Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 8 de agosto de 2015

Negocios ocultos



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: Dirty Pretty Things.
País: Reino Unido.
Año: 2002.
Duración: 107 minutos.

Dirección: Stephen Frears,
Guión: Stephen Knight.
Casting: Leo Davis.
Dirección de Fotografía: Chris Menges.
Música: Nathan Larson.
Edición: Mick Audsley.
Director artístico: Rebecca Holmes.
Decorador del set: Linda Wilson.
Coordinador de especialistas: Nick Gillard.

Diseño de vestuario: Odile Dicks-Mireaux
Diseño de maquillaje: Jenny Shircore.

Productores: Tracey Seaward y Robert Jones.
Productores ejecutivos: Paul Smith, David M. Thompson y Tracey Scoffield.
Productores ejecutivos: Allon Reich, Teresa Moneo, Julie Goldstein.
Diseño de Producción: Hugo Luczyc- Wyhowski.
Compañías. Productoras: BBC Films, Celador Films, Miramax Films


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Chiwetel Eijofor: Okwe,
Zlatko Buric: Ivan,
Audrey Tautou, Senay,
Sophie Okonedo: Juliette,
Sergi López: Sneaky,
Benedict Wong: Guo Yi,
Kenan Hudaverdi: Café Owner.
Damon Younger: Punter,
Paul Bhattacharjee: Mohammed
Sotigui Kouyate: Shinti,
...


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Negocios ocultos es un film  de suspense sobre el submundo londinense. La historia se centra en la lucha por sobrevivir de dos emigrantes que descubren que en el mundo secreto londinense todo está a la venta.. El nigeriano Okwe (Chiwetel Eijofor) y la joven Senay (Audrey Tautou "Amelie") trabajan en un hotel de mala reputación en Londres en el que ocurren todo tipo de actividades ilegales; el nigeriano desempeña otros trabajos, como el de taxista, para sobrevivir. Una noche Okwe descubre algo sorprendente que lo llevará a un terrible dilema y cambiará su vida para siempre. Ganadora de diversos premios, entre ellos el del Festival de Cine de Venecia, este thriller urbano, lleno de giros y sorpresas, le mantendrá en vilo hasta el final.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Premios:

2003: Nominada al Oscar: Mejor guión original (Steven Knight)
2002: 2 nominaciones Premios BAFTA: Mejor film británico y guión original
2003: National Board of Review: Premio a la libertad de expresión, reconocimiento especial
2003: Festival de Venecia: Mejor director. 2 nominaciones.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Cuando se habla de Stephen Frears se le cita siempre como realizador de sus películas más inofensivas, mas estetizantes y entretenidas, como 'Las amistades peligrosas' (1988) o 'Los timadores' (1990', pero se olvida con frecuencia que también fue el director de otras muy incisivas y reveladoras del lado oscuro de la sociedad británica, como "Mi hermosa lavandería", (1985), que narra una historia de supervivientes, emigrantes y gays pobres, interpretada por un jovencísimo Daniel Day-Lewis, Mrs. Henderson presenta (2005), acerca de la censura en la Gran Bretaña, o Philomena, (2013) sobre los niños robados por la Iglesia, sustraidos a madres pobres y solteras, un hecho que ha inspirado películas tan crueles como 'Las Hermanas de la Magdalena'.dirigida por Peter Mullan en 2002. Unas películas que evidencian que, en su dilatada carrera, no demasiado prolífica, no ha abandonado jamás la preocupación por el mundo que lo rodea.

Tiene razón Gregorio Belinchón, crítico del diario 'El País', cuando dice que hay muchas cosas discutibles en la película de Stephen Frears, especialmente cuando se recurre a eufemismos que no viene al caso desvelar, muy frecuentes en las películas, en torno al  hecho mismo del trasplante de órganos, un hecho al que recurre el cineasta para elevar la tensión del relato, pero que no parece tener el menor interés en desarrollar en profundidad, porque no es precisamente de eso de lo que va la historia. Todo gira en torno al hallazgo de un corazón, que sólo existe en la mente de un recepcionista aburrido que debe mantenerse despierto cuando todo el mundo duerme, metido en sus vainas, y que inspiró al guionista, Stephen Knight el argumento de un thriller, que se apoya en un bacground que forma parte del cine de Frears, tanto como él mismo: la parte sórdida de la vida, la cara oculta de Londres, en la que los emigrantes ilegales, que no pueden volver a sus países de origen y que están protagonizando estos días duros y masivos enfrentamientos con la policía en el Eurotúnel que atraviesa el Canal de la Mancha con el objetivo de unir Francia e Inglaterra y limitar los efectos perversos de la insularidad de la Gran Bretaña. Los funcionarios de emigración son vistos por las cámaras del inglés contestatario como dos auténticos facinerosos.

El subtexto está presidido por una idea: No hay nada más peligrosos que un hombre recto, un hombre molesto para los intereses del ciudadano integrado que no quiere preguntarse por qué puede arrastrar una vida más o menos cómoda, según sus posibilidades, y quienes son este caso los Morloks, los habitantes del subsuelo que imaginó Herbert George Wells en 'Su máquina del tiempo', que en el siglo XIX tuvo la extrema lucidez de imaginar que los hombres y mujeres de la superficie, los 'Eloi' eran una especie hedonista, sin escritura, inteligencia ni fuerza física, alimentados por los monstruos de las tinieblas que los cuidaban para acabar comiéndoselos. El traficante de órganos que recoge en el hotel el riñón para una rica niña asiática, pregunta a los tres emigrantes que le hacen la entrega: "¿Por qué no los habíamos visto antes? " Okwe le responde: "Porque somos la gente  que Uds. nunca ven; los que les conducimos los taxis, les limpiamos la casa o las habitaciones del hotel y les chupamos la polla." Tiene razón también el guionista al afirmar que lo normal es ver la historia de los clientes del hotel y no de quienes trabajan en él, que sin embargo es mucho más rica e interesante desde el punto de vista narrativo, se entiende. Tanto Frears como Ken Loach o el americano Mike Leigh se han involucrado en el empeño de dar voz a esa gente invisible para todos, esa gente obligada a hacer trabajos que nadie quiere realizar, con sueldos de esclavitud y otros servicios en especie, porque está en situación ilegal.

Sergi López hace el papel de malo a que nos tiene acostumbrados, y en esta ocasión es tan canalla que da juego para deshacer el nudo gordiano con el que quiere doblegar, humillar y en definitiva envilecer, para ponerlo a su altura, a un íntegro y decente médico nigeriano, un exiliado político cuyo mayor pecado fue la decencia. Para esta historia se eligió un elenco internacional y se puso al frente a un angloafricano, Chiwetel Eijofor, apoyado por la francesa, la memorable  Amélie de Jeunet, y el español, genial y aterrador,  que será identificado durante mucho tiempo como el militar franquista, el martillo de los herejes que se refugiaron en las montañas huyendo de la tiranía, en el 'Laberinto del Fauno' de Guillermo del Toro, para contar una historia subyacente que no es exclusiva de Londres, sino de todas las grandes ciudades del mundo. Muchos prefieren no saber que existe este negocio y que la oferta del producto procede de los más desgraciados, mientras que la gran tajada se la lleva el intermediario, un delincuente legal que trabaja con la complicidad de amplios sectores de la población.



No hay comentarios:

Publicar un comentario