Páginas vistas en total

lunes, 12 de octubre de 2015

Exorcismo en Connecticut. Peter Cornwell.



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Fichac técnica;

Título original: The Haunting in Connecticun.
País: Estados Unidos.
Año: 2009
Duración: 98 minutos.

Dirección: Peter Cornwell.
Guión: Adam Simon & Tim Metcalfe.
Casting: Eyde Belasco, c.s.a.; casting canadiense:  Jim Heber
Dirección de Fotografía: Adam Swica.
Música: Robert J.Kral.
Edición: Tom Elkins. Eric L.Beason, a.c.e.
Coordinador de especialistas: Rick SKene.
Director artístico: Edwqard Bonutto.
Decoradores del set: Steve Shewchuck y Craig Sandells.

Diseño de Vestuario: Meg McMillan.
Responsable de maquillaje: Doug Morrow.
Responsable de peluquería: Ediena Hawkes.

Productor: Paul Brooks, Andrew Trapani, Daniel Ferrands, Wendy Rhoads.
Co-productores: Brad Kessell, Jeff Levine.
Productores ejecutivos: Scott Niemeyer, Norm Waitt, Steve Whitney.
Diseño de producción: Alicia Keywan.
Compañías. Productoras: De APlaneta. Lionsgate  & Gold Circle Films e Integrated Films Production
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Virginia Madsen : Sara Campbell,
Kille Gallner: Matt Campbell,
Martin Donovan: Peter Campbell
Elias Koteas: ReverendoPopescu,
Amanda Crew: Wendy,
Sophy Knight: Mary,
Ty Wood: Billy Campbell,
Erik Berg: Jonah,
John Bluetner: Ramsei Aickman,
D.W.Brown: Mr. Sinclair.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Tras recibir la noticia de que su hijo Max tiene cáncer, Sarah y Peter trasladan a toda la familia a una imponente casa cercana a la clínica donde está siendo tratado, ignorando que esta casa de origen victoriano oculta un oscuro pasado como antigua funeraria, en la que se produjeron terribles acontecimientos. Poco después la familia comienza a presenciar violentos y extraños fenómenos, que asocian con el estrés provocado por la enfermedad, aunque acabarán dándose cuenta de que  se enfrentan a  oscuras y terroríficas fuerzas  de origen sobrenatural.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

Acierta plenamente Javier Ocaña cuando advierte que en ciertos filmes de terror "es mejor sugerir que mostrar y Exorcismo en Connecticut es uno de ellos. Por eso resulta imprescindible mantener una determinada imagen el tiempo justo, nunca más fotogramas de los debidos, como bien supo el Steven Spielberg de Tiburón, en cuyo montaje percibió que cuantos más segundos mostraba al predador, "menos parecía una fuerza de la naturaleza y más un trozo de plástico". Cornwell, sin embargo, no parece haber caído en la cuenta de lo ridículas que resultan sus apariciones espectrales del último tercio de una película hasta entonces digna, sostenida por la pesadumbre de la enfermedad y una atmósfera asfixiante." (El terror del cáncer.Diario 'El País', 7 de agosto de 2009).

Sin embargo, Desiré De Fez opina lo contrario: " (...) varios factores juegan a su favo: uno es un escenario atractivo, la vieja mansión en la que se instala la familia protagonista. El director sabe sacarle partido: le otorga una espesa atmósfera de terror y exprime su condición de residencia laberíntica y llena de celdas por descubrir. Otra de las bazas es la destreza de los guionistas para vincular el pasado y el presente de la casa. Las explicaciones sobre lo sucedido no siempre son claras, pero la conexión entre el adolescente protagonista y los antiguos moradores perturba. No obstante, lo más atractivo es el diseño de las secuencias fantásticas, con las muy inquietantes sesiones de espiritismo (y sus emanaciones de ectoplasma) como puntos álgidos." (Para Fans de los films de casas encantadas. Fotogramas).

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Cualquier historia que trate el tema de una enfermedad terminal o sin curación posible, de momento, como el cáncer,  que afecte a un joven, es de por sí lo suficientemente inquietante, y si además ubicamos a toda una familia en una casa encantada, cerca del hospital de referencia, que en otros tiempos fue una funeraria, combinamos dos ingredientes que debieran intensificar la tensión e cualquier historia de ficción que se cocine con estos condimentos tan excitantes. El problema del film no reside en el planteamiento discursivo sobre qué es peor si la tortura de un muerto que se niega a abandonar este mundo o la tormenta de un vivo que no quiere pasar a engrosar el mundo de los espíritus. El joven Kille Garner representa muy bien su papel y logra convencernos, sin melodrama, que se debate entre la vida y la muerte y es consciente de ello, eligiendo el sótano de la casa para instalar su habitación.

Donde el film hace aguas es en la construcción de un universo alternativo, sobrenatural y ficticio. Nada da miedo: ni las fotografías de los muertos (aterradoras en 'Los Otros' de Amenabar), ni en la historia de los párpados, ni en la apoteosis final. Un hecho que demuestra que no es tan fácil asustar y a la vez divertir, como lo hacen James Wan. Drew Goddard, Tobe Hopper, John Carpenter y otros, que saben cuando es más conveniente sugerir que mostrar, y administrar los tiempos de tal manera que los sustos sean efectivos. Lo más penoso es que Cornwell provoca indiferencia cuando quiere amedrentar y demuestra que realizar un buen film de terror no es tan fácil. Y ya no conmueve la advertencia de que la película está basada en un historia real, ocurrida el 19 de junio de 1987. en  la Casa de Aickman, cercana al Hospital de St. Mitchel", que ya nunca más fue objeto de presencias extrañas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario