Páginas vistas en total

Adsense




domingo, 20 de diciembre de 2015

Giallo. Dario Argento.





Ficha técnica:

Título original: Giallo.
País: Italia/Estados Unidos/España/Reino Unido.
Año: 2009. Copyright 208, todos los derechos reservados para Giallo Production Limited.
Duración: 89 minutos.

Dirección: Darío Argento,
Guión: Jim Agnew, Sean Keller, Dario Argento
Casting: Morgan Bianco.
Dirección de Fotografía: Frederic Fasano.
Música: Marco Werba.
Edición: Roberto Silvi.
Dirección de arte: Gian Pietro D'Acqui, Leonie Hey-Cerchio, Paolo Nanni, Andrea Pitet, Giuseppe Proia, Davide De Stefano, Morena Trevisiol y Marco Viarigi.
Puesta en escena: Davide Bassan.
Departamento de sonido; Hidefumi Aoki, Miriam Coli, Marco Lazzaro...
Efectos visuales y especiales: David Bracci, Sergio Stivaltti, Chris  Ervin y Michael Mintz.

Diseño de Vestuario: Stefania Svizzeretto.
Responsable de maquillaje: Gianarlo del Brocco y Silvio Stivaletti.
Responsable de peluquería: Mauro Tamagnini.; estilista: Romina Ronzani.

Productores: Rafael Primorac, Richard del Castro, Adrien Brody.
Productores asociados: Aitana De Val. John S.Hicks.
Productor ejecutivo:  Donald A. Barton, Claudio Argento. David Milner, Luis de Val, Oscar Generale, Davide Bassan, Martin MacCourt, Lisa Lambert.Nesim Hason, Billy Dietrich, Patrice Eberle,
Dirección de producción: Giorgo Turletti, Daniel Voltz.
Diseño de producción: Davide Bassan.
Compañías. Productoras: Hannibal Pictures presenta una producción de Giallo Productions Limited, en asociación con  Opera Films y Media Films. Realizado encolaboración con la Film Comission Torino Piemonte. y el apoyo de la ciudad de Turin.



Intérpretes:

Adrien Brody: Inspector Enzo Avolfi,
Emmanuelle Seigner: Linda Jefferson,
Elsa Pataki: Celine Jefferson,
Robert Miano: Inspector Mori,
Byron Deidra:  Giallo,
Daniela Fazzolari: Sophia,
Valentina Izumi Cocco: Keiko,
Taiyo Yamanouchi: Toshi,
Giuseppe Lo Console: Butcher,
Nicoló Morselli: Enzo Avolfi niño,
Cristiana Mafucci: Violetta,
Silvia Spross: Víctima rusa,
Andrea Redavid: Policía.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Un asesino en serie al que llaman 'amarillo', (curiosamente el nombre con el que se designa al género en el que Dario Argento es un maestro), porque tiene una afección del hígado que le provoca ictericia, secuestra a una modelo, Celine Jefferson (Elsa Pataki), el mismo día que llega a la ciudad su hermana, Linda Jefferson (Emmanuelle Seigner), que colaborará estrechamente con un policía de oscuro pasado, Enzo Avolfi, interpretado por Adrien Brody.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:


Dario Argento reaparece estos días en las parrillas de las televisiones privadas con un film cuyo título evoca el género que practicó con maestría en películas como Profondo Rosso, del que la cinta toma su nombre. Giallo es un triste remedo del cine que hizo célebre a su autor y lo aleja de lo que fue el género de terror italiano en sus épocas de esplendor y no sólo por el discurso y la forma sin complejos, desmedida y alocada que lo caracterizaba, sino por una puesta en escena que daba carácter a un estilo propio y a la que dotaba de un color especial y unas texturas turbadoras e inquietantes que no sólo huían de la realidad hacia terrenos que también han pisado directores como David Lynch, con espacios iluminados con luces artificiosas que  creaban ambientes surrealistas y a ratos naïf  a los que dotaba de magia una música singular y única. El paso del tiempo no sólo parece haber agotado sus recursos por falta de financiación, sino incluso su capacidad de crear historias atractivas en las que el crimen era el colofón de un argumento seductor y fascinante.

Como en Profondo Rosso (1975) el thriller que realiza más de treinta años antes tiene un trasfondo psiquiátrico, muy influenciado por  Blow-Up (1966) de Michelangelo Antonioni,  eligiendo incluso el mismo actor para el papel protagonista: David Hemmings. Ambos personajes se mueven por la fascinación del crimen y el deseo de descubrir al autor. Dario Argento se plagia a sí mismo y hace representar dos papeles, el del asesino en serie y el del policía que lucha por descubrirlo, que tiene un pasado oscuro, a Adrien Brody, pero en el desarrollo del tema pierde todo el encanto que tenían sus antiguas películas y se acerca a series asiáticas con imágenes de torture porno, como 'Guinea Pig' que resultan por momentos insoportables.

Sus personajes son seres aparentemente frágiles,- recordemos al ciego interpretado por Karl Manden en 'El gato de las 9 colas' (1971) -,  que se mueven en ambientes vacíos y actúan en solitario, aunque 'Giallo'  es un film  mucho más sangriento y con imágenes más duras, si bien el autor no ha perdido el estilo y el encanto de sus anteriores películas, debilitando las características del género, que son incapaces de  evitar unos actores que apenas pueden hacer otra cosa que salvar la representación de un mal sueño, de la pesadilla que generan los episodios de acoso escolar por cualquier circunstancia tratados de la forma más chapucera, pues es difícil buscar connotaciones a la historia que se cuenta: un niño tiene ictericia, los compañeros lo discriminan y las monjas lo maltratan. Todos lo llaman amarillo, que evoca tanto al color de su piel, como al género de los cuchillos o el de los asesinos de las ficciones asiáticas. La caracterización del asesino es deplorable y la ambientación en un antiguo depósito de gas no convence.




No hay comentarios:

Publicar un comentario