Páginas vistas en total

viernes, 23 de octubre de 2015

Black Mass. Estrictamente criminal.



p

Ficha técnica, sinopsis, críticas, trailer. (Pinchad aquí)


Comentario:

Como es habitual en algunos thrillers policiales que plantean la lucha de los agentes del orden contra el crimen organizado, se parte del desenlace, del cuerpo del delito encima de la mesa que inicia el proceso de reconstrucción de los hechos, generalmente en forma de flashbacks. La primera imagen, la que abre el film es un viejo magnetofón que va a convertirse en receptor de las confesiones de un testigo arrepentido,un tal Weeks, un miembro de la banda de James Whitey Bulger, acusado de extorsión, pertenencia a organización criminal, participación en delitos de sangre...; Depp desarrolla el papel de un personaje desconcertante de apariencia irreconocible, tras ser sometido a una profunda transformación que va a suprimir todos los rasgos que lo caracterizan como un joven rebelde e inadaptado, y lo presentan como un individuo vulgar, calvo, próximo a los familiares y compañeros que han compartido su infancia con él, su hermano y sus amigos, que como los protagonistas de Sleepers de Barry Levinson, van a seguir trayectorias muy diferentes: James 'White' Bulger (Jonny Depp) es el lider de un grupo mafioso, que lleva cargados a sus espaldas un montón de asesinatos; su hermano Nilly Bulger (Benedict Kumberbatch) se dedica a la política, y el amigo de ambos, John Connolly,(Joel Edgerton ), ocupa un cargo importante en el FBI. Pero, por encima de las enormes diferencias que los separan hay una fuerza superior que los une: la amistad cultivada desde la infancia y el sentimiento nacional irlandés.

Scott Cooper opta por una estructura clásica, por un guión dividido en los tres actos tradicionales, y una estética visual que evoca 'Malas calles' de Martin Scorsese (1973), un thriller policial tradicional que presenta en la primera parte a los personajes, incidiendo en el que encarna el papel protagonista, un hombre cruel, duro y pragmático para el que cuentan más sus intereses que el amor de su familia y el compromiso que adquiere por él su amigo Connolly, que convence a sus compañeros para que colaboren con el gángster en la liquidación de las bandas que operan en la ciudad, mediante la colaboración con el grupo de Bulger y los va situando en el contexto de la guerra entre las organizaciones criminales que operan en la ciudad de Boston, en especial la banda italiana de Angiulo. La incorporación de un nuevo testigo protegido pondrá a la policía sobre la pista de la pandilla de Hill del FBI y provocará la huida de Bulger. Un tratamiento del tiempo en bucle que va desentrañando una madeja que han tejido los intereses, pero también la solidaridad de los irlandeses afincados en Estados Unidos y las relaciones de cariño y amistad. Un film olvidable, dicen algunos; pues probablemente sí, ya que el desarrollo de la historia se hace lento por la reiteración de las situaciones y el espectador llega agotado a un final que se conoce desde el principio.

A pesar de todo, es un placer compartir unas horas con algunos actores que se han ganao el respeto del público, ya se llamen Kevin Bacon, Johnny Depp, Joel Edgerton, con otros más jóvenes como Benedict Kumberbatch, Peter Sarsgaard, entre otros. El film termina con un epílogo: En 1995, James Whitey· Bukger, (el mayor gángster de la historia de Estados Unidos) dejó Boston por última vez. Hay testimonios que lo sitúan por todo el planeta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario