Páginas vistas en total

miércoles, 18 de noviembre de 2015

22 Balas (El Inmortal). Richard Berry.




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: L'Immortel.
País: Francia.
Año: 2010.
Duración: 112 minutos.

Dirección: Richard Berry.
Guión: Laurence Couturier, basado en el libro 'L'Immortel' de Franz-Olivier Giesbert, publicado por Ediciones Flammarion 2007.
Puesta en escena y adaptación:Richard Berry, Matthieu Delaporte, Alezandre de la Patelliere.Diálogos: los mismos y Eric Assous.
Casting: Nicolas Ronchi.
Director de Fotografía: Thomas Hardmeier, a.f.c.
Música original: composición y arreglos de Klaus Badelt,
Montador: Camille Delamarre.
Ingeniero de sonido: Amaury de Nexon.
Jefe de decoración: Philippe Chiffre.


Diseño de Vestuario: Carine Sarfati.
Maquillaje: Didier Lozahic.

Producción: Pierre Ange Le Pogam.
Productor ejecutivo: Didier Hoarau
Director de producción: Frank Lebreton.
Compañías.Productoras: Digital Factory, Europa Corp, en coproducción con TF1 Films Production, ;arie  Counie Films SMTS con la participación de Canal +  et Cinecinema en colaboración con SOFICA EUROPACORP.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Intérpretes:

Jean Reno
Kad Merad
Jean Pîerre Darroussin
Marina Foix
Joeystarr
Richard Berry
Venantino Venantini: Padovano
Claude Gensak
Josephine Berry: Eva Mattei,
Max Baisete de Malglaive: Anatole Mattei,
Catherine Samei

Clan Mattei:

Moussa Maaskri: Karim,
Lucie Phan: Pat Nguyen,
Fani Kolarova: Christelle Mattei,
Jessica Forde: Clotilde,
Zahra Benalí: Mère Karim,
Benaissa Ahaquari: Père Karim,
Mélèze Bouzid: Nadia
Samir Djama: Nordine.

Clan Zacchia:

Luc Palun: Pascal Vasetto,
Martial Bezot: Frank Rabou,
Guillaume Gouix: Le Morvelous,
Daniel Lundh: Malek Telaa,
Gabriella Wright: Yasmina,
Carlo Brnadt: José Fontarosa,
...


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:

Un antiguo miembro de la mafia que lleva tres años  retirado, viviendo una plácida vida dedicada a su mujer y a sus hijos es atacado una mañana por unos hombres y dado por muerto después de recibir 22 balas. Sobrevivirá milagrosamente y buscará a Tony Zacchia, el único hombre capaz de matarle. Tony ha cometido solo un error, fallar en su intento.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Richard Berry es un actor nacido en París en 1950, que ha intervenido en más de cien películas, un emblema del cine polar francés que, sin embargo, como guionista y director no ha realizado un trabajo sobresaliente en ninguna de las actividades técnicas o artísticas que ha realizado para la industria cinematográfica. El Inmortal es un film correcto, convencional en el fondo y en la forma, con un subtexto claro: quien ha dedicado su vida al crimen organizado en cualquiera de sus formas, ya sea terrorismo político, bandas mafiosas de contrabando ilegal de armas, alcohol, droga o cualquier otra sustancia prohibida que alcanza un alto precio en el mercado negro, nunca jamás podrá caminar despreocupado sin volver de tanto en tanto la cabeza para descubrir si lo acecha un fantasma del pasado, una paranoia profesional que representó como nadie Steven Spielberg en 'Munich', cuyo protagonista, un agente del Mossad no cerraba los ojos para dormir sin mirar debajo de la cama, apuntalar una puerta con una silla o examinar el armario, consciente de que debía mantener esta rutina durante el resto de su vida. Otro valor que incorpora el film, una subtrama de gran importancia, es la defensa de la familia, el amor fraternal que mueve montañas para evitar el daño a cualquiera de sus miembros y que devolverá su actividad febril a un hombre que había sobrevivido a 22 balas.

"No hay jubilación posible para un capomafia.", -dice Fernando López -, " Este Charly Mattei en el que Jean Reno se mueve tan a sus anchas como puede esperarse de un actor familiarizado con el género, no ha sabido reconocerlo. Por amor a la familia, quiso dar un paso al costado, abandonar el delito, arreglar las cuentas con sus socios y volver a casa, a disfrutar de los placeres sencillos. Por ejemplo, llevar a su hijo a la escuela, con Puccini a todo volumen en la radio del auto y el luminoso paisaje mediterráneo desfilando frente a sus ojos (...) como director no les tiene miedo a los clichés, que ama la ampulosidad (verbal, visual y musical), que su fórmula consiste en acumular efectos, como si una seguidilla constante de impactos le garantizara la atención del espectador, y que ha visto muchos films de mafiosos. (Cadena de venganzas en un thriller marsellés. La Nación, Argentina.).

Las escenas de violencia que inundan el film han provocado la reacción de todos aquellos que piensan que no está justificada ni siquiera por un ejercicio de estilo o por otros motivos estéticos. Horacio Bernades se lamenta de que  Richard Berry "se las arregla para combinar el buenismo catequista con un feísmo de torturas, sangre chorreando, cirugías y agujeros de balas en planos de detalle, todo convenientemente espectacularizado con mucho montaje paralelo, planos rápidos y entrecortados, disparos en ralentí y matones de anteojos negros (...) Una curiosidad es la presencia de Kad Merad (protagonista de Bienvenidos al país de la locura y el comediante más exitoso del cine francés de hoy) como 'malo tartamudo' y con trastornos obsesivos-compulsivos. La otra, el cruce de etnias (corsos,árabes, judíos, una policía asiática), que convierte a El Inmortal en una versión de  El profeta, que en lugar de referir por extensión a la Francia actual tira todas esas etnias a la mesa y no sabe qué hacer con ellas." ( Un asesino bien derecho y humano. Página 12. Argentina).


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario