentido de su unión. Su especie de lucha empieza siendo improvisada, y poco a poco se convierte en un ritual codificado. Cada uno combate con sus armas. Él pone quizá el dedo en una llaga que no les permite vivir bien, mientras que ella descubre tal vez un modo de divertirse. ¿Cómo acabará un enfrentamiento de este tipo, que transcurre en una casa de campo y que no carece precisamente de fantasía? (Filmaffinity).

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:


Un cine que se ha dado en llamar 'del cuerpo', que goza de gran tradición en Francia,  y una de cuyas últimas aportaciones significativas ha sido 'Jeune et jolie' de François Ozon (2013), vuelve con una nueva aportación: "Mis escenas de lucha" de Jacques Doillon, para recordarnos que la forma que tienen los cuerpos de relacionarse entre ellos y los vericuetos del deseo constituyen la gran tradición de una teórica modernidad cinematográfica que, indudablemente, se ha desarrollado también en otros países y con autores diversos." (Dos cuerpos). Quim Casas. Dirigido por, junio..., 2015).

"Durante buena parte del metraje, entre ellos sólo hay palabras, palabras que parecen formar enredaderas de puñales en un incesante, sostenido y extenuante ajuste de cuentas. Mis sesiones de lucha, película única, desconcertante, tan fascinante como antipática, es uno de esos ejercicios en la cuerda floja que llevan la marca de Doillon –cineasta del trauma, la insatisfacción y el sentimiento desbordado– en la frente. Su habilidad para pasar de la dialéctica verbal a la de los cuerpos cómo única solución catártica posible a su psicodrama en apariencia irresoluble fija y define su identidad sabiamente provocadora". (Pressing Catch sentimental. Jordi Costa. Diario 'El País').


Jacques Doillon parece dar un salto al vacío con esta pieza casi teatral, pero muy visual, donde dos personajes sin nombre sostienen un combate entre la pasión y el odio. Él y Ella tienen el rostro y el cuerpo de James Thiérrée (nieto de Charles Chaplin) y de una soberbia Sara Forestier, vista en El amor es un crimen perfecto, título premonitorio. Ella acaba de perder a su padre, al que detestaba, y se entrega a una relación sadomasoquista, que en algún momento supera al espectador.( 'Mis escenas de lucha': Perpetua lucha amorosa. Ll. Bonet. Diario La Vanguardia).




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada